Las mujeres en Alemania ganan menos que sus colegas masculinos

Las trabajadoras de este país recibieron en promedio un salario 22% menor que el de sus homólogos masculinos
ABC.ES-05/10/2012-JOSÉ PABLO JOFRÉ

Nuevos datos; el mismo problema. Las mujeres en Alemania continúan ganando significativamente menos dinero que los hombres. Y su presencia en los altos cargos de las grandes empresas alemanas continúa siendo una excepción, algo que está lejos de satisfacer la política de la Comisión Europea en cuanto a igualdad de género. En este sentido, la comisaria de Justicia Viviane Reding ha planteado unas directivas con el objetivo de equilibrar los sexos en las juntas directivas de las grandes empresas alemanas, un proyecto de ley de discriminación positiva que ha servido para refrescar una polémica histórica.
 
Un informe desvelado este jueves por la oficina federal de estadística indica que en el año 2010 las trabajadoras de este país recibieron en promedio un salario 22% menor que el de sus homólogos masculinos. La diferencia de ingresos por género se ha reducido sólo en un punto porcentual al comparar las estadísticas del año 2006.
 
Especialmente ancha es la brecha por sexo entre ejecutivos y técnicos. En estos sectores las mujeres ganaron casi un tercio menos que los hombres. En profesiones académicas la diferencia es de un 28%. La menor brecha salarial entre hombres y mujeres se encuentra en actividades de oficina, donde las mujeres sólo ganaron cuatro por ciento menos que los hombres. La brecha de ingreso promedio es según el DIW de 21%, así en el sector económico mientras una mujer gana en promedio 3.859 euros, un hombre 4.910. En 2001, sin embargo, la diferencia era de treinta por ciento.
 
Según el informe, la diferencia de ingresos entre hombres y mujeres aumenta con la edad: de 24 años hacia abajo la diferencia es sólo de un dos por ciento; sin embargo en el grupo de edad de 25 a 34 la diferencia fue de un once por ciento. La mayor diferencia –28%– es para el rango de edad de entre 55 y 64 años.
 
Un segundo informe, esta vez del Instituto Alemán de Investigación económica (DIW, en sus siglas en alemán) ha hecho público esta semana que la proporción de mujeres ejecutivas ha aumentado del 22% al treinta por ciento en la última década, pero –cuidado– en los cargos directivos, su presencia sigue siendo una excepción: sólo el tres por ciento de las juntas directivas de las 200 mayores empresas alemanas son mujeres.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies