“¿No tienes miedo?”

BLOG MUJER Y TURISMO

 

Por Laura Cosculluela Monfort

“¿No tienes miedo?”

Si me dieran una moneda cada vez que me han hecho esta pregunta...

Me presentaré brevemente: soy mujer, viajera solitaria, mochilera de bajo presupuesto y autostopista. En mis viajes me encuentro con todo tipo de situaciones y generalmente paso las noches con gente local que me invita a sus casas, o en medio de algún monte con mi tienda de campaña. Comparto estas experiencias con todo tipo de gente, a veces tengo la compañía de personas que conozco por el camino y compartimos días e, incluso, semanas, pero en general voy sola.

La gente me pregunta continuamente si no tengo miedo a subirme al coche de un extraño, dormir en casa de un extraño o en un campo al aire libre, pero la pregunta más recurrente es: ¿No tienes miedo a ir sola?

Empecé a viajar a principios de marzo de 2016 y, desde entonces, prácticamente no he parado.

En este tiempo he recorrido casi todo el Sudeste Asiático, así como Nepal, India y distintas partes del centro y norte de Europa. Evidentemente, estas zonas son muy distintas entre sí, tanto en su naturaleza como en sus ciudades, y la gente que las habita. Pero la pregunta del miedo es un denominador común en todos y cada uno de los lugares que he visitado.

La gente que conozco en cada una de las ciudades, cada uno de los pueblos y en absolutamente todas las situaciones, después de escuchar un pequeño resumen de mis viajes y aventuras, acaba preguntándome si no tengo miedo. ¿Miedo a qué? Me pregunto yo. ¿A la vida? ¿Al mundo? ¿A vivir experiencias increíbles? ¿A ser libre como el viento? ¿A conocer gente maravillosa en cada rincón del mundo? ¿A tener experiencias que jamás habría podido imaginar?

Hace un tiempo tomé una decisión que pretendo mantener hasta el final de mi vida: nunca, jamás, dejaré de hacer algo por miedo. Tomaré precauciones, utilizaré mi cerebro, me informaré de todo lo que necesito saber, pero siempre, absolutamente siempre, tiraré hacia adelante con mis decisiones y nunca dejaré que el miedo me venza.

 

 

Creed en vosotras mismas, ya sea para afrontar un viaje en solitario, o cualquier otra meta que queráis alcanzar.

 

La sociedad nos inculca este miedo a todo, nos hace pensar que el mundo es un lugar peligroso para una mujer sola, pero yo me pregunto si no será más bien que a dicha sociedad le asustan las mujeres libres y decididas. Que estamos mejor calladas, paraditas y con miedo. Pensadlo un momento: una persona libre y valiente es alguien a quien no se puede manejar, intimidar ni manipular, es alguien con las ideas claras y que no se amedrenta ante nada. En la sociedad patriarcal en la que vivimos, ¿qué hay más peligroso que las mujeres libres y dueñas de su destino? La sola idea asusta.

Lo peor de todo, lo que me provoca más impotencia, es cuando las propias mujeres me cuentan que ellas no se ven capaces de hacer lo que yo hago. Yo no soy mejor que nadie, ni tengo unas cualidades específicas que me otorgan un poder sobrenatural. Lo único que tengo es valor y creencia en mí misma; eso es todo.

La propia negación me parece lo más difícil de combatir y lo que más rabia me da es que ocurre por prejuicios inculcados desde la más tierna infancia. A las mujeres se nos educa en el pensamiento de que somos frágiles, que necesitamos protección (si es de un hombre, mejor) y que no podemos hacer nada solas. Sé, por experiencia, y porque lo he vivido, que los hombres viajeros no se enfrentan a este tipo de prejuicios. Pero cualquier mujer que planee emprender un viaje en solitario va a toparse con el cuestionamiento de todo su entorno, haciéndole dudar de sus decisiones.

Lo he sufrido en mi propia piel y lo he escuchado cientos de veces en otras viajeras. Pues yo quiero dar un grito que resuene en las cabezas dubitativas de las mujeres que estén leyendo estas líneas: Sí, puedes hacerlo. Si, puedes hacerlo sola. Que no te quepa ninguna duda. Y que sepas que eres mucho más fuerte e inteligente de lo que ahora crees, lo aprenderás por el camino y con la experiencia.

Es normal tener dudas, yo también las tuve en su momento. Tened en cuenta que lo más difícil es dar el primer paso, después todo va saliendo solo. Pero por favor, lo más importante, creed en vosotras mismas, ya sea para afrontar un viaje en solitario, o cualquier otra meta que queráis alcanzar. Como mujeres tenemos que pelear un poco más, pero si lo hacéis estaréis ayudando a hacer del mundo un lugar más justo e igualitario. 

lauracosculluela@gmail.com

 

Bookmark and Share

Opiniones
No existen opiniones para este elemento.

Arriba Opinión Enviar a un amigo Volver Atrás

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.