Declaración de Mujeres en Igualdad por el Día Internacional de las Mujeres

En MUJERES EN IGUALDAD no somos conformistas. Aún no hemos alcanzado la igualdad real y efectiva. Por ello, el 8 de marzo es también el momento de evaluar y de reivindicar lo que aún nos queda por conseguir
8/03/2020

 

“Lo primero que necesita una mujer es afirmar su personalidad, independientemente de su estado, y persuadirse de que, soltera, casada o viuda, tiene derechos que cumplir, derechos que reclamar, dignidad que no depende de nadie, un trabajo que realizar e idea de que es cosa seria, grave, la vida y que si se la toma como un juego, ella será indefectiblemente un juguete”

 

LA MUJER DEL PORVENIR

CONCEPCIÓN ARENAL

 

Estas palabras, con las que comenzamos la declaración de MUJERES EN IGUALDAD con motivo del Día Internacional de las Mujeres, fueron escritas por Concepción Arenal, mujer rompedora y valiente; pionera en la defensa y consecución de derechos para la mujer y que, en este año, conmemoramos el 200 aniversario de su nacimiento.

Uno de los hechos que protagonizó y que supuso un cambio radical en la vida de millones de mujeres en España fue el acceso a la universidad. La puerta de acceso a la formación y, con ella, al conocimiento y nuevas oportunidades porque una persona formada, sea hombre o mujer es una persona más libre.

Ella entró en la universidad disfrazada de hombre. Se vistió con ropa de hombre y se cortó el pelo como un hombre porque su afán por estudiar, por adquirir más conocimientos, superó las barreras que le impuso la sociedad de su época.  

A día de hoy, las mujeres en España suponen más del 60% de graduados universitarios y llenan las aulas. Por ello, nuestro primer mensaje en este 8 de marzo de 2020 es de agradecimiento a Concepción Arenal y, con ella, a millones de mujeres que rompieron barreras y aportaron fuerza, ideas y sacrificios para que las mujeres tengamos hoy reconocidos por ley los mismos derechos, obligaciones y libertad.

Hoy homenajeamos a nuestras madres y abuelas, mujeres valientes y decididas que apostaron por sus hijas y se sacrificaron para que accediesen a las oportunidades que a ellas les negó la vida.

Homenajeamos a todas las mujeres, (re)conocidas o desconocidas pero ninguna de ellas anónima, en esta gran tarea de construir una sociedad más justa, una sociedad en igualdad.

Conmemoramos a todas las mujeres y también a los hombres que apostaron por hacer de la Carta Magna de 1978 la Constitución de la concordia y de la libertad pero también de la igualdad, porque en ella se garantiza.

Honramos a mujeres y a hombres que han conseguido que el balance sea tan positivo y estemos cada vez más cerca de conseguir la igualdad real y efectiva. ¡¡Ahora nos toca a nosotras!!

Todos los años, en torno a estas fechas, algunas personas se preguntan si es necesario celebrar una tradición de algo más de cien años en pro de la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo.

 

Desde MUJERES EN IGUALDAD nuestra respuesta es totalmente positiva:

  • Queremos celebrar.
  • Debemos conmemorar.
  • Necesitamos reivindicar.

El 8 de marzo es el día en el que evaluamos y reconocemos los avances que se han producido en el ámbito de la igualdad entre mujeres y hombres.

El mayor cambio social que se produjo en el siglo pasado fue la revolución de la mujer.

En algo más de 200 años se nos han reconocido derechos y hemos accedido a oportunidades que se nos habían negado a lo largo de toda la historia.

Las mujeres nos hemos incorporado a la vida pública y profesional, sin abandonar el ámbito familiar.

La voz de las mujeres se ha escuchado más que nunca y hemos decidido sobre el futuro de nuestras vidas.

 

Por ello:

  • Celebramos el acceso de las mujeres al empleo. A día de hoy, en España hay más de ocho millones de mujeres (8.978.764 a 29 de febrero de 2019) cotizando a la Seguridad Social.
  • Celebramos que hay más mujeres universitarias que hombres. Seis de cada 10 nuevos graduados universitarios son mujeres y, además, somos las mujeres las que aprobamos en un 82% todos los créditos en que nos matriculamos, 10 puntos más que los hombres.
  • Celebramos que cada vez tenemos más mujeres en las instituciones públicas y en los consejos de administración de las empresas. En el Congreso de los Diputados, el porcentaje de mujeres electas fue del 39,4%. Por lo que se refiere al Senado, al inicio de la actual legislatura el porcentaje de mujeres era del 39,9%.
  • Celebramos que son muchas las mujeres que se han atrevido a crear su propia empresa. En la última década, el número de mujeres que trabajan por cuenta propia creció un 11%, mientras que el de varones cayó un 0,3%.
  • Reconocemos el hecho de que, año tras año, más mujeres se atrevan a dar el paso de denunciar situaciones de desigualdad y violencia de género.

Por estos motivos y por muchos más, este 8 de marzo es un día de celebración.

 

 

En MUJERES EN IGUALDAD no somos conformistas. Aún no hemos alcanzado la igualdad real y efectiva. Por ello, el 8 de marzo es también el momento de evaluar y de reivindicar lo que aún nos queda por conseguir.

 

  • Durante el último año, más del 90% de las excedencias solicitadas para el cuidado de hijos han sido solicitadas por mujeres.
  • El 22,6% de mujeres y el 2,5% de hombres en edad de trabajar abandona el mercado laboral para atender a sus hijos y las tareas del hogar. Un hombre por cada 9 mujeres.
  • Un 32,6% de mujeres y el 45,6% de hombres ocupados trabajan a jornada partida.
  • El 24,2% de mujeres y el 7,3% de hombres ocupados trabajan con jornada a tiempo parcial.
  • Las mujeres dedican aproximadamente dos horas más al día a las tareas del hogar que los hombres, mientras que ellos dedican 1 hora y 12 minutos más que ellas al trabajo remunerado.
  • Solo el 55% de las trabajadoras españolas recupera su horario laboral tras ser madre, con las consecuencias que tiene en la situación demográfica española.

 

En definitiva, las mujeres nos hemos incorporado al mercado laboral, pero no hemos conseguido aún que los hombres asuman más responsabilidades en el ámbito de las familias y del hogar, en los cuidados.

El valor del cuidado es una responsabilidad de la sociedad, no solo de las mujeres, aunque históricamente hayamos ejercido esta obligación en el ámbito de las familias.

Los cuidados en España no remunerados, sea a menores o a mayores, no puede constituirse como el obstáculo a partir del cual se originan las desigualdades entre mujeres y hombres: brecha salarial, brecha en las pensiones o techo de cristal.

No permitamos que muchas mujeres entiendan la maternidad como un obstáculo, cuando es una oportunidad para ellas y para toda la sociedad española.

No permitamos que el cuidado a nuestros mayores se convierta en una carga, puesto que el hecho de ser un país más longevo es un logro de la sociedad española, al haber mejorado en los últimos años nuestras condiciones de vida.

Defendamos pues, una sociedad en donde impere el valor del cuidado porque es más solidaria y humana; pero en condiciones de igualdad entre mujeres y hombres, para que sea más justa.

Para ello, es esencial que desde las administraciones públicas se apueste por la corresponsabilidad plena de la vida personal, familiar y laboral como eje vertebrador de sus políticas públicas, con medidas efectivas y ayudas a las empresas para que las implanten.

Sin ella, la sociedad española estará perdiendo a las mujeres que dan un paso atrás, a las mujeres que se sienten obligadas a renunciar.

No parece muy coherente que estemos incorporando a nuestro día a día la inteligencia artificial mientras limitamos el desarrollo de la capacidad y el talento de miles de mujeres españolas.

Es por ello que desde nuestra asociación, en este 8 de marzo, al igual que lo hacemos a lo largo de todo el año, EXIGIMOS QUE SE CUMPLA:

 

El artículo 14 de la Constitución: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”. 

El artículo 9.2 de la Constitución: "Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social".

Solicitamos que se aspire a cumplir con el Objetivo 5 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030: Igualdad de Género. “Poner fin a todas las formas de discriminación contra las mujeres y niñas no es solo un derecho humano básico, sino que además es crucial para acelerar el desarrollo sostenible. Ha sido demostrado una y otra vez que empoderar a las mujeres y niñas tiene un efecto multiplicador y ayuda a promover el crecimiento económico y el desarrollo a nivel mundial”.

 

 

Demandamos terminar con el machismo que aún existe en nuestra sociedad. Cuando desde nuestra asociación nos referimos al machismo no señalamos a los hombres. Hay hombres machistas y hombres que no lo son. Hay mujeres machistas y mujeres que no lo son. Porque el machismo no depende del sexo o del género, sino que es una actitud que tenemos la obligación de desterrar para que no nos lastre.

El machismo es el origen de la violencia de género, la mayor manifestación de desigualdad que ha segado la vida de 1.047 mujeres desde el año 2003 en España.

El machismo alimenta la brecha entre mujeres y hombres.

 

Por todo ello, en este 8 de marzo celebramos, conmemoramos y reivindicamos la igualdad entre mujeres y hombres desde la unidad.

En la igualdad entre mujeres y hombres no caben etiquetas, no tienen lugar los estereotipos excluyentes, ni patrimonializar un valor supremo.

La igualdad deber ser un valor de cohesión de la sociedad, no de división.

La defensa de la igualdad entre mujeres y hombres debe nacer del respeto y no dudar del compromiso que puedan tener otros colectivos, asociaciones o personas, aunque expresen su responsabilidad con formas distintas.

No establezcamos niveles de primera o de segunda en el compromiso por la igualdad.

Nuestro lema es trabajar los 365 días del año para garantizar la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, generar redes para caminar junto a otras asociaciones que conforman Mujeres en Igualdad y de tantas otras con las que colaboramos y con las que nos enriquecemos.

 

Igualdad para sumar.

Igualdad para alcanzar retos.

Igualdad para respetar.

Igualdad para conseguir una sociedad de hombres y mujeres libres.

 

Porque con mujeres y hombres unidos en igualdad:

 

EL MUNDO SE MUEVE

 

@MujeresenIgualdad 2020

 

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: prensa@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.