La condena de una mujer a ser violada en grupo, Garrote de Oro 2014

Un juzgado de Almería, premio del público en unos galardones sobre los derechos de las mujeres
26 de junio de 2014

La decisión adoptada por un Consejo Tribal de la India, que condenó a una mujer de 20 años a una violación colectiva por haber mantenido una relación con un hombre de otra comunidad, ha sido seleccionada como Garrote de Oro, el premio que concede cada año Women's Link Worldwide a la peor decisión judicial del año en relación a los derechos de las mujeres.

En esta sexta edición de los galardones Género y Justicia al Descubierto, el Garrote de Plata ha recaído en el Tribunal de Riad, en Arabia Saudí, que condenó a 150 latigazos y a ocho meses de prisión a una mujer por conducir un automóvil y resistirse al arresto. "Arabia Saudí es el único país en el mundo que mantiene esta prohibición que a todas luces es discriminatoria y sexista", explica la organización.

Por su parte, el Juez de Paz y Conciliación Indígena de Chiapas (México), que detuvo y multó a una niña indígena de 14 años que decidió abandonar a su marido, mucho mayor que ella y regresar con su familia, ha recibido el Garrote de Bronce, porque "desconoce los derechos a la libertad y la igualdad de la menor de edad".

Estos premios son fruto de las votaciones sobre 65 candidaturas seleccionadas por diversas organizaciones civiles, activistas y ciudadanos. El jurado ha estado integrado por la activista estadounidense Kerry Kennedy (USA), la jueza de la Corte Constitucional de Sudáfrica Yvonne Mokgoro y el escritor y periodista colombiano Héctor Abad Faciolince.

Los premios de Women's Link también reconocen las mejores decisiones judiciales. La categoría de oro ha sido para un juez de Meru (Kenia), que ordenó a la policía volver a investigar las denuncias de más de 160 niñas violadas por sus padres, hermanos, tíos, profesores, que habían sido desestimadas por la policía.

El galardón de Plata ha sido para la Corte Suprema de Bangladesh, que ordenó a diversos organismos gubernamentales explicar por qué las víctimas de violación son sometidas a la 'prueba de los dos dedos', "un procedimiento invasivo, no concluyente y, por el contrario, humillante y degradante para las víctimas de violación".

El tercer premiado ha sido el Tribunal Primero de Sentencia Penal de Guatemala, que en su condena por genocidio y crímenes de guerra al ex-presidente Efraín Ríos Montt incluyó como parte de esos delitos los crímenes de naturaleza sexual y de violencia de género, marcando así un precedente en la lucha contra la impunidad respecto de los crímenes que viven las mujeres y las niñas en contextos de guerras y conflictos armados.

UN JUZGADO DE ALMERÍA, PREMIO DEL PÚBLICO
El Premio del Público (han participado más de 28.000 ciudadanos) ha recaído en un juez español. Se trata del Juzgado de lo Social número 3 de Almería, que declaró huérfana total a una niña cuya madre fue asesinada por su padre, quien ingresó en prisión y perdió la patria potestad. "Gracias a esta decisión surgió una iniciativa ante el Congreso para que declare víctimas directas a los hijos e hijas de las mujeres víctimas de la violencia de género. También a raíz de este caso la niña pudo recibir doble pensión de orfandad", explica Women's Link.

En cuanto a la peor decisión judicial a ojos del público, ha sido la del Juzgado 68 de lo penal del Distrito Federal en México, que envió a prisión a Yakiri, una mujer que en legítima defensa mató a uno de sus dos violadores. En su decisión, el juez desestimó la declaración de la víctima y la culpabilizó y justificó al agresor.

Vídeo de los premios

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies