La crisis del Covid-19 compromete los avances europeos en igualdad de género

España ocupa el octavo puesto de una clasificación elaborada por el Instituto Europeo de Igualdad de Género que lidera Suecia
31/10/2020

indice igualdad de genero europeo

 

Al ritmo actual de progreso, la Unión Europea se encuentra a 60 años, al menos, de alcanzar la igualdad de género real y efectiva. Esto es, habrá que esperar a 2080, y eso en el mejor de los escenarios, porque la crisis sanitaria y económica del Covid-19 compromete muchos de los avances. Con una puntuación de 67,9 sobre 100, el último Índice de Igualdad de Género del Instituto Europeo para la Igualdad de Género (EIGE) muestra que apenas está mejorando en medio punto cada año. Mide las brechas existentes en seis ámbitos básicos: empleo, dinero, conocimiento, tiempo, poder y salud.

Suecia (83,8 puntos), Dinamarca y Francia mantienen sus primeros puestos y los países que más posiciones han adelantado son Italia, Luxemburgo y Malta, cada uno cerca de 10 puntos desde 2010. Grecia, Hungría y Rumanía son los menos igualitarios. España está en octavo lugar, superando la media, con 72 puntos. En nuestro caso, las puntuaciones más altas las vemos en los ámbitos de salud (90,1 puntos) y dinero (77,8).

Las desigualdades de género más pronunciadas se dan en el uso del tiempo (64 puntos) y conocimiento (67,6 puntos), aunque esta última es una de las puntuaciones más altas de todos los países (sexto lugar). Además, las mujeres siguen ganando menos que los hombres, a pesar del aumento general de los ingresos. También ha aumentado ligeramente el riesgo de pobreza tanto para mujeres como para hombres.

La buena noticia es que la brecha de género en las actividades de cuidados ha disminuido en España. El porcentaje de mujeres con responsabilidades de cuidados ha bajado mientras que el porcentaje de hombres ha aumentado ligeramente. 

“Hemos visto pequeños y constantes avances año tras año, pero esta vez tenemos un motivo de preocupación. La pandemia de coronavirus representa una seria amenaza para el progreso de la igualdad de género que no podemos permitirnos. Más que nunca, quienes formulan las políticas deberán utilizar los resultados de nuestro índice para diseñar soluciones inclusivas que promuevan la igualdad de género en nuestra sociedad, tanto durante la pandemia como después”, subrayó en la presentación Carlien Scheele, directora del EIGE.

“La igualdad de género debe buscarse en todos los ámbitos de la vida para que toda la ciudadanía europea, independientemente de su género, alcance su máximo potencial. Este Índice es una herramienta crucial. Todavía queda un largo camino por recorrer en muchos aspectos, especialmente en el mundo digital. Dado que nuestro presente y futuro son cada vez más digitales, debemos asegurarnos de que las mujeres y las niñas ocupen una parte justa de este sector y se las aliente a contribuir a su crecimiento. La Estrategia de Igualdad de Género de la UE, adoptada este año, establece acciones clave para los próximos cinco años y debemos llevarla a cabo y aplicarla plenamente para garantizar que las mujeres y los hombres puedan ser libres, prosperar y liderar, añadió la comisaria de Igualdad Helena Dalli.  

El informe, de 182 páginas, se presentó el 29 de octubre por videoconferencia en el marco de la primera Semana Europea de la Igualdad. Está elaborado con datos de 2018, previos a la pandemia, aunque incluye ya un primer diagnóstico de cómo la crisis sanitaria mundial está afectando a las mujeres. 

La mejora de la igualdad de género en la toma de decisiones es el principal motor del progreso en la UE. Mide la participación de mujeres y hombres en las áreas de política, economía, medios de comunicación, investigación y deportes.

Las mejoras han sido más relevantes en el sector privado, en gran parte debido al mayor equilibrio de género en los consejos de administración de las empresas. Bélgica, Dinamarca, Alemania, Italia, los Países Bajos, Finlandia, Suecia y el Reino Unido cuentan con casi un tercio de las mujeres en los consejos de administración. Francia es el único país que tiene más del 40%. Si bien estos países han ayudado a mejorar la puntuación en este dominio, la tasa pronto disminuirá a menos que otros países comiencen a ponerse al día.

Uno de los mayores problemas que frena la igualdad de género es la segregación en la educación y el trabajo. Esto significa una concentración de mujeres u hombres en determinadas materias o trabajos. A pesar de los esfuerzos para abordar este problema, como las iniciativas especiales para alentar a las mujeres a estudiar ciencias, ingeniería o TIC, la segregación ha aumentado desde 2010. En la UE, solo dos de cada diez trabajos relacionados con las TIC están ocupados por mujeres. En los cuidados, hay una escasez de hombres. Además, apenas representan el 15% en enfermería, partería y atención personal en los servicios de salud.

 

El mundo digital y el futuro del trabajo

El Índice de este año se ha centrado especialmente en los efectos de la digitalización en la vida laboral.  Analiza la aparición de nuevos tipos de trabajos organizados a través de aplicaciones online, incluidos los servicios de transporte, entrega de alimentos, desarrollo de software, traducción o servicios de limpieza del hogar. También examina las consecuencias más amplias para la igualdad de género, desde el aumento de la ciberviolencia contra mujeres y niñas hasta el sesgo de género en la inteligencia artificial. También analiza si las soluciones tecnológicas contribuyen a un reparto más uniforme de los cuidados en el hogar.

Las conclusiones son que las mujeres corren un riesgo ligeramente mayor de ser reemplazadas en sus trabajos por robots y están subrepresentadas en el desarrollo de inteligencia artificial, nuevas empresas digitales y productos de alta tecnología como naves espaciales, fibras ópticas, láseres y microchips. En general, los hombres dominan el desarrollo de nuevas tecnologías en la UE.

Curiosamente, destaca el estudio, la expansión del trabajo organizado a través de plataformas online está reproduciendo las desigualdades de género tradicionales, como la brecha salarial de género y la segregación de género. Por ejemplo, es más probable que los hombres trabajen en el desarrollo de software mientras que las mujeres lo hagan en servicios de traducción online o servicios domésticos.

Esta es la situación en España

 

¿CÓMO ES TU VIDA SI ERES UNA MUJER QUE VIVE EN ESPAÑA?

 

 

yes CONSULTA EL INFORME

 

t
Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: prensa@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.