«El 58% de los agresores sexuales cometió su primer delito en la adolescencia»

 LNE.ES-18/12/2009-ELENA FDEZ-PELLO

«Rehabilitar a los menores es la mejor forma de ahorrar víctimas, pero es difícil porque son bastante reincidentes»

JOSEFA SÁNCHEZ HERAS JESÚS FARPÓN Psicóloga del Centro de Reeducación de Menores Colonia San Vicente Ferrer, de Valencia

Josefa Sánchez Heras afronta a diario una ardua tarea, la de rehabilitar a menores que han agredido sexualmente a mujeres o a otros niños. Psicóloga del Centro de Reeducación de Menores Colonia San Vicente Ferrer, de Valencia, con 72 residentes, chicos y chicas, entre ellos algunos muchachos que han perpetrado delitos sexuales. Antes había trabajado con las víctimas, en el servicio «Espill», desde el que la Comunidad de Valencia les ofrece asesoramiento. Ayer, invitada por la asociación «Trama», intervino en las IX Jornadas de Infancia y Adolescencia en Riesgo Social, en Oviedo.

-¿Cuál es el denominador común a los agresores sexuales adolescentes?

-Son menores que responden a un perfil machista, utilizan el sexo para resolver sus problemas o recurren a la masturbación cuando están enfadados o tienen fantasías agresivas. Algunos son tímidos, les cuesta establecer relaciones, han sufrido abusos sexuales.

-Son delitos con un gran impacto social, pero ¿frecuentes?

-En Valencia, por lo que yo sé, un dos por ciento de los delitos cometidos por menores son delitos sexuales.

-¿Más o menos que entre los adultos?

-No tengo el dato, pero puede resultar ilustrativo saber que el 58 por ciento de los adultos con delitos sexuales dicen haber cometido su primera agresión en la adolescencia.

-Los agresores comparten rasgos comunes, ¿también el contexto social?

-No, provienen de todos los ámbitos.

-¿Su conducta es patológica?

-No son enfermos. Son personas que tienen un problema emocional y no saben cómo afrontar los conflictos. No saben identificar su objeto de deseo y han aprendido a excitarse con la violencia. A veces, se añaden otros problemas y pueden presentar un patrón antisocial.

-La violencia de género aumenta entre los jóvenes. ¿Vuelve el machismo?

-En nuestro centro muchas de las chicas ingresadas han sufrido la violencia de sus parejas, humillaciones y denigraciones. Hay muchas en esa situación, lo que no sabría decir es si son más o menos que hace unos años.

-¿En la adolescencia, el depredador sexual ataca en grupo?

-Hay bastantes agresiones en grupo. El grupo se reafirma y unos dan empuje a otros. No todas las agresiones se cometen así, pero sí muchas.

-Y las víctimas, ¿también hay un patrón?

-Cualquier chica puede ser una víctima, y niños -me refiero a niños y niñas-, aunque los que eligen niños no suelen atacar a mujeres mayores. Se especializan.

-¿Y son recuperables?

-Muchos responden bien, otros no. El problema es que tardan mucho en ser juzgados, dos años o más. Las medidas cautelares impuestas se agotan y vuelven con sus familias. Para nosotros es difícil trabajar con ellos con la presunción de inocencia porque lo primero que necesitamos es que reconozcan lo que han hecho. Eso es muy complejo cuando hay un juicio pendiente y el abogado de la defensa presiona en sentido contrario, para que niegue su responsabilidad. Si conseguimos tener éxito es muy satisfactorio, rehabilitar a los menores es la mejor forma de ahorrarnos víctimas pero es difícil, en general son bastante reincidentes porque ese tipo de conductas engancha.

-¿Son capaces de reconocer que su conducta no es normal?

-Unos lo niegan por motivos legales, otros porque tienen pensamientos distorsionados, son los que piensan que el niño al que agredieron quería sexo porque subió con ellos a casa o que cuando las chicas dicen no quieren decir que sí. Yo no creo que actúen por impulsos irrefrenables. Ellos hacen un plan, valoran sus posibilidades, las ponen en la balanza y actúan en consecuencia, sólo si les compensa el riesgo que asumen.

-¿Las drogas y el alcohol desencadenan esas conductas agresivas?

-El alcohol actúa como inhibidor, como en cualquier otra conducta, no es el desencadenante.

-¿Cómo reacciona un padre cuando se le dice que su hijo es un agresor sexual?

-Generalmente no se lo creen y echan la culpa a la víctima, a la chica o al menor. Las familias no quieren ni oír lo que está pasando con su hijo.

-La sensación, ante casos como el de Sandra Palo, es que las agresiones de los menores quedan impunes.

-No es así, en absoluto. En chicos mayores de 16 años la pena puede llegar a ocho años de internamiento.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies