El Observatorio Social de la Caixa analiza las necesidades sociales de mujeres y hombres

A través de cinco dimensiones: bienestar económico y material, empleo, acceso a una vivienda digna, educación y estado de salud
4/06/2020

¿Hemos mejorado en igualdad de género en los últimos años? Esta es la pregunta que plantea el último informe del Observatorio Social de la Caixa, que analiza el escenario pre-covid-19 de cinco dimensiones: el bienestar económico y material, el empleo, el acceso a una vivienda digna, la educación y el estado de salud.

 

BIENESTAR ECONÓMICO


Uno de los rasgos principales de la desigualdad es la mayor vulnerabilidad económica de las mujeres que, aun teniendo cubiertas sus necesidades básicas, a menudo atraviesan situaciones de estrecheces y renuncias. Especialmente las mayores de 65 años.

En 2016, la brecha en las pensiones medias de mujeres y hombres mayores de 65 años en España era de 32,5 puntos. Esta distancia disminuyó en la etapa más reciente, pero es todavía muy elevada y, por tanto, determinante de la brecha de género.

La falta de autonomía en las mujeres es más del doble que la de los hombres en todos los años objeto de estudio, e incluso el triple en algunos. Esta brecha de género se repite en todas las edades, si bien se amplía a medida que envejecen. 

 

MERCADO DE TRABAJO

El porcentaje de mujeres con salarios bajos -por debajo de 2/3 del salario mediano- es el doble y hasta casi el triple que el de los hombres a lo largo del período analizado. En particular, en 2014 mientras que uno de cada seis hombres tenía un salario mensual bajo (por debajo de 2/3 del salario mediano), tal situación se repetía en una de cada tres mujeres. Esta brecha disminuyó entre 2006 y 2014, último año con información disponible.

Hay que destacar que estos datos no se han ajustado. Es decir, no se han tenido en cuenta otras características que además del género, como la edad o los estudios alcanzados, pueden determinar los salarios. En cualquier caso, los resultados ponen de manifiesto las diferencias existentes entre hombres y mujeres en el mercado laboral en España, que se traducen en una persistente brecha en tasas de empleo y desempleo a favor de los hombres, en un mayor peso del trabajo a tiempo parcial -a menudo no deseado- y de contratos de carácter temporal en las mujeres. Hay que sumar a estos factores una importante segregación de éstas en ocupaciones de menor remuneración.

 

VIVIENDA

El acceso a la vivienda es especialmente difícil para los hogares encabezados por mujeres. El esfuerzo que tienen que realizar para adquirir una vivienda estándar, suponiendo que destina a ello toda su renta disponible anual, es siempre superior al que necesita una familia encabezada por un hombre. Más de una cuarta parte de la población española que vive en hogares encabezados por mujeres sufren sobrecarga por el coste de la vivienda, que se ha acentuado notablemente en los últimos años.

 

SALUD

La salud mental es un elemento clave del estado de salud. Uno de los diez problemas más frecuentes en la población son los problemas de salud mental: depresión y otros problemas mentales como la ansiedad crónica. Su prevalencia es el doble en las mujeres que en los hombres durante todo el período analizado.

En el año con información más reciente (2017), el porcentaje ajustado por edad de mujeres con problemas de salud mental es el 12,3%, mientras que en los hombres se reduce casi a la mitad (6,7%). Este tipo de problemas aumentan con la edad tanto en mujeres como en hombres, salvo en los hombres entre 65 y 74 años, cuya prevalencia de salud mental es incluso menor que la de los hombres adultos entre 45 y 64 años. 

La incidencia de muchas enfermedades y problemas de salud puede reducirse con estilos de vida más saludables. Entre 2012 y 2017, el porcentaje de población sedentaria en su tiempo de ocio se redujo en casi siete puntos porcentuales, pero la conducta sedentaria es más frecuente en mujeres que en hombres.

 

EDUCACIÓN

El porcentaje de personas que caen en el abandono escolar temprano en España es muy alto. La incidencia es mucho mayor en los hombres que en las mujeres. En 2017 abandonaron de forma temprana la educación un 22% de los hombres (18-24 años), frente al 14% de las mujeres.

Un segundo aspecto clave es la calidad de los conocimientos y las competencias que proporcionan. Los indicadores de competencia insuficiente en comprensión lectora y en matemáticas en Secundaria del alumnado de 15 años reflejan una clara brecha de género en ambos tipos de competencia y de signo contrario. Las competencias lectoras son peores entre hombres que entre mujeres y al contrario en competencias matemáticas.

¿Y cuál es la situación en Europa?

 

 

yes CONSULTA EL INFORME COMPLETO

 

Luis Ayala Cañón, Rosa Martínez López, Universidad Rey Juan Carlos y EQUALITAS;Olga Cantó Sánchez, Marina Romaguera de la Cruz, Universidad de Alcalá y EQUALITAS;Carolina Navarro Ruiz, UNED y EQUALITAS. 

 

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: prensa@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.