Tres de cada cuatro universitarios ven con incertidumbre e inseguridad su futuro laboral

NOTICIAS.UNIVERSIA.ES-16/04/2011

La incertidumbre, la inseguridad, la inestabilidad y la desconfianza son términos que los universitarios vinculan, mayoritariamente, a su futuro laboral, aunque también la mayor parte de ellos lo asocia a su desarrollo personal y con nuevas oportunidades.

Los más optimistas al respecto son los estudiantes del área de Salud, con gran diferencia respecto de los de Experimentales, Sociales y Jurídicas y, en menor medida, los de Humanidades. Los estudiantes universitarios creen, asimismo, que los estudios y la formación, saber idiomas, y aprobar oposiciones a la administración, son factores que les pueden garantizar su futuro laboral. Casi al mismo nivel sitúan el manejo de las nuevas tecnologías.

Estos son algunos de los resultados del segundo Barómetro Universidad-Sociedad, efectuado por el Consejo Social de la Universidad Complutense de Madrid entre 1.200 estudiantes. La encuesta ha sido realizada en el actual curso académico 2010/2011, y en ella los universitarios también afirman que el mercado laboral en España no es flexible ni permite la movilidad geográfica o de empleos y empresas (76,2%), no fomenta la contratación ni el empleo (90%), no favorece el mérito ni la capacidad (86,2%), y que necesita una reforma en profundidad (85,6%).

Los estudiantes encuestados han mostrado una opinión muy desfavorable acerca del papel innovador e investigador de los empresarios españoles (poco, para el 59%), su capacidad de crear trabajo y riqueza (poco o nulo, según el 53,3%), o su capacidad para potenciar el desarrollo económico y social de España (48%, poco o nada, frente a un 48,7% que opina que es bastante o mucho). Otro 51% opina que no tienen adecuada formación como empresarios, y el 58,6% duda de su iniciativa y capacidad de riesgo. No salen mejor valorados los sindicatos, pues no defienden los derechos de los trabajadores según el 70%, no colaboran en la consolidación del Estado del Bienestar (73,2%), ni están adaptados a la realidad social actual, según el 86% de los universitarios.

No ha mejorado en un año la opinión de los estudiantes universitarios acerca de la calidad del sistema educativo español, pues poco más del 2% cree que es buena, mientras que un 37,3% la califica de mala y otro 60% de regular (en el primer Barómetro Universidad-Sociedad 2010, era prácticamente el mismo porcentaje). En relación con la Universidad donde estudian, un 13,4% de los encuestados cree que ésta es buena; otro 70%, que es regular, y el 16 restante la califica como mala.

Mejora en algunos aspectos la opinión de los universitarios respecto del proceso de Convergencia Europea de la Educación Superior (conocido como Acuerdos de Bolonia). Así, el 74% de los encuestados opina que las enseñanzas tienen un enfoque más práctico, la reforma fomenta el trabajo en equipo (el 67%), potencia la participación del alumno en clase (64%), y acerca la Universidad y la Empresa (el 71%). Los universitarios creen, en un 86%, que los nuevos planes de estudio han aumentado el trabajo fuera del aula.

Con las reformas derivadas de dicho proceso, las universidades serán más competitivas según el 48,6% de los encuestados, y se va a producir un acercamiento entre la Universidad y la Empresa (71%). Por el contrario, se mantienen, en relación con el año pasado, las dudas acerca de si dicho proceso de Convergencia abre más oportunidades para el empleo, pues el 40,5% entiende que sí, pero otro 50,1% cree que influirá poco o nada en su futuro laboral.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies