Los trastornos del ritmo diario disminuyen en la tasa de embarazos a término

Las mujeres que trabajan en turno nocturno tienen problemas menstruales y dificultades reproductivas
ABC.ES-24/05/2012

Las mujeres que quieren tener hijos no deben fijarse solamente en el «reloj biológico» de sus años fértiles, sino también en el ciclo circadiano que regula el metabolismo diario, según un artículo de Public Library of Sciences.
 
El estudio lo encabezó Fred Turek, de la Universidad Northwestern, en Illinois, y apunta a una vinculación clara entre los trastornos del ritmo circadiano y la fisiología reproductiva en las mujeres.

El ritmo, o ciclo, circadiano es el período de aproximadamente 24 horas influido por la luz solar sobre el cual opera todo el ciclo biológico del cuerpo humano u otros seres vivos.
 
Este ritmo regula tanto los ritmos fisiológicos del cuerpo como los ritmos psicológicos con influencia, por ejemplo, en la digestión, el estado de vigilia, el crecimiento y la renovación de las células, o la subida o bajada de la temperatura.
 
Otros estudios epidemiológicos ya han mostrado que las mujeres que trabajan en turnos nocturnos, como las enfermeras, o las que viajan largas distancias entre el este y el oeste, como las azafatas, tienen problemas menstruales y dificultades reproductivas.
 
Turek y sus colegas en el Centro para Biología Circadiana y el Sueño, en el Colegio de Artes y Ciencias de Northwestern, son los primeros investigadores que han demostrado que si se trastorna ambientalmente el ciclo circadiano en ratonas, con cambios repetidos en sus ciclos de luz y oscuridad, aparecen problemas de embarazo.
 
El equipo de Turek estudió a tres grupos de ratonas de laboratorio normales que se habían apareado recientemente. El estudio se condujo a lo largo de 21 días que es la duración típica de la preñez en los ratones.
 
Un grupo de 12 ratonas se designó como de control y experimentó jornadas normales de 12 horas de luz y otras 12 de oscuridad.
 
A los otros dos grupos, con 18 ratonas cada uno, también se les sometió a ciclos de 12 horas de luz y 12 de oscuridad.
 
Pero a uno de estos, el grupo de adelanto, el ciclo de 12 horas de luz se le inició seis horas más temprano cada cinco días. Al otro grupo, el de retraso, se le inició el período de 12 horas de luz seis horas más tarde cada cinco días.
 
Los investigadores observaron a las ratonas durante el período de gestación para contar el número de embarazos a término, y los resultados fueron sorprendentes.
 
En las ratonas del grupo de control la tasa de embarazos a término fue del 90 por ciento. En el grupo de retraso, la tasa de embarazos exitosos fue del 50 por ciento, y en las del grupo de adelanto fue de apenas el 22 por ciento

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies