Las agresiones machistas ganan terreno entre las parejas adolescentes

LAOPINIONDEMURCIA.ES-24/10/2011-V.GALINDO

El número de llamadas relacionadas con violencia de género en el entorno familiar o contra adolescentes se ha duplicado en 2010

La Fundación Anar ha detectado un preocupante «surgimiento de la violencia de género sobre mujeres adolescentes ejercida por sus novios o parejas sentimentales».

Así lo demuestra el hecho de que, de las 162.671 llamadas recibidas en el teléfono de ayuda a niños y adolescentes durante 2010, en el 85 por ciento se hizo referencia a violencia de género en el entorno familiar, mientras que en un 15 por ciento restante se trató de violencia de género contra una adolescente.

«Estas situaciones de violencia son difíciles de identificar por las adolescentes, pues la sociedad no facilita la discriminación de estas situaciones de la violencia», señalan desde la Fundación.

«Observamos con preocupación que la violencia de género -máximo exponente de las relaciones de desigualdad y dominio de los hombres frente a las mujeres- es un problema emergente en el teléfono Anar, ya que el número de casos detectados en 2010 duplica los que atendimos el año precedente», cita el estudio. Además, la Fundación ha detectado «que a los chicos les cuesta pedir ayuda (28,1% de las llamadas), aunque los problemas se dan por igual en ambos sexos, como se demuestra en el Teléfono del Adulto y la Familia (53% de chicas, frente al 45% de chicos)».

Esto nos lleva a la conclusión, añaden desde Anar, «de que estamos en una sociedad todavía machista, donde la educación de los chicos les enseña a ser agresivos con las chicas y, por otra parte, en relación a ellos mismos, a no mostrar sus emociones y sufrimiento».

Un ejemplo muy grave en Lorquí
Uno de los casos más graves registrados en la Región relacionados con violencia de género entre adolescentes tuvo lugar este mismo año, en la localidad de Lorquí. Una menor de 15 años resultó gravemente herida al ser golpeada por otro adolescente, de 16, con una plancha de asar.

Los hechos tuvieron lugar a principios de año y por los mismos el adolescente fue condenado a 7 años y 6 meses de internamiento en régimen cerrado, seguido de cuatro años de libertad vigilada. Además se condenó a éste y a sus padres a indemnizar a la menor, que sufrió lesiones cerebrales «de carácter muy grave», a una cantidad que podría rondar el millón de euros, valorando los daños y perjuicios causados y atendiendo, en todo caso, a los días de ingreso hospitalario, las secuelas, el daño moral, la necesidad de ayuda de otra persona para realizar actividades esenciales, la adecuación de la vivienda y el perjuicio moral familiar. En el informe del juzgado se declara probado que el 10 de enero, el joven de 16 años concertó con la chica una cita en un trastero del edificio donde vivía «y tras comenzar una discusión con la misma, cogió una plancha de asar que se encontraba en el lugar, y con intención de causarle la muerte, le propinó un número no concretado de golpes, entre tres y cinco, en la cabeza».

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies