El 74,3% de mujeres y el 66,9% de hombres creen que las agresiones sexuales casi no se denuncian

La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha realizado un estudio pionero en España y en Europa para conocer la dimensión real de la violencia sexual.
05/06/2018

¿Cuál es la actitud de la sociedad española frente a la violencia sexual? ¿Y frente al acoso sexual en el puesto de trabajo? ¿Rechaza estas conductas sexistas y culpabiliza al agresor o, por el contrario, culpa a la víctima de agresiones, abusos o acoso sexual? ¿Qué importancia juega el alcohol? ¿Considera aceptable obligar a prostituirse a una mujer?

Estas han sido algunas de las preguntas formuladas a una muestra de 2.465 personas de 16 y más años, representativa de la población de hombres y mujeres residente en España. Este estudio, encargado y publicado por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, es pionero no solo en España, sino en toda Europa. Es la primera vez que se realiza una encuesta enfocada íntegramente al estudio de la violencia sexual. Los resultados son, en muchos casos, más que preocupantes. 

El estudio se encuadra dentro de los requerimientos del Convenio de Estambul y de la Estrategia Nacional 2013-2016 para la erradicación de la violencia contra la mujer y da respuesta a las siguientes medidas del Pacto de Estado contra la Violencia de Género: medidas 172 y 187 del Congreso y medida 178 del Senado.​

 

¿CUÁLES SON LAS CONCLUSIONES MÁS RELEVANTES?

yes La mayor parte de la población condena la violencia sexual.
yes No obstante, cuando se pregunta por comportamientos de violencia sexual que no implican relaciones sexuales o cuando estas relaciones se enmarcan en el ámbito de la pareja, disminuye de forma sustancial el porcentaje de personas que los condenan.
yes La importancia que la población da al papel del alcohol en las agresiones sexuales difiere en función de si el consumo ha sido por parte de la víctima o del agresor.
yes Más de 8 de cada 10 personas rechazan afirmaciones que culpan a la víctima de una agresión sexual de forma explícita, pero este rechazo disminuye de manera importante cuando las afirmaciones son más indirectas.

yes El 40,9% de los hombres y el 33,4% de las mujeres considera que la responsabilidad para controlar el acoso sexual reside en la mujer acosada. Esta creencia dificulta que las víctimas pidan ayuda y favorece que los agresores mantengan su comportamiento, fomentando así que la violencia sexual se perpetúe.

"Casi todos los tipos de acoso sexual en el trabajo terminarían si simplemente la mujer le dice al hombre que pare”, es, de todos los empleados en la encuesta para medir el acoso sexual, con el que mayor porcentaje de la población muestra algún grado de acuerdo (37,0%). Es más, es el ítem con el que más personas se muestran totalmente de acuerdo (15,5%), con bastante diferencia con respecto a cualquier otro ítem relativo al acoso sexual. Este dato resulta preocupante por sus implicaciones en lo relativo a la tolerancia al acoso sexual.


yes Principales características sociodemográficas asociadas al rechazo del sexismo, el acoso sexual en el trabajo y las agresiones sexuales:

  • Mujer: las mujeres, en todos los casos, muestran un rechazo superior al de los hombres.
  • Joven: las generaciones más jóvenes muestran un rechazo superior al de las personas mayores de 60 años.
  • La educación: a medida que aumenta el nivel de formación se incrementa el rechazo al sexismo, el acoso sexual en el trabajo y las agresiones sexuales

yes Actitudes hacia las agresiones sexuales:

1 de cada 3 hombres (34,1%) y algo más de 1 de cada 5 mujeres (22,5%) se muestra de acuerdo con la afirmación “Muchas mujeres tienden a exagerar el problema de la violencia machista”, lo que implica restar importancia a un problema de gran magnitud social.


₋ El 85,4% de la población muestra algún grado de desacuerdo con la afirmación “Cualquier mujer que sea tan poco precavida como para andar sola de noche por callejones oscuros tiene parte de culpa si es violada”, rechazando por tanto culpar a la víctima de una agresión sexual.


₋ El 47,7% de la población manifiesta algún grado de acuerdo con la afirmación “El alcohol es a menudo el causante de que un hombre viole a una mujer”, lo que implica que eximen, al menos parcialmente, al agresor por sus acciones y por tanto tienen una cierta tolerancia a la violencia sexual.

 

- También es muy preocupante que un 43,7% muestre algún grado de acuerdo con la afirmación “Si una mujer no tiene intención de tener relaciones sexuales con un hombre no debería coquetear con él”, lo que implica que culpan, al menos parcialmente, a la víctima de una agresión sexual y por tanto tienen una cierta tolerancia a la violencia sexual.

 

 

- Existe un gran desconocimiento sobre las características de las agresiones sexuales: según la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer 2015, sólo el 18,6% de las violaciones que se producen fuera del ámbito de la pareja son cometidas por desconocidos. Es decir, la mayor parte de las agresiones sexuales son cometidas por hombres que la víctima conoce. 

yes Opiniones sobre la punibilidad de los distintos tipos de violencia sexual contra las mujeres

Violencia sexual:

  • El 98,7% de la población considera inaceptable “dar de forma deliberada a una mujer alcohol o drogas para poder mantener relaciones sexuales con ella”.
  • “Obligar a la pareja a mantener relaciones sexuales no deseadas” es considerado inaceptable por el 95,2% de la población.

Un 19,3% cree que a pesar de ser algo inaceptable no debe estar siempre castigado por la ley.

  • Cuando el comportamiento por el que se pregunta no abarca las relaciones sexuales, el porcentaje de quienes consideran que además de ser inaceptable debe estar penado por la ley disminuye:

- “Tocar a una mujer de forma no deseada” concita el rechazo del 97,8% de la población.
El 67,7% cree que además de ser inaceptable debe ser siempre castigado por la ley.

- El 95,5% de la población considera inaceptable “Besar a una mujer contra su voluntad”.

El 42,6% considera que además de ser inaceptable debe ser siempre castigado por la ley.


₋ El comportamiento “Hacer comentarios y sugerencias de tipo sexual no deseados a una mujer” es el que menos rechazo suscita: el 86% de las personas entrevistadas lo considera inaceptable.
Un 23,1% cree que debería ser siempre castigado por la ley.
Una de cada diez personas entrevistadas (9,9%) considera que es un comportamiento aceptable en algunas circunstancias.


Violencia sexual en el marco de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación:


Más del 95% de la población considera inaceptables todos los comportamientos de violencia sexual ligados al uso de las nuevas tecnologías por los que se pregunta en la encuesta.



Trata de mujeres con fines de explotación sexual y consumo de prostitución


“Obligar a prostituirse a una mujer”:
₋El 99,3% de la población lo considera inaceptable y el 97,0% cree que además de ser inaceptable debe ser siempre castigado por la ley.

 

“Pagar a una mujer por mantener relaciones sexuales (prostitución)”:

  • El 61,4% de las mujeres y el 53,5% de los hombres consideran que el consumo de prostitución es inaceptable.
  • El 31,1% de los hombres y el 38,6% de las mujeres creen que además de ser inaceptable debería ser siempre castigado por la ley.
  • El consumo de prostitución es considerado como algo aceptable por el 30,9% de las mujeres y el 42,9% de los hombres.
  • Es, de todos los comportamientos analizados en este capítulo, el que menos personas identifican como una forma de violencia sexual contra la mujer.

Opiniones sobre la frecuencia con la que las mujeres denuncian las agresiones sexuales

 El 74,3% de las mujeres y el 66,9% de los hombres opinan que las agresiones sexuales casi no se denuncian.


₋ Aun así, el 26,9% de los hombres y el 21,9% de las mujeres creen que las agresiones sexuales se denuncian siempre o en la mayor parte de las ocasiones, lo que contrasta con la realidad: un análisis realizado con datos de la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer 2015 mostraba que sólo el 6% de las mujeres que sufren una violación por parte de alguien que no es su pareja ni expareja, denuncian a su agresor. Este dato va en la misma línea que otros estudios realizados a nivel internacional y que también reflejan la escasa frecuencia con la que se denuncian las agresiones sexuales.
 

El 73,0% de las mujeres considera que las denuncias por agresiones sexuales raramente o nunca son falsas, frente a un 59,9% de hombres.


₋ El 33,2% de los hombres y el 22,5% de las mujeres consideran que las denuncias son falsas algunas veces.
₋ El porcentaje de quienes creen que las denuncias son a menudo falsas es escaso: 2,1% de los hombres y 0,9% de las mujeres.


Estereotipos sobre los agresores

En el análisis de las creencias sobre los motivos por los que algunos hombres agreden sexualmente a las mujeres hay que distinguir entre los que de alguna forma justifican el comportamiento del agresor y los que no.


Motivos que exculpan, al menos parcialmente, al agresor de su comportamiento:

  • “Tener problemas mentales”, citado por el 34,1% de las personas entrevistadas.
  • “Consumo de alcohol y/o drogas”, citado por el 25,3% de las personas entrevistadas.
  • “No pueden controlar sus impulsos sexuales”, mencionado por el 19,7% de las personas entrevistadas.
  • “No identifican sus acciones como una agresión sexual”, citado por el 14,3%.

Motivos que no exculpan al agresor de su comportamiento:
₋ “No aceptar el rechazo por parte de una mujer”, mencionado por el 28,2% de las personas entrevistadas.
₋ “Buscan controlar a las mujeres”, citado por el 25,3% de las personas entrevistadas.
₋ “Disfrutan sometiendo sexualmente a las mujeres”, mencionado por el 22,4%.

 

El motivo más citado tanto por los hombres como por las mujeres es el estereotipo relativo a que los agresores tienen problemas mentales, pero los hombres (38,4%) lo citan en mayor medida que las mujeres (30,0%).
 

Las mujeres citan más frecuentemente que los hombres motivos que no eximen al agresor de su culpa como “No aceptan un rechazo por parte de una mujer” (31,7% vs. 24,6%) o “Buscan controlar a las mujeres” (28,9% vs. 21,4%).

 

La realización de campañas de sensibilización contra la violencia sexual es la medida preventiva más citada: el Gobierno tenía previsto en 2018, por primera vez en España, una campaña específica para prevenir las agresiones sexuales.

ESTUDIO COMPLETO:

http://www.violenciagenero.msssi.gob.es/violenciaEnCifras/estudios/investigaciones/home_Copy.htm
 

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.