I Jornada contra la Trata de mujeres con fines de explotación sexual en Albacete

Reunió, el 30 de noviembre, a distintos colectivos implicados en esta lucha, como APRAMP y la Brigada de Extranjería.

 

trata de mujeres, explotación sexual, Albacete

 

Analizar, buscar soluciones y sensibilizar a la sociedad.

Estos son los objetivos de la jornada contra la Trata de mujeres con fines de explotación sexual que reunió el 30 de noviembre, en el Centro de la Mujer de Albacete, a distintos colectivos implicados en esta lucha, como APRAMP y la Brigada de Extranjería.

"Ni una sola mujer debería pasar por este infierno ni soportar esta terrible forma de esclavitud", destacó la teniente de alcalde Llanos Navarro en la inauguración de la jornada, al tiempo que recordó que el Ayuntamiento impulsó la Ordenanza cívica de 2012, por la cual se prohíbe la prostitución en las calles de la ciudad y se ofrece a las mujeres la posibilidad de conmutar las sanciones a través de la formación y educación (mientras, se les abona una beca).

Este no es un problema ajeno a España, donde existen cerca de 1.900 clubes de alterne y afecta a unas 12.000 personas. El negocio sexual mueve 5 millones de euros al día en nuestro país y ocupamos la tercera posición mundial en hombres que pagan por sexo, tras Tailandia y Puerto Rico.  

 

   

"Las mujeres no son mercancía, son seres humanos", insistió Guadalupe López, asesora jurídica del Centro de la Mujer, quien compartió con el auditorio un spot de la ONG Rescate Internacional que refleja el terror al que tuvo que enfrentarse Sophia, una joven que soñaba con una vida mejor y en cambio se convirtió en una víctima más de la extorsión, el engaño y el maltrato. "Nada era lo que habíamos creído", señala en el vídeo. 

Solo en la Unión Europea el número de víctimas asciende a más de 270.000. "Es un problema que habita en nuestras ciudades", destacó López, que detalló las dos posturas predominantes en estos momentos en Europa respecto a la prostitución:

  • Legalista, con el ejemplo de Holanda. Considera que el trabajo sexual es equiparable a otras actividades laborales, siempre que se ejerza de forma voluntaria y con derechos garantizados. 
  • Abolicionista, cuyo modelo lidera Suecia desde 1999. Ve en la prostitución una forma más de violencia de género totalmente integrada con la trata de mujeres. Francia ha sido uno de los últimos países en sumarse al club, integrado también por Noruega, Islandia, Irlanda del Norte, Finlandia, Canadá o Sudáfrica. 

El modelo abolicionista es el que se está imponiendo en Europa. Entiende que legalizar la prostitución supondría legalizar la esclavitud y prohíbe pagar por sexo. Su planteamiento es sencillo: Sin clientes no hay Trata. De hecho, penaliza a los consumidores de sexo con multas de prisión (1 año) y económicas. 

Incluso el Parlamento europeo instó en 2014 a los Estados miembros a adoptar fórmulas similares. 

Cada vez más jóvenes

Las víctimas son cada vez más pequeñas. Si dos de cada tres son mujeres, se estima que entre el 15 y el 20% son niñas. "Se paga más por ellas", denunció la asesora del Centro de la Mujer.

¿Qué podemos hacer nosotros? Cambiar la mirada. "Sin prejuicios, sin condenas... Pensar que detrás de cada mujer puede esconderse una historia muy dura de supervivencia y, si detectamos un posible caso de Trata, ponerlo en conocimientos de las asociaciones y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", precisó López. 

 

Cristina Yeste, inspectora Jefe de la Brigada de Extranjería de Albacete, abundó en esta idea: "La colaboración ciudadana es clave. Todos podemos denunciar de forma anónima a la policía casos de explotación sexual". Ella se encarga de la investigación de delitos y de la solicitud de órdenes de protección internacional. 

España, aclaró, es un país receptor de inmigrantes y las mafias lo aprovechan para introducir mujeres en esos flujos.

Las fases de la Trata de personas pasan por la captación en los países de origen, el transporte (ahora suelen viajar solas para evitar despertar sospechas en la Policía) y la explotación, que supone además la retirada del dinero, pasaporte y billete de avión. 

Se enfrentan a una deuda de hasta 50.000 euros

Las mujeres son engañadas y traídas a España con promesas de trabajo de empleadas de hogar o cuidadoras pero, nada más llegar, les comunican que "han adquirido una deuda y que van a dedicarse a la prostitución para saldarla". La cuantía de la deuda depende del país de origen. En el caso de las mujeres de América Latina oscila entre los 2.000 y 5.000 euros, cifra que se dispara hasta los 50.000 euros en el caso de las víctimas del África subsahariana, sobre todo de Nigeria. A esto se suman las multas de los clubes de alterne, que cuentan con normas internas que sancionan casi cualquier conducta.  

Así se refleja en este vídeo realizado por la directora Mabel Lozano para la campaña No seas cómplice, del Ministerio del Interior. Refleja la historia de Joy, una joven que fue vendida por su propia tía cuando tenía 16 años en Nigeria para ser explotada sexualmente en España. La Policía la rescató y ahora protagoniza la campaña y trabaja como mediadora social

Una vez que han sido rescatadas comienza la fase de asistencia integral y son derivadas a ONG especializadas. Una de ellas es APRAMP, que lleva 30 años trabajando con mujeres prostituidas. Ana Delgado, trabajadora social de la organización, explicó cómo abordan el proceso de recuperación y cómo se les proporcionan herramientas para rehacer su vida y encontrar una salida laboral. 

Apramp comenzó su actividad en Madrid y se ha extendido a Andalucía, Castilla-León, Extremadura, Asturias, C. Valenciana y Murcia; lugares estratégicos de tránsito y destino de víctimas. Cuenta con unidades móviles y centros de acogida en los que se facilita información y apoyo jurídico, social y sanitario a las mujeres.

Para la asociación es fundamental mostrar ejemplos positivos de personas que han sido capaces superar la situación de explotación, que han colaborado con la justicia con buenos resultados y que han contado con la colaboración de entidades especializadas. "Mostrar historias esperanzadoras hará posible que otras víctimas reciban el mensaje, se identifiquen cómo víctimas de explotación y den el paso de solicitar ayuda", señalan. Es el caso de Marcela, Olga, Elisa, María, Loveth, Patricia, Andreea e Irina, supervivientes de la trata.  

 

 

Según explicó Delgado, "las propias familias se convierten a veces en un factor de presión cuando les reclaman dinero cada mes", sin importarles cómo lo han conseguido, lo que genera sensación de frustración en las mujeres. 

En Rumanía, señaló, muchas jóvenes son engañadas por el método del lover boy, un joven de entre 30 y 35 años que actúa como si estuviera interesado en mantener una relación sentimental con la víctima, se gana su confianza y la de su familia, y acaba convirtiéndose en su novio. En muchas ocasiones, se trata de hombres de la zona de origen de la víctima que han emigrado y vuelven como un triunfador.

Las chicas, generalmente de entre 15 y 17 años y de bajos recursos económicos, se ven deslumbradas y no sospechan cuando este les propone viajar al extranjero, por vacaciones o para establecerse en otro país. Una vez en el país donde van a ser explotadas, el joven le informa de que se ha quedado sin dinero y que la única salida es que ella se prostituya, "por el bien de la pareja", prometiéndo que "la seguirá queriendo como siempre".

En el caso de mujeres de América Latina, muchas de ellas son indígenas y solo hablan su lengua materna, con lo que resulta muy complicado que puedan comunicarse y denunciar su situación, aclaró la trabajadora social de Apramp.

Una figura clave para la asociación es la de la agente social que trabaja en las unidades móviles. Se trata de mujeres que han pasado previamente por la experiencia de la explotación sexual y la trata, la han superado, están plenamente recuperadas y eligen libremente poder ayudar a otras mujeres en su misma situación. 

 

Carmen Fúnez, secretaria general de Mujeres en Igualdad, clausuró la jornada y abogó por reforzar la educación en Igualdad en los institutos y colegios.

El foco se debe poner, añadió, en los más jóvenes para evitar que perpetúen estas prácticas y difundir campañas de sensibilización allá donde ellos se comunican, en las redes sociales."¿Por qué los consumidores de prostitución son cada vez más jóvenes?", planteó.

A su juicio, mientras que la prostitución "se alimente de la trata no se puede legalizar". Según diversos estudios, más del 90% de casos de trata en España están relacionados con la prostitución.

También se refirió a los anuncios de contactos en la prensa española. "No se puede normalizar lo que es un clara vulneración de los derechos humanos", denunció. 

Ante el éxito de la convocatoria y la necesidad de ahondar en esta lucha, María del Carmen Martín Abellán, presidenta de Mujeres en Igualdad Albacete, precisó que esta ha sido la primera de otras muchas jornadas de concienciación contra la trata.

 

Todos podemos denunciar y estar alerta. Colabora: 

Teléfono gratuito 900 10 50 90

Correo electrónico trata@policia.es

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies