Una joven mallorquina transforma las vidas de las mujeres en Costa Rica a través del fútbol

Carme Salleras ha puesto en marcha Ellas Fútbol Club (EFC) y está a punto de presentar la fundación GOLEES, ¿quieres colaborar? Sigue leyendo y podrás ver un vídeo en el que nos explica sus objetivos
23/07/2019

Entrevista| Ana G. Arias

GOLEES. Es el nombre de la fundación que está a punto de constituir Carme Salleras, una entusiasta y comprometida joven mallorquina de 26 años, para transformar la vida de las mujeres en un asentamiento informal enclavado al oeste de San José, capital de Costa Rica: La Carpio. ¿Cómo? A través del fútbol y la igualdad de género

Esta exfutbolista profesional (ha jugado en la segunda división del Atlético de Madrid y el Sporting Ciutat de Palma y ha sido capitana de la selección balear) ha logrado fusionar dos de sus pasiones: el deporte y las causas sociales. De ahí el nombre de la fundación que verá la luz en breve, GOLEES: Género, Orgullo, Libertad y Empoderamiento de Ellas en la Sociedad. 

“Si me lo llegan a decir en marzo no me lo hubiera creído”, afirma Salleras en una entrevista con Mujeres en Igualdad aprovechando su visita a España. Regresará a Costa Rica el próximo 8 de agosto.

Pero, ¿cómo llegó Carme hasta San José? Tras dejar el deporte “porque tenía otras prioridades” estudió Publicidad y más tarde decidió dar un giro a su vida y comenzar Educación Social, lo que la condujo a Costa Rica. En concreto, su trabajo de fin de grado.

“Diseñé mi proyecto de practicum (4º curso) y me puse en contacto con la Fundación Sifais. Les expuse mi proyecto para trabajar con mujeres en la comunidad y les encantó porque desarrollan muchos programas pero ninguno que aborde la igualdad de género, por lo que firmamos un convenio“, relata. El practicum de 3º lo desarrolló durante un mes en Panamá.

Sifais es una fundación costarricense que persigue la transformación e inclusión social a través de un sistema integral de formación artística, educativa, musical o técnica a menores, jóvenes... y menos jóvenes. Lo importante es tener ganas de enseñar y aprender. Se desarrolla principalmente en comunidades o barriadas marginales y hasta La Carpio voló Carme, el pasado marzo, para ejecutar su proyecto de practicum: Ellas Fútbol Club (EFC). 

 

Carme con las jugadoras en una sesión de entrenamiento. Imágenes: Carme Salleras

Los inicios no fueron fáciles. Tuvo que hablar con muchísimas mujeres del asentamiento para detallar la iniciativa e intentar que se sumaran al EFC, pero en apenas cuatro meses ha logrado formar un equipo intergeneracional de 70 mujeres con edades comprendidas entre los 12 y los 60 años. “Hay abuelas, hijas y nietas -explica-. De nada sirve que solo vinieran las jóvenes, necesitamos trasladar los mensajes de igualdad a mujeres de todas las edades”. Su metodología de trabajo es sencilla: tras los entrenamientos, de una hora de duración, desarrollan sesiones grupales en las que abordan cuestiones como la violencia machista, la igualdad o las relaciones de buen trato. Para ello organiza talleres, dinámicas de grupo o juegos. 

“Esta es la parte más importante del proyecto; el fútbol es una vía para crear una comunidad, espíritu de equipo y trabajar la sororidad”, añade. Tampoco ha sido fácil. Para que nos hagamos una idea, muchas de las niñas mayores de 15 y 16 años ya son madres, lo que “genera una fuerte dependencia de sus parejas y supone un freno económico y educativo para estas adolescentes”. La inmensa mayoría abandona los estudios. 

Sus historias personales son duras, demasiado duras. Muchas de ellas se encuentran en situación de prostitución, drogodependencia, han sufrido distintas formas de violencia, abusos o viven en una extrema pobreza pero, como insiste Sallera, “una vez que entran en el terreno de juego se convierten en jugadoras y nada más”. Lo que queremos -añade- es sustituir los golpes por abrazos. 

De momento hay tres categorías -en función del nivel físico y técnico- y el objetivo de la joven mallorquina es que las mejores jugadoras puedan empezar a competir con otros equipos. Por cierto, ella misma ha vuelto a calzarse las botas de fútbol y juega por afición en el equipo de segunda división Morpho. "Es el único costarricense que solo cuenta con categorías femeninas", destaca. 

 

 

¿Cómo es el trabajo con las integrantes del EFC en esta barriada?

“Es una sociedad muy machista y su día día es una lucha constante para sacar adelante a sus familias”, añade. Había mujeres a las que sus maridos e incluso hijos no les dejaban acudir a los entrenamientos/talleres. Como Lupita, de 58 años, el alma del equipo. Al final, acabó pidiéndole a su hijo que los días que tuviera que ir a entrenar se hiciera él la cena. 

Muchas de las jugadoras acudían a las sesiones con sus hijos e hijas porque no tenían con quién dejarlos. En uno de los últimos talleres analizaron, por ejemplo, "las letras machistas" de canciones de conocidos artistas latinos. 

Entre marzo y junio, Carme ha realizado además un seguimiento psicológico individualizado de las mujeres que así lo solicitaban. La mayoría querían ser escuchadas, tener a alguien con quien compartir sus vivencias”, explica. 

Muchos de los hombres de La Carpio apoyan el proyecto y se quieren sumar a él. El objetivo de la joven mallorquina es impartir talleres mixtos, pero necesita fondos porque esta iniciativa finalizó el pasado 1 de julio. ¿Y ahora qué? Poner en marcha la Fundación GOLEES (ya está constituyéndose legalmente) y seguir trabajando a corto y medio plazo en La Carpio, el asentamiento rodeado por dos de los ríos más contaminantes del país -el Virilla y el Río Torre- y cercado por un basurero. Con una extensión de 23 kilómetros cuadrados, cuenta con una única vía de acceso, una calle estrecha de entrada y salida de sus 23.000 habitantes, según el último censo, aunque se estima que alcanzan los 55.000, sumando las personas en situación irregular. De este total, la mitad son costarricenses y el resto nicaragüenses. “Supone trabajar también para prevenir el racismo...", relata. 

 

Algunas marcas e instituciones ya han mostrado su apoyo al proyecto mediante donaciones o la cesión de equipamiento deportivo, pero aún no es suficiente para dar vida a esta iniciativa y ayudar a las miles de mujeres de La Carpio.

¿Quieres colaborar? La joven emprendedora regresará a Costa Rica el próximo 8 de agosto cargada de ilusión para poner en marcha GOLEES y extenderlo a otras comunidades. Puedes contactar con ella y colaborar para que la apuesta por la igualdad y por una comunidad sin violencia se fortalezca y asiente en las nuevas generaciones:

fundaciongolees@gmail.com

#jovenesconvalores  #deporteeigualdad

 

SABÍAS QUE...

  • Nueve de cada 10 personas entrevistadas en 2017 por la Encuesta Nacional de Percepción de los Derechos Humanos de las Mujeres en Costa Rica reconocen que la violencia contra las mujeres es un grave problema social y  esta percepción se confirma con los informes policiales de violencia doméstica del año 2016.

  • El 94,9% de las víctimas son mujeres. En 2017, en cuanto a delitos sexuales, el 87% de las víctimas fueron mujeres y el 94% de los victimarios, hombres.

  • Sobre los derechos económicos y laborales, solo el 50% de mujeres logra encontrar un empleo remunerado; las mujeres sin ingresos propios duplican la cantidad de hombres en esa condición y las mujeres continúan realizando dobles y hasta triples jornadas de trabajo.

 

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.