Una de cada tres empresas españolas ha sido puesta en marcha por una mujer

TORMO.COM-17/07/2012

 

España se sitúa entre los primeros países de Europa al respecto de la capacidad y motivación de la mujer para iniciar un negocio. Pero ocurre lo contrario en cuanto a la valoración de la conciliación de la vida profesional y familiar, o en la percepción en la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

Un reciente estudio elaborado por la Business School de la UOC titulado Emprender en tiempos de crisis sobre 300 empresas españolas puestas en marcha entre 2008 y 2011 revela que el 30% de las empresas españolas arranca de manos de mujeres emprendedoras.

Si analizamos estas empresas por sectores, observamos que una gran mayoría de ellas se concentran en el sector de cosmética e imagen, moda y complementos y todas aquellas actividades relacionadas con el público infantil: decoración y mobiliario infantil, moda y/o calzado infantil, artículos de seguridad para los más pequeños, educación, juguetes y regalos, etc. La explicación a esta concentración reside en que la mujer ha iniciado su entrada en la franquicia por los sectores que tradicionalmente mejor ha conocido y en los que se ha encontrado más cómoda.

El número de fundadoras de empresas franquiciadoras es escaso, pero si hay nombres de gran relevancia: Catalina Hoffmann, fundadora de la enseña Vitalia y creadora del Método Hoffmann, una revolucionaria forma de trabajar con la que se han obtenido importantes logros y mejoras en la salud y en la calidad de vida de muchos mayores que padecen Alzhéimer, Parkinson y Hemiplejias; Helen Doron, La dama de la enseñanza de inglés para niños y fundadora de The Helen Doron Educational Group, una compañía con más de 650 centros en medio mundo; las hermanas Marina y Maribel Corpa, y Marina Assir, tres emprendedoras que en el año 2009 comenzaron la expansión de la franquicia El Templo del Masaje, enseña de centros especializados en masajes terapéuticos y relajantes y tratamientos estéticos.

Como responsables de la central franquiciadora, aportan una oportunidad a aquellas personas que estén planteándose dar el salto a ser su propio jefe en un negocio sólido y contrastado, al igual que hicieron ellas. Hoy en día esto no es baladí, ya que en los últimos años el entorno para el emprendimiento por parte de la mujer se ha empobrecido. Esta es una de las conclusiones del último Informe GEM sobre la actividad emprendedora, elaborado por el proyecto en España del Global Entrepeneurship Monitor. Y es que, en opinión de los expertos consultados por dicho organismo, en cinco años ha disminuido casi un 20% la percepción de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres a la hora de crear un negocio en nuestro país. La misma tendencia reviste a la sociedad española en cuanto a alentar a la mujer a autoemplearse. Sin embargo, para estos mismos expertos la capacidad y motivación con la que cuentan ahora es la más elevada de los últimos años, cinco puntos por encima de la media europea.

En cambio, nuestro país se sitúa lejos del resto de la Unión Europea desarrollada en cuanto a la valoración de la conciliación de la vida profesional y familiar, en aceptar socialmente que la mujer ponga en marcha empresas como opción de autoempleo, en que sean alentadas para hacerlo y, finalmente, en que tengan igual percepción que los hombres en cuanto a oportunidades de negocio. En todos estos aspectos no sólo queda España por debajo del espectro de países del mismo entorno económico –tanto en Europa como de otros continentes-, sino que, además, las valoraciones no alcanzan el "aprobado" de los expertos.

 

 

 

 

 

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies