La fiscal delegada de Menores: 'Las penas no tienen que ser duras, sino eficaces'

ELMUNDO.ES-16/10/2011-(eFE)BALEARES
  • El 'desconocimiento' de la Ley lleva a la gente a pedir su endurecimiento
  • En 2010 gestionaron 4.283 delitos cometidos por jóvenes de entre 14 y 18 años
  • El aumento de las causas de menores abusados en los últimos años 

La fiscal delegada de Menores de Baleares, Rosario García, no es partidaria de aumentar las penas a los jóvenes infractores, sino de conseguir que sean eficaces aplicándolas de forma individualizada y con recursos suficientes.

En una entrevista a la Agencia Efe, García puntualiza que a los menores no se les aplica el concepto de pena, como a los adultos, sino las llamadas medidas, que pueden consistir hasta en el internamiento en un centro.

Estas medidas se adaptan a cada uno en función de su evolución, por lo que se pueden endurecer en el caso de que sea negativa, o bien reducir, acortar o incluso darla por cumplida de mejorar sus circunstancias.

"Es absurdo hablar de medidas más duras o más blandas", asegura García, que criticael "desconocimiento" actual de la Ley del Menor que lleva a la gente a pedir su endurecimiento cuando saltan a la luz sonados casos de adolescentes infractores.

Programas de desarrollo sano

Para la coordinadora del equipo de seis fiscales de Menores de Baleares, lo que hay que poner en marcha son más programas para conseguir el desarrollo sano de estos menores y aplicar medidas como la de la libertad vigilada, por la que pueden acudir al colegio y que se ha demostrado eficaz.

En el caso de los menores infractores y de los menores en desamparo -en ambos participa la Fiscalía-, un factor crucial es el tiempo de reacción, ya que se trata de personas en pleno desarrollo.

Por eso, explica García, la Fiscalía intenta que los juicios se celebren, como mucho, en cuestión de meses, y que los menores desprotegidos sean atendidos cuanto antes.

Aunque la situación en Baleares no es de colapso, para tramitar rápido los asuntos, indica la fiscal, haría falta más personal, tanto técnico como jurídico, que ayudara en la labor de las aproximadamente 30 personas que trabajan en la sección de Menores.

Este equipo está constituido por doce personas divididas en cuatro grupos técnicos de educadores, trabajadores sociales y psicólogos; seis fiscales con sus correspondientes funcionarios, y tres policías nacionales especializados en menores.

Delincuencia juvenil y nuevas tecnologías

En 2010, el último año del que hay datos, la jurisdicción de menores de Baleares gestionó 4.283 delitos cometidos por jóvenes de entre 14 y 18 años, de los cuales 621 fueron por robos o hurtos, 104 por agresiones o abusos sexuales, 43 por violencia de género y 9 por intentos de homicidio o asesinato.

Ello llevó a imponer 469 medidas de libertad vigilada, 364 de prestaciones en beneficio de la comunidad, 126 internamientos de menores en régimen semiabierto y tan solo 8 en régimen cerrado.

En referencia a estas infracciones, García destaca que durante los últimos años han aparecido nuevos delitos cometidos por menores y que otros han aumentado.

El primer caso es el de los delitos consecuencia del uso de las nuevas tecnologías, que suelen ser de coacciones, amenazas o incluso contra la libertad sexual.

Los adolescentes los suelen realizar mediante las redes sociales y usando dispositivos de captación de imágenes o vídeos, con los que chantajean y coaccionan a sus víctimas.

En el segundo caso, la fiscal pone el ejemplo de la violencia doméstica, que a su juicio ha aumentado en los últimos años como consecuencia, entre otras cosas, de cambios culturales debidos al fenómeno de la inmigración.

Así, si un menor es testigo de comportamientos de violencia de género en casa y luego hay una separación, cosa que ahora ocurre más que antes, luego tiende a reproducir el comportamiento del padre con su madre, afirma la fiscal.

Protección contra abusos y malos tratos

La Fiscalía también participa en losprocesos de protección de menores en desamparo, de los que se encargan los consells insulares, y en 2010 asistió en 347 casos relacionados con menores maltratados, abusados, acogidos y adoptados, etcétera.

Llama la atención, afirma García, el aumento de las causas de menores abusados en los últimos años, un fenómeno que explica por el incremento de las denuncias, donde sin embargo hay aún camino por recorrer.

"Hay más de lo que nos pensamos", advierte sobre estos menores abusados, y por ello hace un llamamiento a los profesionales como docentes o médicos a que no tengan miedo a denunciar si tienen sospechas.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies