Paloma del Río: "El día que me jubile, la gimnasia me echará de menos"

Paloma del Río, "la voz de la gimnasia", nos recibe a poco más de dos semanas para el comienzo de los Juegos Olímpicos de Londres y nos asegura que el periodismo deportivo es machista y que tardará en cambiar de sino. Lo llevamos en el ADN, sostiene.
HOYMUJER.COM-11/07/2012-A.G.

Con el billete de avión a buen recaudo para volar el martes 17 de julio a Londres, la única mujer en el mundo que ha cubierto seis -estos serán los séptimos- Juegos Olímpicos de verano, sigue sintiendo el gusanillo de los nervios en el estómago cuando llega la mayor cita deportiva planetaria.

Si se la cruzan por la calle, muchos no la reconocerán. Y el nombre de Paloma del Río Cañadas (Madrid, 1960) a algunos les sonará, pero como un 'hit' pasajero más propio de la lista de un DJ muy especializado que del común de los mortales.

Sin embargo, si decimos que, en una ecuación, Paloma sería a las retransmisiones de gimnasia lo que 'El lago de los cisnes' al ballet clásico, seguro que todos los españoles nos situaríamos.

Con ella, que nos ha desvelado que en su maleta no faltarán "el ánimo, la ilusión, muchos libros y papeles y un mordedor para ponerme por las noches, porque de la tensión luego me duelen los dientes", hablamos de olimpismo, de deportes minoritarios y de cómo llegarán a la capital británica nuestras representantes femeninas.

Mujerhoy.com. Comenzó como becaria en 1986 en TVE y ha conseguido dirigir varios programas deportivos dentro de la casa hasta llegar a ser Directora de Contenidos de la Dirección de Deportes de TVE. ¿Cómo ha sido ese camino, esa lucha?

Paloma del Río. Un camino tranquilo que he ido haciendo poco a poco. Llegué aquí sin saber demasiado y sin ser licenciada, pero a lo largo del tiempo vas aprendiendo día a día y te vas poniendo las pilas. Un día te dan una responsabilidad, al siguiente otra y vas aprendiendo cosas que no sabías antes: los reglamentos de los deportes minoritarios, cómo se trabaja con un equipo, cómo se gestiona el trabajo de un equipo de gente... Y, de repente, estás organizando unos Juegos Olímpicos. Con paciencia y tratando de hacerlo lo mejor posible, todo sale adelante.

Mh. ¡26 años en la televisión pública, que se dice pronto! ¿Imagina la vida profesional fuera de ahí?

P.R. Me costaría mucho trabajo porque estoy donde me gusta estar. Donde estén los Juegos Olímpicos, ahí me gustaría estar y, de momento, no están en otro sitio que no sea en Televisión Española.

Mh. De Seúl'88 a Londres 2012. ¿Cómo ha cambiado el papel de la mujer en las retransmisiones deportivas?

P.R. En las retransmisiones sigue siendo igual. Hay una serie de mujeres que hacemos transmisiones, no muchas, -siempre hay más hombres que mujeres-, pero seguimos haciéndolo muy bien, o eso es lo que yo considero. Ahora, otra cosa es el apoyo que algunas mujeres dan en otro tipo de transmisiones. Me refiero a la Fórmula 1, en el 'pit lane', y al fútbol en general, en los banquillos, en el palco, haciendo entrevistas nada más acabar el partido… Eso no lo teníamos antes y sí ahora. Son ideas y puestos de trabajo nuevos que se han ido creando y que, es verdad, los han ido ocupado las mujeres.

Mh. ¿Es machista el mundo del periodismo deportivo en nuestro país?

P.R. Sí. Y supongo que fuera de España también. No tienes nada más que leer los periódicos y ver frases de señores hablando de trabajo de señoras. Lo llevamos en la médula, en el ADN, y creo que, por desgracia, pasará mucho tiempo hasta que eso cambie.

Mh. Tiene unos cuantos premios en su palmarés, entre ellos algunos por coberturas Olímpicas. ¿Es Paloma una mujer de equipo a pesar de narrar muchas veces en solitario?

P.R. Sí. Aquí como te falle un eslabón, se rompe la cadena. Si no cuentan conmigo y yo no cuento con los demás, ninguno sale adelante. Esto no es un artículo que lo escribes tú solo, no. Esto es un trabajo en equipo.

Mh. ¿Llevamos buen equipo de TVE?

P.R. Sí, hombre. Siempre teniendo en cuenta las circunstancias que nos rodean, pero aquí tenemos primeros espadas. Con las circunstancias económicas que tenemos vamos a tratar de hacerlo la mejor cobertura posible televisiva, en la Red y en RNE. Vamos los que estamos siempre ahí, no tenemos por qué hacerlo mal.

Mh. ¿Cuál es su primer recuerdo de unos Juegos como persona ajena a la profesión y cuál el primero al frente de una retransmisión?

P.R. Fuera de la profesión la grandiosidad de Seúl. Lo grande que era la Villa Olímpica y lo complicado de coger la mecánica de cómo moverse. Te dan un libro con instrucciones, con los horarios de los autobuses y tú te tienes que buscar la vida, no hay nadie que te lleve de la mano. Dentro, lo mismo, la grandiosidad de unos Juegos Olímpicos, la 'Torre de Babel' que supone ir con televisiones de todos los países, 15.000 periodistas corriendo como hormiguitas de un lado para otro. Esa grandiosidad es el mensaje que lanza cada edición de los Juegos Olímpicos.

Mh. Este es el evento deportivo más importante del mundo. ¿Sigue notando un nudo de nervios en el estómago o ya es para usted como el pan nuestro de cada día?

P.R. Los Juegos Olímpicos son los Juegos Olímpicos y esto es 'jamón y bacon'. Igual que en otra retransmisión puedes ir más o menos tranquila, aunque siempre hay que ir con ello preparado, no es sentarse y hablar, aquí todo es diferente. Y, aunque suene contradictorio, con los Juegos no se juega.

Mh. Heredó las retransmisiones de gimnasia rítmica de María Escario y las de artística de Olga Viza, dos estandartes del periodismo deportivo femenino en España. ¿Qué son para usted María y Olga?

P.R. Con María me río muchísimo y es mi compañera. El año pasado, con Olga, compartimos las tres un momento muy bonito que fue recibir la medalla de plata del Mérito Deportivo que nos concedió el Consejo Superior de Deportes. Tenemos una foto de las tres y se nos conoce ya como el 'Trío La La La'. Ellas son más conocidas, yo menos: la gente me conoce la voz pero no la cara. Son muy buena gente, muy buenas amigas, profesionales como la copa de un pino, gente que se prepara muy bien las cosas, meticulosa en el trabajo, rigurosas… No llegan ellas ni llego yo a donde estamos si no eres muy disciplinada en el trabajo.

Mh. Es para toda España 'La voz' de la gimnasia, pero, ¿qué es la gimnasia para usted?

P.R. Es un deporte que me ha dado la oportunidad de conocer a mucha gente, el deporte minoritario por dentro, el deporte femenino con todas sus grandezas y sus peculiaridades, un deporte muy divertido y muy competitivo donde uno tiene que hacer un trabajo aeroespacial tremendo para controlar su propio cuerpo, su propio peso y la situación en la que estás en cada momento. Cuando estás haciendo un mortal o dos o tres tienes que saber muy bien dónde estás, dónde tienes el techo y el suelo. Es un deporte peculiar. A mí me ha gustado mucho que la vida me haya puesto por delante esta oportunidad. 

Mh. Hay quiénes incluso, aseguran, que es a la gimnasia lo que 'El lago de los cisnes' al 'ballet'.

P.R. Seguramente, no lo sé (risas). También me dicen que soy la Uribarri de la gimnasia, que voy adelantando cuáles son las puntuaciones. Yo entiendo que el día que me jubile la gente notará el cambio. Evidentemente para unos será bueno y para otros malo. Habrá quienes digan: "Menos mál que ya se ha ido esta". Pero se notará, porque son ya 25 años, que es mucho tiempo.

Mh. Seis Juegos Olímpicos de verano y cinco de invierno, ¿con qué momento se queda?

P.R. Barcelona'92. Para todos los que hicimos esos Juegos, es el mejor momento. También recuerdo con cariño los Juegos de invierno de Lillehammer (Noruega), en 1994, los de Sydney, el desastre que supuso Atlanta... De cada Juegos siempre puedes sacar una nota, pero, en general, yo creo que todos los que hicimos Barcelona, fue y será siempre el mejor momento ligado a este espectáculo.

Mh. ¿Estamos más cerca en los Juegos actuales del 'citius, altius, fortius' que representa los valores del olimpismo que quiso inculcar el barón de Coubertin en 1896 o del 'panem et circenses'?

P.R. Los Juegos Olímpicos no se toman a broma. La gente que va a los Juegos Olímpicos lleva mucho trabajo encima como para que sea el pan y circo. Hay que ver el sufrimiento, las lesiones, los problemas, las calamidades, las penurias que pasan los deportistas profesionales como para que sea pan y circo. No lo veo así.

Mh. Son los primeros Juegos desde hace cuatro sin Almudena Cid. ¿No se le hará raro?

P.R. Yo la voy a echar de menos, porque siempre la relación con Almudena en lo personal ha sido muy buena, pero con Carolina (Rodríguez) también es muy buena. El interés para mí es que Carolina se meta en la final, que es su gran meta. Y yo creo que la meta de todos es esa, que esté entre las 10 finalistas. También está fuera Gervasio Deferr. Osea que, nuestros dos iconos de los últimos tiempos no van a estar en Londres, pero bueno, es ley de vida, es la naturaleza.

Mh. También son los primeros JJ.OO. a los que optó el Madrid de Alberto Ruiz Gallardón. Como madrileña, ¿considera un mazazo que no nos lo dieran o es de las que piensan que el exalcalde más que una 'corazonada' tenía una 'cabezonada'?

P.R. En los de 2012 hubo un problema de votaciones y en los del 2016, el hecho de que se presentara un país sudamericano fue determinante para que se hicieran en un continente donde no habían estado nunca, sinceramente. Creo que el 2020 está muy cerca y que ahí sí tenemos grandes expectativas.

Mh. Gimnasia, patinaje, turf... Todo lo que lleva el sello de Paloma del Río son deportes minoritarios. ¿Por qué?

P.R. Porque me gustan. Porque creo que para los mayoritarios ya ha otras personas y otros intereses. A mí me gustan los minoritarios aunque sean menos lucidos, aunque tengan su parcela y su público cautivo y reducido. No hay una razón lógica, simplemente me gustan. Si tuviera que hacer un deporte mayoritario tendría problemas, porque llevo 25 años haciendo las cosas de una manera. Hacer un deporte mayoritario y de equipo es algo que no he hecho nunca y no sé cómo saldría. Como más o menos voy saliendo adelante con los deportes minoritarios e individuales, pues ¿por qué cambiar?

Mh. ¿Está informativamente sobrevalorado el fútbol?

P.R. A veces, sí. No sé puede hacer tábula rasa, pero hay ocasiones en las que, cuando no tienen nada que contar, rebuscan para encontrar una noticia de fútbol. Y son unas estratagemas que luego no se aplican a otros deportes.

Mh. ¿Cuestan realmente las retransmisiones deportivas lo que se paga por ellas hoy en día?

P.R. Es verdad que se han disparado los precios, pero en las retransmisiones de los deportes minoritarios, la compra de derechos, están más ajustados a lo que es la realidad. Lo que está completamente fuera de toda lógica es el precio que le ponen al fútbol, al atletismo… a cuatro o cinco deportes que es un disparate y que no lo valen. Nada más hay que ver los números que ha hecho la cadena que ha emitido la Eurocopa, cómo les ha salido,... Y siendo España campeón del Mundo y de Europa.

Mh. Llegaste a esto del periodismo mientras trabajabas en la UVI de la Clínica Ruber para pagarte la matrícula de la carrera. ¿Tenemos alguna disciplina de las que nos representarán en Londres en cuidados intensivos o vamos con una salud de roble?

P.R. A los Juegos los deportistas van muy bien preparados. Ahora, hay deportes que no están como el remo, el pentatlón, voleibol ni masculino ni femenino, que no han conseguido la clasificación, pero los que van lo hacen con buenas opciones. Esto no significa que vayan con opciones claras de medalla, pero sí con buenas expectativas de meterse entre los finalistas. Ser uno de los ocho mejores del mundo en unos JJ.OO. es una muy buena nota. Luego claro, si la gente quiere 30 medallas, pues no es posible. Pero, evidentemente, aquí se trata de hacerlo lo mejor posible cada cuatro años. Yo estoy muy contenta con la gente que se está clasificando y con los que ya se han metido. Soy optimista.

Mh. Pronóstiqueme un medallero. ¿Llegaremos a los 22 metales de Barcelona'92, con esos 13 oros?

P.R. No, no creo, vamos. A mí me encantaría equivocarme, pero no lo creo. No sé cuántas nos traeremos, pero es improbable que batamos ese récord.

Mh. ¿Cómo ve a nuestras chicas de cara a Londres?

P.R. Habría que ir deporte por deporte, y es verdad que son en número menor que los chicos. Por ejemplo, en natación sincronizada, bien. El gimnasia rítmica las de conjunto clasificaron quintas y Carolina, si se puede meter en la final, estará bien. En atletismo, vaya usted a saber. En waterpolo me encantaría que el equipo femenino tuviera una gran actuación, como tuvo en el Campeonato de Europa. Son muchas y seguro que me dejo alguna.

Mh. De las mujeres con las que comparte profesión, ¿quién sería para usted la abanderada y a quiénes daría medallas de oro, plata y bronce?

P.R. El abanderamiento se lo daría a Olga Viza, porque sí, porque lo decido yo (risas). ¿Medalla de oro? Es muy difícil porque, ten en cuenta que, en otras cadenas, solo hablan de fútbol entonces es muy difícil comparar señoritas que hablan de balompié para catalogarlas dentro de un oro, plata y bronce. Y si lo hago solo del equipo de TVE me metería en un lío porque no sería justo, porque aquí somos muchas chicas. Hay más chicas que medallas y aquí hay gente que hace mucho deporte minoritario y sería injusto. Bueno, una para María (Escario) que está aquí al lado y no se nos vaya a enfadar (risas), pero las otras dos… hay muchísimas candidatas.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies