Descubre qué implica viajar en clave feminista, con Carmen Delgado Sosa

A lo largo de la historia, algunas mujeres decidieron desafiar las normas, viajar solas y explorar el mundo, como Egeria
16/10/2020

 

¿Es viajar sola un acto feminista? ¿Por qué habiendo tantas mujeres con la posibilidad de viajar no lo hacen solas? ¿Por qué tienen más miedos? ¿Es igual la experiencia del viaje para hombres que para mujeres? Sobre estas cuestiones ha reflexionado Carmen Delgado Sosa, periodista, agente de igualdad y viajera, en el conversatorio online 'Viajando en clave feminista. Experiencias vitales desde la perspectiva de género', del Programa Cuidat+. 

A su juicio, el viaje es una experiencia vital imprescindible por aquello que decía Mark Twain: "viajar es fatal para los prejuicios, el fanatismo y la estrechez de mente, y la mayoria de las personas lo necesitan mucho por estas razones. Los puntos de vista amplios, sanos y caritativos y las cosas no se pueden adquirir si se está en un pequeño rincón de la tierra durante toda la vida”.

A poco que salgas de tu entorno más cercano y contactes con otras culturas, es muy difícil sostener los prejuicios y estereotipos, defiende. "Se crece mucho en autoconocimiento y en conocimiento de dónde estamos y cómo podemos intervenir en el contexto social y cultural".
 
A lo largo de la sesión nos ha relatado diversas anécdotas y experiencias de sus viajes sola, con otras mujeres y en grupos con hombres, teniendo presente, como reconoce, que es una mujer que representa "a una parte muy pequeña de las mujeres del mundo". La mayoría -señala- no se puede plantear viajar como experiencia vital de autoconocimiento”. 
 
En este pequeño grupo cada vez son más las mujeres que viajan, pero Delgado se plantea por qué existen más dudas o temores a viajar solas y si esas dudas son propias o inducidas por el entorno. Lo cierto es que todo el mundo nos advierte del peligro del camino, como a CaperucitaLa pregunta es: ¿existe el lobo? Sí, responde. ¿Y quién es? El lobo se llama cultura de la violación y "ningúna mujer, viaje o no viaje, puede decir que no haya sentido al lobo de cerca", añade.
 
Hasta 90.000 mujeres, según estadísticas de la ONU, son asesinadas cada año en el mundo por ser mujeres. "Más de la mitad en su entorno familiar o a manos de parejas o ex parejas", puntualiza la agente de igualdad.
 
 
Cuando te recuerdan que 'ese no es tu sitio'
 
Este lobo acecha en un tren de la India, en el metro de Turquía pero también en el transporte público de Canadá. Hace ocho años, Carmen viajó con sus hermanas a la India, considerado el país más peligroso del mundo para las mujeres. En un tren nocturno, el revisor les dijo: "¿viajáis solas? No se os ocurra dormir. No os relajéis". "La lectura es terrible, pero esto también ocurre en ciudades como Toronto, de Canadá, donde han implantado una app para todo el transporte público que permita denunciar las agresiones sexuales".
 
Delgado insiste en que no hay países más seguros porque la violencia sexual se da en todo el mundo. "Ese miedo ya viaja con nosotras". ¿Qué podemos hacer? Ella apuesta por deconstruir esa masculinidad hegemónica: "La culpa no es por ir sola, ni por cómo vas vestida, ni por la hora, el culpable siempre es el machismo".
 
Viajar libremente por el mundo no es, ni de lejos, lo que se supone que debe hacer una mujer. "Cualquier mujer que viaja siente en un momento u otro el síndrome de la impostora, por el que te recuerdan que ese no es tu sitio". A esto se suma la ausencia de una figura masculina. "Te preguntan dónde está tu novio, si no tienes marido, si no tienes hijos... Tienes que responder permanentemente, explicándole al mundo porque estás allí", destaca. 
 
Para las mujeres de Occidente, la ausencia de una pareja masculina puede resultar incómoda, pero para las mujeres de China o India es un drama. 

¿Has oído hablar de las Sheng Nu (mujeres sobrantes) de China? Son aquellas que han cumplido 25 años, siguen solteras y, por ello, están fallando a su entorno. En Europa las conocimos hace cuatro años gracias a un vídeo de la compañía de cosméticos SK-II, que denunció esta presión y destacó la valentía de las mujeres que se rebelan contra esta dictadura social. 

 

 

 

Peor es aún la situación de las mujeres viudas de la India. Son muertas en vida. Tras el fallecimiento del marido les rapan el pelo y las despojan de todas posesiones y de su estatus social. Son repudiadas hasta por su propia familia. Creen que traen mala suerte y son condenadas a vivir en la indigencia. 

 

¿Soy yo o es el mundo?

En definitiva, sea en un país u en otro, recibes el mensaje de que vas a defraudar expectativas, de que la culpa será tuya si te ocurre algo porque has sido una inconsciente. Es inevitable que te autocuestiones y plantees: ¿Soy yo o es el mundo?, indica Delgado.  

Sin embargo, a lo largo de la historia algunas mujeres decidieron desafiar esas normas, viajar solas y explorar el mundo, como Egeria. Hace 1.638 años, la primera viajera española salió de Galicia rumbo a Jerusalén. Entre los años 381 y 384 realizó un viaje a Tierra Santa, un trayecto de más de 5.000 kilómetros del que dejó constancia en una especie de diario de viajes, Itinerarium ad Loca Sancta.

 

 

Ha habido grandes mujeres pioneras viajeras... sepultadas en el olvido y a las que hay que rescatar. Como Mary KinsleyAnnie Londonderry, Nellie BlyAmelia Earhart... Puedes conocerlas mejor en las obras Viajeras intrépidas y aventureras, de Cristina Morató, y Viajeras de leyenda, de Pilar Tejera. 

Como indica Tejera, "tenían todo en contra: las convenciones sociales, el machismo de la época o los peligros del propio viaje, y aún así cruzaron África, desafiaron las selvas de Asia y se convirtieron en reinas de Arabia". Adiós temores. "Si nos gana el miedo, si no abrimos las puertas, igual nos estamos perdiendo cosas maravilllosas", concluye Carmen Delgado. Parafraseando a Mafalda: ¿y si es la felicidad?

yes Programa subvencionado por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

 

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: prensa@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.