Comunidades de vecinos y espacios de trabajo LIBRES de MALTRATO

I jornada de sensibilización a administradores de fincas y auditores sociolaborales para mejorar la prevención y detección de la violencia de género en el entorno vecinal y laboral

Hoy se ha celebrado en Madrid la I Jornada de sensibilización en la prevención y detección de todas las clases de violencia contra la mujer en el entorno vecinal y laboral a administradores de fincas y auditores sociolaborales. Esta campaña -iniciativa pionera de la Comisión de Igualdad de la Asociación Española de Auditores Socio-Laborales- cuenta con el apoyo de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género y del Consejo General del Poder Judicial.  

El objetivo es sencillo pero, al mismo tiempo, muy complicado: sumar cómplices en la lucha contra la violencia de género e implicar a los vecinos/as y compañeros/as de trabajo, es decir, al entorno más cercano de la víctima.  

En la sesión de esta mañana han intervenido Rafael del Olmo Garrudo, secretario del Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España; Juan Pañella Martí, presidente de la Asociación Española de Auditores Socio-Laborales; Pilar Moreno Sastre, vocal asesora de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género; Carmen Fúnez de Gregorio, secretaria general de Mujeres en Igualdad; María Ángeles García Pérez, presidenta de la Comisión de Igualdad de la Asociación Española de Auditores Socio-Laborales; y Vicente Magro Servet, doctor en Derecho y magistrado de la Audiencia Provincial de Madrid. 

A esta jornada le seguirán otras sesiones informativas en el resto de comunidades autónomas, durante todo 2018, para formar y sensibilizar a los administradores de fincas colegiados, quienes se encargarán de difundir todo tipo de material informativo dirigido a:

  • Las víctimas. Muchas mujeres no saben dónde acudir, cómo asesorarse, de qué recursos podrán disponer... Mediante este material informativo, que se irá modificando de forma paulatina, la mujer podrá informarse, por ejemplo, de las características de una orden de protección o de alejamiento.  "Son informaciones que desconoce la víctima", ha precisado el magistrado Vicente Magro. Las mujeres tendrán a su disposición el teléfono del presidente de la comunidad y administrador de fincas, quienes la informarán sobre su derecho a contar con un abogado del turno de oficio desde el primer momento.  

  • Los agresores. El maltratador verá que la comunidad lo rechaza y que apoya a la víctima. El objetivo es que se sienta acorradado. 

  • La comunidad vecinal. Podrá formarse e informarse sobre lo que es violencia de género y lo que no y conocer los pasos a dar si detecta una situación de maltrato. El colectivo denunciará en grupo, lo que romperá la individualidad de la denuncia y el miedo a ser señalado. 

​Los vecinos de Galicia ya lo saben de primera mano porque gracias a un acuerdo con la Xunta de Galicia se han difundido 35.000 trípticos y carteles informativos. Este material se exportará ahora al resto de España.

"El objetivo es dar la vuelta a la actual campaña del Gobierno contra la violencia de género", ha señalado Rafael del Olmo. Es decir, que en lugar de leer "Tus Amigos y Vecinos Sienten NO Haber Hecho Nada" podamos decir: "Tus amigos y vecinos están satisfechos de haber hecho ALGO o Mucho". "Queremos recuperar los vecindarios que se apoyan y se preocupan de lo que ocurre en la puerta de al lado", ha añadido Pilar Moreno.

Los administradores son una figura clave porque están acostumbrados a recibir las consultas de vecinos sobre problemas de convivencia. Hay unos 15.600 colegiados en España, a una media de 150 comunidades cada uno. En aquellas comunidades que no cuenten con un profesional colegiado, el Colegio prestará asesoramiento sobre cómo actuar ante estas situaciones.

 

"Hay que cambiar el foco de la noticia y situarla en el maltratador"

Carmen Fúnez, secretaria general de Mujeres en Igualdad, ha impartido una conferencia en la que ha analizado el alcance del Pacto de Estado contra la violencia de género, un acuerdo que aún no se ha puesto en marcha.

 

Fue aprobado el pasado mes de septiembre en el Congreso y en el Senado con una dotación de 1.000 millones de euros en cinco años. Ahora se está trabajando con las comunidades autónomas, los ayuntamientos, el Poder Judicial, la Fiscalía y otras organizaciones para que "se pueda firmar" a lo largo de diciembre. "Hablar de él es fundamental porque es una forma de presionar para que no nos olvidemos de esa unidad lograda hace meses", ha señalado Fúnez, que ha destacado cuatro aspectos del acuerdo: 

  • Unidad para generar confianza en la víctima. 
  • Autocrítica. Revisar lo que hemos hecho a lo largo de estos años. "Somos -ha afirmado- uno de los países más avanzados en esta materia, pero tenemos que analizar qué está fallando y qué se debe mejorar". 
  • Reparto de competencias entre Ayuntamientos, Comunidades Autónomas y Gobierno de España. 
  • La asignación presupuestaria. 

Tras analizar las características de la violencia de género entre adolescentes o la importancia de cambiar el foco de la noticia para dejar de revictimizar a la mujer, como hemos visto estos días en el juicio de La Manada, Fúnez ha trasladado un mensaje a los administradores de fincas y auditores sociolaborales: 

"Queremos que os convirtáis en agentes activos en la lucha contra la violencia de género. Vais a transmitir información y sensibilizar desde la cercanía que os permite vuestra profesión: desde el hogar y desde el ámbito laboral, teniendo en cuenta además que lo que ocurre en el ámbito familiar repercute en el profesional. Por tanto, podéis ser una herramienta esencial para identificar los casos de maltrato". 

A continuación ha intervenido María Ángeles García Pérez, presidenta de la Comisión de Igualdad de la Asociación Española de Auditores Socio-Laborales y gran impulsora de este proyecto. García ha detallado las medidas para prevenir el acoso en las comunidades de propietarios (aplicación del artículo 48 de la LOI 3/2007) y ha diferenciado los distintos tipos de acoso y los procedimientos a seguir.

 

 

"El perfil del acosador -ha señalado- y maltratador es similar". Los compañeros de trabajo y vecinos "muchas veces son conocedores de la situación personal y familiar de las víctimas", ha añadido. El objetivo en este caso será prevenir y velar para que exista "un ambiente exento de acoso laboral sexual y por razón de sexo, tanto en la empresa como en el entorno social". En este caso, el procedimiento pasa por establecer un protocolo.

 

No denunciarlo es un delito

Vicente Magro, magistrado de la Audiencia Provincial de Madrid, ha cerrado el capítulo de intervenciones con una reveladora conferencia.

 

¿Cuántas veces no hemos oído esta expresión: Ya sabía que esto iba a pasar? Si el vecino o la vecina conocía la situación pero decidió no hacer nada, "está delinquiendo" porque es DELITO no denunciar un hecho delictivo perseguible de oficio.

El artículo 450 del Código Penal, que lleva el título De la omisión de los deberes de impedir delitos o de promover su persecución, recoge que está castigado con penas de prisión "de entre seis meses y dos años". Existe, por tanto, la obligación moral y legal de denunciar estos delitos. 

También se da en numerosas ocasiones la circunstancia de vecinos/as que llaman a la Policía porque oyen gritos pero no quieren identificarse. Si no lo hacen no pueden declarar en el juicio oral, lo que sería una prueba de cargo y, sin prueba de cargo, la sentencia es absolutoria.

El magistrado se ha mostrado rotundo. "No hay excusa para el silencio del vecino ante el maltrato. No puede seguir quedando oculto en los hogares". 

La importancia de esta campaña radica, a su juicio, en que se tiende la mano a la víctima para que sepan que "no se encuentran solas". El mayor momento de riesgo se registra, ha precisado, cuando "la mujer quiere recuperar la libertad y anuncia la separación" de su maltratador. 

 

    

 

 

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.