El machismo continúa presente en el nuevo Gobierno marroquí

20MINUTOS.ES-11/03/2012-(EFE)

Las fuerzas que se beneficiaron políticamente de las revoluciones que sacudieron los países árabes y del Magreb son conocidas por su hostilidad a la igualdad y a los derechos de la mujer

  • Una sola de las 31 carteras del gobierno formado en enero está ocupada por una mujer.
  • Curiosamente, esta mujer es la islamista Basima Hakaui.
  • Los partidos 'laicos' no han colocado a ninguna mujer en puestos de relevancia.Dice un proverbio marroquí que "la mujer tiene dos opciones: su marido o la tumba", y la primavera árabe, que tantos cambios ha traído en estas latitudes, no parece haber modificado ese principio que marca la relación de fuerzas entre los hombres y mujeres del país. 
  • De hecho, en el ámbito político, un dato se impone con contundencia: una sola de las 31 carteras del gobierno formado en enero está ocupada por una mujer, pese a que la nueva constitución proclama su voluntad de "paridad".
     
    Lo más paradójico es que esta mujer es la islamista Basima Hakaui, del Partido Justicia y Desarrollo (PJD), mientras que los otros partidos "laicos" que forman el gobierno no fueron capaces de imponer ninguna figura femenina en el nuevo Ejecutivo.
     
    "Las fuerzas que se beneficiaron políticamente de las revoluciones que sacudieron los países árabes y del Magreb son conocidas por su hostilidad a la igualdad y a los derechos de la mujer", lamenta Jadiya Riadi, presidenta de la muy combativa Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH).
     
    Además, la cartera asignada a la ministra, el previsible Ministerio de Solidaridad, de la Mujer, de la Familia y Desarrollo social, confirma, según Riadi, "la concepción que tiene el gobierno sobre el papel de la mujer y la división tradicional de los papeles estereotipados entre hombres y mujeres".
     
    La propia ministra, conocida por sus ideas conservadoras, reconoce que persiste en el país "un espíritu machista en su tratamiento de las cuestiones femeninas".
     
    En su intervención en un programa televisivo en directo esta semana en la primera cadena local, Hakaui no escondió su "desilusión" ante la infrarrepresentación femenina, pero subrayó que la cuestión de la paridad "es un problema de la elite" y no de la mujer de a pie.
     
    Para Nabila Munib, primera líder de un partido de izquierdas en Marruecos, el Partido Socialista Unificado (PSU), la mujer se usa todavía en Marruecos como algo que sirve para "decorar el escenario político".
     
    La presidenta de la Liga Democrática de los Derechos de la Mujer, Fuzia Asuli, culpa al gobierno y a los partidos políticos de la débil representatividad femenina, y critica además la "falta de claridad" del programa gubernamental en cuando a sus compromisos para con la puesta en marcha de los mecanismos de la paridad y la igualdad entre los sexos.
     
    Un problema también del poder legislativo
     
    La débil presencia femenina no solo es un problema del gobierno, sino también del poder legislativo: en la Cámara de Representantes solo hay 64 mujeres en un total de 395 escaños, y de ellas, 60 han sido impuestas por un sistema de cuota reservada a las mujeres.
     
    La "invisibilidad política" es solo una parte del iceberg, ya que la mujer marroquí sigue siendo víctima de numerosos dramas sociales, como el aumento de la mortalidad materna, el aborto clandestino, el elevado analfabetismo femenino (44%), la persistencia de los matrimonios de menores de edad o la violencia doméstica.
     
    A este respecto, la secretaria general del PSU apuntó como culpable al código de la familia marroquí, que "aunque trajo cambios importantes para la situación de la mujer, está muy lejos de ser un código democrático ya que (por ejemplo) autoriza la poligamia".
     
    Ante este panorama, resulta extraño la débil presencia femenina en las manifestaciones que han estallado por todo Marruecos en reivindicación de reformas democráticas y de justicia social. Jadiya Riadi cree que la presencia de formaciones islamistas en dichos movimientos de protesta ha hecho que las mujeres se alejen de ellos.
     
    En el mismo contexto, Yamila Guermuma, presidenta de la Federación de Ligas Democráticas por los Derechos de la Mujer, subrayó que los islamistas sólo ven a las féminas como sinónimo de familia, y lamentó que estos sectores sigan utilizando los derechos de la mujer (o su merma) como su principal "caballo de batalla".

    Bookmark and Share
    Opiniones
    No existen opiniones para este elemento.
    Calle Génova 15
    28004 Madrid
    Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
    e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
    Facebook Twitter Flickr Youtube

    Esta página está optimizada para navegadores
    Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

    Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
    política de cookies