La violencia de género en sentencias

CNMI-31/10/2012-(EUROPAPRESS)

- Piden siete años de cárcel a un acusado de atar a su mujer todas las noches a la pata de una litera. Un hombre español, Manuel Y.C., feriante de profesión, será juzgado el miércoles por delitos de maltrato habitual y detección ilegal.

Convivía, junto a su mujer y los dos hijos menores de la mujer, en una caravana aparacda en Torrejón de Ardoz, y por la noche ataba a su mujer del tobillo con una cadena de unos 7 metros de longitud a la pata de la litera, que le permitía moverse por la caravana pero no salir fuera, y por el día la soltaba bajo la vigilancia de los familiares de él.

La Fiscalía de Madrid pide 7 años de cárcel para el acusado. Según el fiscal, desde el comienzo de la relación tuvo hacia ella una actitud agresiva con continuos episodios de maltrato, agresiones y amenazas de muerte, llegando a decirle que le quitaría a los niños. En ese contexto, la víctima le dejó dos veces, pero luego reinició la convivencia. En abril de 2007 la mujer escapó y encontró refugio en Palma de Mallorca. A consecuencia de los golpes recibidos y de haber permanecido encadenada largos periodos de tiempo, la víctima presenta cervicalgia mecánica y escoriaciones cicatrizadas en tobillo derecho, además de daños psicológicos.

- Ha sido condenado a una pena de 17 años de cárcel a Antonio F.E., al considerar que es autor del delito de asesinato con ensañamiento, con la agravante de parentesco, de su pareja sentimental, a la que quitó la vida tras asestarle 68 puñaladas en el domicilio que compartían en Los Belones (Cartagena). Asimismo, la juez impone que el procesado deberá indemnizar a la hija de la fallecida, menor de edad, en la cantidad de 180.000 euros, con la prohibición de comunicación a ella, su domicilio o lugares públicos o privados frecuentados por la menor y centros de trabajo en una distancia no inferior a 300 metros.

El acusado nunca agredió a su pareja, con la que estuvo nueve años, pero advierte de la "violencia verbal" a la que fue sometida con frecuencia. Además de las más de 68 puñaladas que propinó a la víctima y que fueron producidas en vida y en un intervalo corto de tiempo "con el propósito de causar un dolor y un sufrimiento innecesario", advierte que el procesado "realizó estos hechos en un estado exacerbado y colérico que le afectó al control de sus impulsos", no obstante las facultades mentales de Antonio en el momento de los hechos "se hallaban plenamente conservadas, hasta el extremo de ser capaz de comprender y decidir sus actos", según apreció el Jurado Popular en el veredicto que emitió.

- La Sección 27 de la Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a 19 años y medio de cárcel a Grigor R.B. como responsable de la muerte de su pareja, a quien asestó hasta 26 puñaladas que le seccionaron la carótida, la yugular y la traquea.En una sentencia los magistrados consideran a Grigor autor de un delito de asesinato, con la agravante de parentesco y lesiones.
 
El hombre alegó que actuó en defensa propia como reacción a las supuestas cuchilladas que le propinó primero su novia, por lo que su defensa pidió su libre absolución al estar exonerado de responsabilidad penal. Los hechos se produjeron el 18 de febrero de 2010 cuando el procesado regresó de Sofia (Bulgaria) para arreglar unos asuntos con su entonces pareja. Según la fiscal, éste se dirigió a la vivienda donde trabajaba la fallecida, en Leganés, y le asestó 26 puñaladas, catorce de ellas en el cuello.

- La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a 15 años y nueve meses de prisión a un acusado por acabar el 7 de marzo de 2011 con la vida de su exesposa de seis puñaladas en su vivienda situada en la localidad madrileña de Fuente El Saz del Jarama tras saltarse una orden de alejamiento. En una sentencia los magistrados consideran a Vicente S.M., de 58 años, autor de un delito de asesinato, con la agravante de parestesco y la atenuante de confesión, y un delito de quebrantamiento de medida cautelar. La Fiscalía de Madrid solicitaba que se le condenara a 19 años de cárcel. En el juicio, que se celebró a finales de septiembre, los hijos de la fallecida decidieron retirar la acusación contra su padre, quien ahora deberá indemnizarles con 120.000 euros a cada uno. En su declaración, se acogieron a su derecho a no declarar y renunciaron a su abogada.  

La mujer interpuso dos denuncias en 2010 y 2011 contra su marido y un juzgado de Violencia sobre la mujer dictó una orden de alejamiento de 500 metros y posteriormente de todo el pueblo por amenazas telefónicas de muerte para impedir que el hombre se acercara a su mujer.
 
Versión del acusado: en su declaración, el acusado aseguró que era ella la que llevaba el cuchillo el día de los hechos y negó que la esperara dentro de su finca para abordarla y matarla, tal y como apunta el fiscal y señalan las investigaciones policiales. Según el fiscal, el hombre no se entregó, sino que llegó a su casa tras el asesinato para quitarse la ropa manchada de sangre y que después fue localizado y arrestado por la Guardia Civil.

- El Tribunal Supremo ha confirmado la condena a 17 años y medio de prisión impuesta por la Audiencia Provincial de Madrid al boliviano Carlos L.P. por asesinar en junio de 2009 de doce puñaladas a su pareja, una joven dominicana llamada Nairobys.Los magistrados comparten, salvo uno de ellos que emite un voto discrepante, "la concurrencia del elemento volitivo propio del ensañamiento en la medida que la inteligencia y voluntad del agresor no tenía déficit alguno". El tribunal del jurado que enjuició los hechos apreció el ensañamiento, una circunstancia que no se contempló cuando la sentencia fue recurrida en apelación. Ahora, el Supremo acuerda condenar a Carlos como autor de un delito de asesinato cualificado por el ensañamiento con la agravante de parentesco a la pena de diecisiete años doloso y seis meses.
 
Hechos de la acusación: Según los hechos, el encausado se encontró la noche del crimen con su expareja en una discoteca y decidieron ir a su domicilio, donde se encontraba la madre del agresor y su novio. El acusado se encontraba el 20 de junio de 2009 a las 06.00 horas en el dormitorio junto a su expareja, de nacionalidad dominicana, en una vivienda de Fuenlabrada. Ambos tenían una hija común de dos años. El acusado cogió un cuchillo de cocina, que tenía habitualmente en su habitación y que usaba para comer, con la intención de acabar con la vida de la mujer. Carlos L. P. asestó hasta doce puñaladas a la mujer, lo que causó su muerte por pérdida masiva de sangre. El acusado huyó inmediatamente del lugar de los hechos y se desprendió del cuchillo. Carlos L.P. fue detenido el mismo día 20 de junio de 2009, acordándose la prisión provisional.

 

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies