La psicóloga Mayca Sánchez explica cómo se realiza la atención psicológica de urgencia a mujeres víctimas de violencia de género

Su trabajo se enmarca en el Proyecto Pilar, uno de los dispositivos de la Red Extremeña de atención a víctimas de violencias machistas
28/10/2020

 

El objetivo del conversatorio online organizado ayer por Mujeres en Igualdad fue poner en el centro a las mujeres víctimas de violencia de género y conocer, con detalle, cómo se realiza el acompañamiento y reparación del daño, en esta ocasión desde la perspectiva psicológica. Así lo afirmó María García Sánchez, directora de programas de la confederación, tras presentar a Mayca Sánchez Espinosa, psicóloga del dispositivo de Atención Psicológica de Urgencia de la Red Extremeña de Atención a mujeres víctimas de violencias machistas. 

Licenciada en Psicología por la Universidad Pontificia de Salamanca, especialista en Intervención Social por la Universidad de Extremadura y Agente de Igualdad, Sánchez Espinosa es una profesional de vocación que ha convertido su trabajo de mejorar el bienestar de las personas en su filosofía de vida. Durante más de una hora explicó con detalle el funcionamiento de los puntos de violencia, cómo se produce la escalada de violencia, cómo funciona el sistema de alertas y ofreció diversas recomendaciones de primeros auxilios psicológicos (permitir a la víctima expresarse emocionalmente de una manera extensa, no interrumpir, darles tiempo, respetar los silencios, ser capaces de ponernos en su lugar, demostrar con nuestro comportamiento que estamos escuchando y proporcionar información para avanzar en el proceso de recuperación psicológica). 

 

 

Según indicó la psicóloga en esta nueva sesión del Programa IPAD, subvencionado por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, su trabajo se enmarca en el Proyecto Pilar, uno de los dispositivos de la Red Extremeña de Atención a Víctimas de Violencia de Género que garantiza la atención psicológica a través de los Servicios de Atención de Emergencia y de Atención Especializada a las Víctimas.

El Colegio Oficial de Psicólogos de Extremadura viene desarrollando este proyecto desde el año 2006.

La atención psicológica de urgencia tiene como misión preferente realizar una primera valoración del estado psicológico de la víctima, poner en marcha un plan de actuación para minimizar el impacto de la experiencia vivida y derivar a los Puntos de Atención Psicológica de la zona para que desde allí se realice la intervención apropiada o se derive al dispositivo de atención pertinente.

El servicio que se presta es gratuito y su principal cometido es ofrecer asistencia psicológica de forma inmediata a las mujeres que sufren este tipo de violencia y que se encuentran en situación de emergencia, en cualquier municipio de la comunidad autónoma. Profesionales adscritos al dispositivo, como Mayca Sánchez, prestan sus servicios desplazándose a la localidad de la víctima. "Se intenta intervenir en un entorno en el que la víctima se encuentre cómoda y lo más tranquila posible. Ese entorno es el domicilio, siempre que sea posible", señaló en la charla. 

"Tenemos una red de atención muy amplia. Cuando la mujer acude a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Servicios Sociales, centros de salud, hospitales u oficinas de Igualdad y un profesional valora que necesita una intervención psicológica, automáticamente contactan con la coordinadora en la provincia de Cáceres o Badajoz, que realiza esa primera llamada y nos cuenta un poco cuál es la situación específica de la víctima. Automáticamente intervenimos", aclaró.

Hay veces que las intervenciones son de urgencia. Por ejemplo, cuando la víctima se encuentra interponiendo la denuncia con "un estado de ansiedad importante". 

En ocasiones, las víctimas acuden a los organismos públicos a denunciar su situación, pero otras acuden para realizar otra demanda y es en esa solicitud cuando el profesional valora que está siendo víctima de violencia machista y activa el protocolo. Mayca Sánchez nos relató un caso reciente en un centro de salud. Suele ocurrir que, tras las intervenciones de urgencias, se realice una derivación al punto de atención psicológica. Es otro recurso de la red y aquí se lleva a cabo "una intervención más terapéutica y prolongada en el tiempo".

"Básicamente, lo que hacemos es recoger una primera respuesta psíquica de la víctima y trabajar la contención emocional, resolución del conflicto y estrategias para afrontarlo", subrayó la psicóloga, que detalló cómo han trabajado durante la pandemia y confinamiento por Covid-19. El Proyecto PILAR ha seguido estando operativo y se han tenido que priorizar las atenciones telefónicas y telemáticas. 

Las consecuencias psicológicas del maltrato crónico pueden resultar devastadoras para la regulación emocional de la persona que lo sufre. Las respuestas psíquicas inmediatas van desde el shock emocional, negación, abatimiento, temor, confusión a la culpa o vergüenza. 

Un elevado porcentaje de víctimas de violencia presentan un perfil psicopatológico caracterizado por el estrés crónico, estrés postraumático (TEPT) y otras alteraciones clínicas (depresión, ansiedad, sentimientos de culpa, etc..) Ser víctima durante periodos prolongados produce daños, tanto biológicos como psicológicos.

Sánchez destacó la importancia de ponernos en su lugar porque "entendiéndolo es mucho más fácil dar ciertas respuestas". Eso sí, sin caer en el paternalismo, aunque se haga con la mejor de las intenciones. También hay que evitar culpabilizar a través de frases tales como... ¿por qué no has venido antes?, así como dar dar falsas esperanzas. La terapia de pareja está absolutamente contraindicada.

A continuación refirió las actitudes más habituales en los agresores tras ser denunciados (pasiva, agresiva y la más preocupante, a su juicio, la seductora) y las fases en la escalada de la violencia, un proceso cíclico que se inicia con una fase de acumulación de tensión (agresiones verbales y psíquicas), seguida de una fase de estallido de la violencia física (golpes, descontrol) y que culmina en una fase de falso arrepentimiento de los agresores, auténticos "manipuladores emocionales" ("no volverá a ocurrir, "todo cambiará"...). Cuando la cronicidad de la violencia es alta, desaparece la conocida como fase de luna de miel y el ciclo se reduce a las fases de tensión y agresión. Esto nos muestra alta peligrosidad. "Es muy común que la víctimas soliciten ayuda cuando se produce una escalada en la violencia producida", indicó.

Muchas gracias a Sánchez y a todas las personas que nos acompañaron. 

Ni Una Más 

 

 

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: prensa@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.