Primer estudio sobre empleo y colectivos desfavorecidos

DIARIODELHENARES.COM-27/10/2009 

Ideas de empleo para las personas que lo tienen más difícil

o Para las personas con discapacidad intelectual, cuyo principal valor es la constancia, existen profesiones repetitivas que además son muy demandadas en numerosas zonas de España. Es el caso de ordenanza u operario de limpieza.

o Las personas con discapacidad auditiva tienen un alto poder de concentración, cualidad muy valorada en empleos como grabador de datos.

o Las personas con discapacidad psíquica u orgánica pueden desempeñar casi cualquier trabajo, aunque se recomienda que no sea estresante. Manipulador de alimentos o preparador de pedidos son algunas de las opciones con más futuro.

o Los mayores de 45 años deben optar por empleos que transformen su edad en ventaja. Sus principales valores añadidos son la experiencia y la madurez. Suelen integrarse exitosamente en el sector telemárketing o industrial.

o Para las mujeres con responsabilidades familiares que no tengan experiencia, los empleos relacionados con el cuidado a dependientes se convierten en la mejor opción, ya que están en auge, sus horarios son flexibles, y en muchos casos la única formación requerida es un Curso de Ayuda a Domicilio.

o Los ex deportistas de elite suelen contar con habilidades comunicativas, por lo que el sector comercial es la opción más recomendable para ellos.
Madrid, 26 de octubre de 2009.- Las personas con discapacidad, los mayores de 45 años, las mujeres con responsabilidades familiares no compartidas y/o víctimas de la violencia de género y los ex deportistas de alto rendimiento. Todos ellos se enfrentan a un doble desafío: superar las dificultades derivadas de sus circunstancias y encontrar un puesto de trabajo adecuado a sus necesidades y expectativas.

En pleno siglo XXI, siguen existiendo prejuicios y estereotipos asociados a los tres primeros grupos, lo que les sitúa en inferioridad de condiciones a la hora de competir en el mercado laboral. Por su parte, los deportistas de elite suelen retirarse a edades muy tempranas y sin apenas formación, lo que dificulta su acceso al empleo y les desorienta a la hora de reconducir su carrera profesional.

Las posibilidades que tienen de incorporarse a una empresa vienen determinadas por su lugar de residencia, formación, aptitudes y experiencia profesional. Además, todas estas personas cuentan con cualidades inherentes que pueden resultar de gran utilidad para desempeñar con éxito determinados puestos de trabajo. En esta línea, y huyendo de estereotipos, la Fundación Adecco ha elaborado el estudio "Ideas de empleo para las personas que lo tienen más difícil" cuyo objetivo es descubrir a las empresas sus potencialidades y ser la linterna que les ilumine en su búsqueda de trabajo.

Dada la pluralidad y diversidad de situaciones existentes -sobre todo en el caso de las personas con discapacidad- este informe no pretende sentar cátedra ni adaptarse al 100% de los casos, sino realizar una aproximación a las opciones laborales más adecuadas para estas personas.

Empleos con futuro para personas con discapacidad

Tener limitadas ciertas capacidades no implica carecer de la concentración y las habilidades necesarias para ocupar un puesto de trabajo. Muy al contrario, las personas con discapacidad ven reforzados valores como la motivación, el afán de superación o la responsabilidad. Por tanto, la Fundación Adecco apuesta por ellos como fuerza laboral y trabaja porque no se sientan excluidos de un activo tan vital como empleo.

¿Y qué puestos de trabajo son más adecuados para ellos? Existen tantas discapacidades, que resulta imposible establecer unos criterios comunes para todas ellas. Sin embargo, podemos clasificarlas en cinco grandes grupos: intelectual, física, sensorial, psíquica y orgánica, dentro de los que expondremos unas opciones laborales determinadas.

Mayores de 45: empleos que transforman la edad en ventaja

Dado que el principal valor añadido de estas personas es su experiencia, la Fundación Adecco recomienda el reciclaje profesional, es decir, actualizar conocimientos y recibir formación en áreas como la informática, las nuevas tecnologías o las técnicas de márketing y ventas.

El objetivo último es equiparar a los mayores de 45 años con aquellos más jóvenes en materia de formación, y de esta forma conseguir que la mayor experiencia de los primeros se convierta en un valor añadido. Por otra parte, la responsabilidad, seriedad, control emocional y madurez, son cualidades que las empresas deben aprovechar para contar con los mejores profesionales.

La fotografía del parado mayor de 45 años que acude a la Fundación Adecco es la de una mujer española, con responsabilidades familiares, estudios elementales y procedente del sector servicios. La mayoría de ellas suele buscar trabajo después de largos periodos de inactividad. Sin embargo, también acuden hombres que suelen encontrarse en paro a causa de despidos, EREs y otros reajustes de plantilla. Normalmente han estado mucho tiempo en una misma empresa, frecuentemente del sector industrial, y les suele costar adaptarse a los cambios. Atendiendo a este perfil, las opciones laborales más frecuentes suelen ser las siguientes:

o Operador/a de venta telefónica o de atención al cliente. Los mayores de 45 años son candidatos muy válidos para ocupar estos puestos de trabajo en auge. A menudo son sensatos y asertivos y los clientes tienden a confiar más en ellos.

o Promotor/a (de alimentos, electrodomésticos...) Actualmente, este perfil se está demandando bastante, pues tras periodos de crisis en los que las empresas se han mostrado prudentes en el lanzamiento de nuevos productos, se buscan promotores que den a conocer sus mercancías y consigan su adquisición por parte de los consumidores. En muchos centros comerciales, el perfil que se busca es el de una persona mayor de 45 años, sobre todo mujeres, pues suelen estar familiarizadas con las tareas domésticas y ello inspira una mayor confianza a los futuros compradores.

o Encuestador/a. Es un puesto que está adquiriendo una importante demanda, debido al interés de las empresas e instituciones por conocer la opinión de la sociedad sobre ciertos productos o servicios. Sus funciones consisten en realizar encuestas telefónicas o presenciales, registrando posteriormente las respuestas en papel o en soporte informático. En una sociedad en la que los ciudadanos se muestran reticentes a participar en sondeos de opinión telefónicos, y no suelen atender a las personas que llaman a la puerta de su casa, los mayores de 45 se convierten en una alternativa muy rentable, habida cuenta de la confianza y seguridad que transmiten.

o Mozo/a preparador de pedidos. Es una opción laboral adecuada, pues no requiere una elevada formación y resulta fácil de aprender para muchos mayores de 45 años, sobre todo hombres con experiencia en el sector industrial.

o Técnico/a de mantenimiento. Actualmente, existen muchas ofertas de empleo para este puesto, debido a que las empresas han reducido considerablemente sus gastos en renovación de maquinaria y realización de obras en sus instalaciones. Sus funciones son muy amplias y permiten a los mayores de 45 con experiencia en estas áreas, poner en valor sus conocimientos: labores de electricidad, climatización del edificio o reparación de maquinaria, son algunas de éstas.

o Oficios. Su demanda es constante al margen de la desfavorable situación económica, más en un momento en el que el consumidor no puede permitirse renovar sus electrodomésticos, automóviles y demás bienes. Si el demandante de empleo tiene experiencia como mecánico/a, electricista, albañil o carpintero/a - circunstancia bastante frecuente entre muchos hombres mayores- puede optar por actualizar sus conocimientos y apostar por los oficios tradicionales como opción para abandonar las listas del INEM.

o Monitor/a de transporte escolar. Sus funciones son, entre otras, la recogida de alumnos en las paradas correspondientes, la supervisión y control durante el trayecto y la posterior entrega en los centros escolares. En general, son muy valorables cualidades como la responsabilidad y la seriedad, todas ellas muy presentes en los mayores de 45 años. En zonas como Andalucía, este perfil cuenta con una importante demanda.

Mujeres con cargas familiares: empleos que permitan conciliar

A menudo, a la Fundación Adecco acuden mujeres con responsabilidades familiares no compartidas y que carecen de formación. Si a esta situación desfavorable añadimos que apenas cuentan con experiencia y que necesitan horarios flexibles para compatibilizar con sus cargas familiares, el abanico de salidas profesionales se reduce considerablemente.

Sin embargo, el entorno actual está abriendo nuevas posibilidades para las mujeres que se hallan en esta situación. Nuestra sociedad está asistiendo a un nuevo modelo familiar que viene marcado por la incorporación de la mujer al trabajo y el creciente envejecimiento de la población española. Tal circunstancia está incrementando el número de personas dependientes - sobre todo niños y ancianos- que carecen de un familiar que pueda responsabilizarse de ellos. De la necesidad que muchas familias tienen de acudir a "proveedores externos" para cuidar de los suyos, están surgiendo numerosos puestos de trabajo a los que puede optar cualquier mujer, si bien en muchos casos se exige un Curso de Ayuda a Domicilio valorable a partir de las 480 horas. Además todos ellos son compatibles con sus responsabilidades familiares, debido a la flexibilidad de sus horarios.

- Atención a las personas dependientes. Consiste en atender las necesidades de aquellos que no pueden valerse por sí mismos, tales como ancianos, niños o personas con discapacidad. Este oficio comprende funciones muy variadas en función de las características del dependiente: desde la administración de medicación oral a los ancianos hasta el traslado de los niños a la escuela. Las mujeres resultan ser las mejores candidatas para desempeñar estos puestos, dado que suelen contar con experiencia en el cuidado de pequeños y mayores e inspiran una mayor confianza en los familiares que van a contratarlas.

- Cuidadoras de comedor escolar. Cada vez son más las familias en las que ambos progenitores trabajan fuera de casa. Es por ello que los colegios están ofertando servicios que permiten a los padres dejar a sus hijos en sus centros escolares mientras ellos trabajan. En este contexto, los comedores de escuela están viendo crecer el número de alumnos de manera vertiginosa. Ello ha ocasionado la necesidad de crear varios turnos de comida, pero también de contratar a más personas que puedan vigilar y asegurar el cumplimiento de las normas, así como velar por la correcta alimentación de los niños fuera de casa. Esta profesión está generando una importante demanda en zonas como Andalucía.

Además, podemos destacar otros empleos que ofrecen flexibilidad horaria y que no exigen elevada formación. Es el caso de algunos ya mencionados como operaria de limpieza o encuestadora. 

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies