´Los celos son el primer síntoma´

LAOPINIONCORUNA.ES-03/11/2009-ANA RAMIL

Trabajadores sociales de A Coruña resaltan que los signos para detectar que un hombre será violento comienzan en la adolescencia

El machismo sigue presente en la sociedad española y para comprobarlo basta con echar un vistazo a las nuevas generaciones, quienes mantienen y aceptan los roles que por tradición se les asigna al hombre y la mujer. Este es el argumento que ofrece la trabajadora social del Centro Multidisciplinar de Apoyo a la Mujer de A Coruña, Belén López, a la hora de buscar la razón para que tres de cada diez víctimas de maltrato en Galicia no superen los 30 años.

"Los primeros síntomas de que un hombre va a ser violento comienzan en la adolescencia. Aún hay muchas chicas que creen que el hecho de que su novio sea celoso o la llame todo el rato es sinónimo de que la quiere mucho", señala López, quien añade: "Es justamente lo contrario. Es el primer paso de un control que luego afectará a la ropa que lleva, a sus amistades y que, con el tiempo, puede terminar en agresión".

Para los expertos coruñeses el problema de base está en la educación que reciben los jóvenes. "Habría que educarlos más en la igualdad pero también debería cambiar la sociedad", señala López. "El machismo no se ha terminado, ha cambiado de discurso. Ahora se esconde bajo frases como es que las mujeres lo queréis todo o la mayoría de las denuncias son falsas", añade.

Sobre cuándo alguien decide denunciar los malos tratos, desde este centro coruñés señalan que hay una teoría que afirma que desde que una mujer comienza a sufrir este tipo de violencia y hasta que se anima a denunciar pasan una media de 10 años, algo que justificaría que una de cada diez maltratadas gallegas llevase más de dos décadas con su agresor. "El ciclo se inicia con malos tratos psicológicos, luego llegan las agresiones, el hombre se arrepiente y hay un periodo tranquilo en el que la mujer perdona hasta que vuelve la violencia. Entre una fase y otra pasan muchos años", indica esta trabajadora social coruñesa, que anima a cualquier víctima de violencia de género a denunciar su situación.

A la hora de definir el perfil de maltratada, Belén López coincide con las estadísticas al asegurar que es un problema que afecta a cualquier estatus social y a personas con o sin estudios. "Lo único que cambia es que una persona con más formación conoce y puede utilizar mejor las posibilidades a su alcance (psicólogos, abogados, trámites legales...)", señala López. En el caso de este centro, el 95% de usuarios tienen pocos recursos.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies