Carmen Fúnez: "Esta crisis nos ha dado una lección y debe servirnos para entender mejor a las personas que ya sufrían situaciones de vulnerabilidad"

Webinar organizado por Nirakara, centro con una cátedra de mindfulness y ciencias cognitivas en la Universidad Complutense, sobre mujeres que experimentan violencia
26/05/2020

 

Resiliencia: capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas. ¿Cómo saldremos de esta crisis que ha golpeado a toda la sociedad, en mayor o menor medida? Hay miles de mujeres que ya sabían lo que era el confinamiento y el dolor. Mujeres que han sufrido violencia machista y víctimas de trata. “Ellas son nuestras maestras. Cargan con una mochila de dolor que les ha hecho más fuertes. Lo importante es que creen en ellas mismas y miran siempre hacia el futuro”, subraya Ana Almarza, directora de Proyecto Esperanza.

Almarza, junto a Carmen Fúnez, presidenta de Mujeres en Igualdad; e Iskra Orillo, responsable del departamento de salud de Proyecto Esperanza y presidenta de la asociación de Mujeres Latinoamericanas Amalgama, han participado el 25 de mayo en el seminario web organizado por Nirakara, centro con una cátedra de mindfulness y ciencias cognitivas en la Universidad Complutense de Madrid. El objetivo: reflexionar  sobre la vulnerabilidad y fortaleza de las mujeres que experimentan violencia durante el confinamiento. El encuentro ha sido conducido por Silvia Fernández Campos, doctora en Psicología por The New School for Social Research de Nueva York.

Según destaca Almarza, Proyecto Esperanza ha atendido a un total de 115 mujeres en los últimos dos meses y la organización ha aprendido a trabajar con otra metodología para adaptarse a las nuevas circunstancias derivadas del Covid-19. Esta entidad especializada ya ha ofrecido apoyo integral a más de 1.120 mujeres víctimas de trata de 70 nacionalidades en 21 años.

Se trata de víctimas de trata de explotación sexual y también de trata no comercial y con otros fines, como la mendicidad y los matrimonios forzosos.

La directora ha subrayado el poder de la comunidad y nos ha explicado cómo ha convivido estos días junto a 12 mujeres que venían con muchos miedos, con mucho temor y que, en algunos casos, acababan de salir de pisos y clubs de alterne. “Ellas son nuestras maestras, saben lo que es la crisis y el confinamiento. Son mujeres recién llegadas de una situación de dolor y agresividad”.

 

 

“Cargan con una mochila de dolor que les ha hecho más fuertes. Lo importante es que tienen futuro y creen en ellas mismas. Muchas tienen hijos/as en sus países de origen y eso les da una fuerza extra para luchar”, ha añadido.

Carmen Fúnez ha abundado en esa idea y en el poder de las redes forjadas entre las mujeres de los tres centros de acogida gestionados por nuestra asociación, Mujeres en Igualdad. “Se convierten en verdaderos hogares”, ha subrayado. Prueba de ello es que varias de las mujeres que habían vivido en ellos han llamado estos días para interesarse por las profesionales, que ya son parte de su familia. 

Dos de ellas han encontrado además un puesto de trabajo en estas fechas, esencial para lograr la independencia económica y abrir nuevas oportunidades a su vida y a la vida de sus hijos/as.

"No se han registrado situaciones de tensión y conflicto. El ambiente en los centros ha sido extraordinario”, recalca Fúnez.  

A su juicio, la crisis del Covid-19 nos ha demostrado que no somos invencibles. “Nos creíamos casi dioses, pero el coronavirus ha puesto en evidencia que somos vulnerables, seres débiles y frágiles. Nos debe servir para ayudar y entender mejor a las demás personas, sobre todo a las que ya sufrían situaciones de vulnerabilidad”. Esta es la lección que debe aprender la sociedad, ha recalcado.

 

 

También ha defendido el poder de la comprensión y la compasión: “Cualquier persona puede sufrir una crisis y encontrarse en una situación de vulnerabilidad”. Hasta ahora, ha dicho, nos hemos acostumbrado a coexistir en el mismo espacio pero no a convivir. “Si no nos ponernos en la piel de los demás no construiremos una verdadera convivencia basada en el respeto a la diferencia”.

 

Firme compromiso con la erradicación de la violencia machista

Por otro lado, Fúnez ha destacado la capacidad de adaptación de los menores y ha agradecido la ayuda de las administraciones públicas que nos han hecho llegar tablets para que puedan seguir sus clases durante el confinamiento. 

También el compromiso de todas las profesionales de nuestros centros de acogida, que prestan un servicio esencial y "cuyo compromiso ha sido mayúsculo". Han seguido trabajando en turnos las 24 horas del día y establecieron protocolos sanitarios para garantizar que no hubiera contagios. 

Mujeres en Igualdad está firmemente comprometida con la erradicación de la violencia machista y desde el año 1996 gestionamos tres centros de acogida para mujeres y para menores víctimas de violencia de género.

¿Qué les diríais a una mujer que aún no ha dado el paso de denunciar?, ha planteado Silvia Fernández en el seminario web.

“Salir de la violencia de género no es fácil, pero el círculo se puede romper y cada año lo comprobamos en primera persona”, ha indicado Carmen Fúnez. Las mujeres son quienes marcan los tiempos y toman la decisión. "Siempre hay que respetarlo y queremos que sepan que las vamos a ayudar y acompañar a romper con el miedo. Hay muchas maneras de hacerlo". La presidenta de Mujeres en Igualdad ha señalado servicios como el 016 o la iniciativa Mascarilla-19 de las farmacias españolas. 

Las mujeres que llegan a nuestras casas ya nos han dado una lección de cómo superar el miedo.

También ha apelado al entorno, a las comunidades de vecinos: "Hay que concienciarse de que la violencia de género no es un problema del hogar, de una familia, de puertas para adentro, sino que es un problema de puertas para fuera". Toda la sociedad debe implicarse. "Si escuchamos ruidos o golpes no podemos ponernos de perfil ni taparnos los oídos, el estar confinado no es estar aislado. Debemos ayudar". 

 

Iskra Orillo ha insistido en la capacidad de las mujeres de sobreponerse. “Un elemento central es el sentido, hacia dónde voy. Tienen mucho por lo que luchar y tienen que saber que existe la posibilidad real de salir de esta situación, que tienen derechos y que la vida puede ser diferente". La violencia que han sufrido las mujeres que acuden al Proyecto Esperanza es extrema, pero también su resiliencia y su capacidad de reponerse y ayudar a otras mujeres.

Ana Almarza ha recordado algunos de los mensajes que más se repiten en los grupos de mujeres de su organización: "tú vales, quiérete, alegría, humor, piensa en algo que te mueva...". “Tras esta crisis debemos crear algo distinto desde la compasión. Seamos portadoras de una humanidad compartida”, ha dicho.

Muchas gracias a Nirakara por permitirnos participar en este encuentro al que se sumaron más de 150 personas a través de la plataforma. Compartimos las palabras de Fúnez a modo de conclusión:

"Sin compasión no hay convivencia. De esta crisis debe salir una sociedad más fortalecida y unida. Es el momento de aprender, de comprender y de acompañar poniéndonos en el lugar de las demás personas".

 

 

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: prensa@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.