Mujeres en Igualdad ratifica su compromiso contra la mutilación genital femenina #NiUnaMás

Ayer se inauguró nuestra exposición itinerante en la Subdelegación del Gobierno de Tarragona
6/02/2018

«Con la dignidad, la salud y el bienestar de millones de niñas en juego, no hay tiempo que perder. Unidos, podemos y debemos poner fin a esta práctica nociva»

António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas

 

 

 

Hoy, 6 de febrero, es el Día Internacional de Tolerancia Cero con la mutilación genital femeninaLa celebración de esta jornada también forma parte de la «Iniciativa Spotlight», un proyecto conjunto de las Naciones Unidas y la Unión Europea para eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y la niñas. El nombre nos recuerda que, a menudo, la violencia tiene lugar en la oscuridad, se niega o se oculta y no puede sobrevivir a plena luz. En concreto, se ocupa de la violencia sexual y de género, que incluye la mutilación genital femenina en el África subsahariana.

La mutilación genital femenina (MGF) comprende todos los procedimientos consistentes en alterar o dañar los órganos genitales femeninos por razones que nada tienen que ver con decisiones médicas, y es reconocida internacionalmente como una violación de los derechos humanos de las mujeres y niñas.

Refleja una desigualdad entre los sexos muy arraigada y constituye una forma extrema de discriminación contra mujeres y niñas. La práctica viola sus derechos a la salud, la seguridad y la integridad física, el derecho a no ser sometidas a torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes, y el derecho a la vida en los casos en que el procedimiento acaba produciendo la muerte.

 

 

SABÍAS QUE...

  • A nivel mundial, se calcula que hay al menos 200 millones de niñas y mujeres mutiladas.
  • En la actualidad, cada año se le mutilan los genitales a tres millones de niñas.
  • 44 millones de niñas menores de 14 años han sufrido la ablación, principalmente en Gambia (un 56%), Mauritania (54%) e Indonesia, donde alrededor de la mitad de las niñas de 11 años han padecido esta práctica.
  • Los países con la prevalencia más alta entre mujeres y niñas entre 15 y 49 años son Somalia (58%), Guinea (97%) y Djibouti (93%).
  • Si la tendencia actual continúa, para 2030 aproximadamente 86 millones de niñas en todo el mundo sufrirán algún tipo de mutilación genital.
  • La mutilación genital femenina se practica en niñas en algún momento de sus vidas entre la infancia y la adolescencia.
  • Es causa de hemorragias graves y otros problemas de salud tales como quistes, infecciones e infertilidad, así como complicaciones en el parto y un mayor riesgo de muerte de recién nacidos.

 

Asha: un relato de superación

El pasado noviembre se presentó en Madrid la obra Mujer, todos somos una, de Francisco Magallón, reportero gráfico infatigable de TVE que ha reunido a 44 representantes de la vida cultural española para dar voz a quienes no la tienen: a mujeres y niñas que se enfrentan cada día a situaciones de discriminación, desigualdad, exclusión, violencia e, incluso, a la muerte por razón de género en el siglo XXI. Cada una de estas 44 personas ha escrito un relato inspirado en un retrato femenino de Magallón. 

En la presentación intervino Asha Ismail, de la ONG Save a Girl, save a generation

 

Asha es una heroína que está cambiando la vida de muchas mujeres. Su relato fue estremecedor, pero necesario para conocer el alcance de una práctica tan cruel y machista como la mutilación genital femenina. Ella la sufrió cuando apenas  tenía 5 años. El día anterior estaba nerviosa, feliz, como "si fueran a llegar los Reyes Magos o Papá Noel porque me dijeron que algo precioso me iba a ocurrir", asegura. "Mañana te vamos a purificar", añadieron.

La mutilación se practicó en la cocina de su abuela, donde habían cavado un agujero en el suelo. Le metieron un pañuelo en la boca para que no gritara "porque una mujer no debe llorar". Sin anestesia ni médico fue sometida a lo que se conoce como una infibulación (estrechamiento de la abertura vaginal, que se sella cortando y recolocando los labios menores o mayores, a veces cosiéndolos).

"Estaba deseando que acabaran para que me dejara de doler", añadió. Tras unas horas fue conducida a otra habitación, atada desde los pies hasta la cintura, para que se curase. Asha pensó entonces que la pesadilla había acabado, pero en realidad "acababa de empezar". "A partir de ahí -destacó- tú no eres tú".

Otro episodio especialmente duro fue su noche de bodas. Asha ha reconocido que algunas niñas han llegado a prenderse fuego ese día.

“Es la peor noche que puede pasar cualquier mujer”. Y ella quedó embarazada ese mismo día. La herida volvió a cerrarse.

Durante nueve meses, Asha solo pedía que fuese un niño y no una niña para que no tuviera que pasar por lo mismo. 

Finalmente nació una niña que hoy tiene 28 años y dos hijas. Ese fue un punto de inflexión para Asha, que decidió "hacer todo lo posible para protegerla". Ahora dirige una organización que lucha contra la ablación, el matrimonio forzoso y cualquier otro abuso hacia las niñas y las mujeres. 

No culpa a su madre. Esas madres y esas abuelas "lo hacían por amor, para evitar que no encajaras en la comunidad o que no tuvieras la oportunidad de casarte", afirma. 

 

Exposiciones organizadas por Mujeres en Igualdad

El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, inauguró ayer  nuestra exposición "Erradiquemos la mutilación genital femenina", en la sede de la Subdelegación del Gobierno en Tarragona. Acompañado del subdelegado del Gobierno, Jordi Sierra, Enric Millo exigió "tolerancia cero" con una práctica que "reúne dos de las grandes discriminaciones del siglo XXI: ser mujer y ser niña".

La mutilación genital femenina, denunció el delegado del Gobierno, "es el reflejo de una de las lacras que tenemos la obligación de combatir, porque es una violación de los derechos humanos, un reflejo de la desigualdad entre mujeres y hombres, viola los derechos a la salud, a la seguridad y a la integridad física, el derecho a no ser sometida a torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes, y el derecho a la vida en los casos en que el procedimiento acaba produciendo la muerte ".

Enric Millo resaltó que, según estudios recientes, 17.000 niñas corren riesgo, en España, de ser víctimas de mutilación genital, "y es por eso que el Gobierno impulsa desde hace tiempo medidas y acciones necesarias no sólo para perseguir esta práctica especialmente nociva para la salud física, psicológica, sexual y reproductiva de las mujeres y las niñas, sino también para prevenir y atender a quien la padece".

 

Modificaciones en el Código Penal

Por ejemplo, el Ejecutivo ha modificado el Código Penal para introducir una circunstancia agravante por razón de género aplicable al delito de mutilación genital femenina -que implica un mayor rigor de la sanción penal y una mejora de la protección penal de mujeres y niñas- y ha promulgado una nueva ley de protección a la Infancia, donde se incluye la protección de los menores contra cualquier forma de violencia, incluida la mutilación genital femenina.

El Gobierno de España ha aprobado, entre otras iniciativas, el "Protocolo común de actuación sanitaria ante la mutilación genital femenina en el Sistema Nacional de Salud", que pretende mejorar la salud de las mujeres y las niñas que ya han sufrido esta práctica, y prevenir la mutilación genital femenina en niñas y jóvenes que corren el riesgo de ser sometidas a la misma, y ​​ha centrado buena parte de los esfuerzos de la Cooperación española a financiar el Programa Conjunto de UNICEF y el Fondo Mundial de Población contra la mutilación genital femenina.

La muestra está compuesta por 35 ilustraciones finalistas del concurso "Campaña de Erradicación de la Mutilación Genital Femenina" y permanecerá abierta del 5 al 24 de febrero, de 11:00 a 17:00 horas de lunes a viernes, y de 10:00 a 13:30 horas los sábados.

   

 

EXPOSICIONES 2018

Programa KALI

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.