La carga que sobrellevan las cuidadoras latinoamericanas perjudica su salud

ABC.ES-23/07/2009-(EFE)

Un estudio hecho por un equipo investigador de la Universidad Rey Juan Carlos revela que la carga de trabajo de las latinoamericanas dedicadas al cuidado de personas dependientes repercute "negativamente" en su salud.

Investigadores de la unidad de enfermería de la Rey Juan Carlos, en colaboración con el Centro de Orientación Sociolaboral para Mujeres Inmigrantes, desarrollan la investigación, que lleva por nombre "Cadenas de cuidado global: impacto en la salud de las mujeres inmigrantes iberoamericanas residentes en la Comunidad de Madrid".

La responsable del proyecto, Paloma Salvadores, ha explicado su significado a EFE: "De esta forma designamos el trabajo de las mujeres inmigrantes sudamericanas, que han de compatibilizar el cuidado de personas dependientes con la actividad doméstica".

El estudio se divide en dos fases, la primera de las cuales acaba de concluir y se ha centrado en una muestra de 430 mujeres, cuyo perfil dominante es el de una mujer boliviana -el 55,5 por ciento de las cuidadoras en España son de esta nacionalidad-, de entre 26 y 45 años, con hijos y con una experiencia en este campo entre uno y cinco años.

En la segunda se entrevistará a las mujeres para evaluar sus vivencias y situaciones personales.

"Hemos escogido a cuidadoras sudamericanas porque es el grupo que más se dedica al cuidado doméstico, pero cuando acabemos compararemos los resultados con otros grupos de población como el eslavo", ha dicho la responsable.

Hasta ahora, el estudio ha revelado que las trabajadoras padecen ciertos problemas de salud emocional, impactos en su nutrición o modificaciones en los patrones del sueño.

"Se ven inmersas en unas densas redes de obligaciones que, sumadas a las características del empleo doméstico, dificultan su movilidad sociolaboral y repercuten negativamente en su salud", ha informado esta integrante del equipo de la Rey Juan Carlos.

Y es que, como apuntan los investigadores, estas mujeres son "triplemente cuidadoras: de las personas en cuya casa trabajan, de su propia familia en España y de la familia que han dejado en sus países de origen".

Los datos que la Universidad Rey Juan Carlos proporciona respecto a sus condiciones laborales no son mucho más alentadores.

Según éstos, el 68,8 por ciento de las cuidadoras no tiene contrato, el 40,7 por ciento trabaja más de 50 horas semanales y el 30,3 por ciento tiene menos de dos días libres a la semana.

A estas condiciones se suma la "gran responsabilidad" que supone el cuidado de ancianos, niños o discapacitados.

Este conjunto de circunstancias provoca que las cuidadoras estén más expuestas a alteraciones emocionales y de salud, como asegura Salvadores.

El proceso migratorio por el que han pasado contribuye de igual modo a agraviar la situación, lo que se ha observado, especialmente, en cambios de los patrones de sueño y en la actividad física.

Con el proyecto "Cadenas de cuidado global" los investigadores buscan extraer conocimientos para aplicar medidas correctoras que mejoren la salud de las inmigrantes y, secundariamente, la de las personas a su cargo.

Algunas de estas medidas podrían consistir en hacer recomendaciones a los centros de salud de atención primaria para que puedan asistir adecuadamente a las pacientes.

Habitualmente, la cuidadoras que acuden a estos centros presentan ciertas patologías físicas, que se cursan como tales, cuando en realidad son dolencias que "tienen su raíz en problemas emocionales", según ha afirmado Salvadores.

(El Centro de Orientación Sociolaboral para Mujeres Inmigrantes lo creó la Confederación Nacional de Mujeres en Igualdad en 2004, y lo gestiona desde entonces).

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.