La madre sigue siendo quien más tiempo y de mejor calidad dedica a los hijos

APRENDEMAS.COM-03/05/2010-MARIA M. FERNÁNDEZ

Según un estudio de la Fundación Alternativas, es muy importante invertir en el desarrollo cognitivo del menor entre los cuatro meses y tres años.

El tiempo dedicado a los hijos en la actualidad es de mayor calidad. Es una de las principales conclusiones que se extraen del reciente informe ‘Cuidado parental en la infancia y desigualdad social: un estudio sobre la Encuesta de Empleo del Tiempo en España’ de la Fundación Alternativas, elaborado por María José González, Marta Domínguez y Pau Baizán.  

En la presentación del estudio el pasado 28 de abril, las autoras afirmaron que a lo largo de la historia las familias cambian continuamente y el acceso de la mujer al mercado de trabajo ha supuesto un cambio radical en el cuidad de los hijos, aunque no negativamente ya que el tiempo dedicado a ellos es de mayor calidad.  

También apuntaron que aunque el hombre colabore cada vez más con la mujer en el cuidado de los niños, las madres dedican tres horas diarias más que los padres a la crianza de sus hijos. El informe analiza el tiempo que dedican los padres españoles a sus hijos menores de 10 años con el objetivo de analizar las diferencias en el tiempo de “calidad” que se refieren a actividades que fomentan el desarrollo cognitivo de los niños como la lectura, por ejemplo, y según grupos sociales. El estudio se basa en una muestra de 3.692 madres y el mismo número de padres, extraída de la Encuesta de Empleo del Tiempo (2002-2003).  

Según el estudio, es muy importante invertir en el desarrollo cognitivo del menor entre los primeros cuatro meses y los tres años de vida. Esto es muy productivo porque el tiempo dedicado durante esta etapa “puede llegar a tener consecuencias importantes en su rendimiento escolar e incluso en su futura integración social”, manifiesta el estudio. 

El documento también explica que el tiempo que los padres dedican a sus hijos está desigualmente distribuido según las características sociales de las familias. Aquí entra en juego el nivel educativo de los progenitores y la clase ocupacional. Por ejemplo, está demostrado que los padres con estudios universitarios dedican más tiempo a la estimulación intelectual de los niños.  

Otra de las conclusiones es que las jornadas laborales superiores a 45 horas semanales, las jornadas partidas y sin flexibilidad horaria, así como la ubicación en ciertos grupos ocupacionales estás asociadas a menor tiempo de dedicación. Estas personas dedican menos y peor tiempo a interactuar, aprender y compartir espacios de ocio con sus hijos.

El principal reto que el estudio plantea es que los agentes políticos deberían evitar la transmisión de desigualdades sociales de padrea a hijos que se generan durante la infancia. Por eso, el informe aconseja que las intervenciones públicas tendrían que compensar las carencias de los cuidados de los menores, sobre todo en las familias más desfavorecidas. Se recomiendan políticas sociales y el fomento de la igualdad de oportunidades de la infancia. 

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies