De la Merced reclama más empleo, legislación y plazas de guardería

LATRIBUNADEALBACETE.ES-10/03/2010-E.REAL

La presidenta nacional de Mujeres por la Igualdad acudió a Albacete para participar en una jornada programada por el PP con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer 

  

La presidenta nacional de Mujeres por la Igualdad -organización no vinculada estatutariamente al Partido Popular pero que defiende los mismos principios programáticos-, Mercedes de la Merced, ofreció lo que para ella deben ser los pasos para conseguir la igualdad real entre hombres y mujeres.
La primera condición que debe tener la mujer, apuntó, es «ser independiente» y, para ello, necesita tener un puesto de trabajo que le permita la suficiencia económica. «Ésa debe ser la primera fórmula y, para conseguirlo, hace falta impulsar una política económica seria», dijo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A este primer paso le seguiría, apuntó De la Merced, «acabar con los convenios colectivos que discriminan a la mujer y que son legislación», a lo que reclamó que hay que modificarlos sustancialmente para, a continuación, poder dar el tercer, y necesario paso: «establecer medidas para que las mujeres que quieran ser madres no tengan que renunciar, por ello, a su puesto de trabajo».
En ese sentido, reclamó más ayudas y más plazas de guarderías y escuelas infantiles públicas para garantizar una plaza a «todo los niños mayores de cuatro meses».

Establecidas todas esas premisas, sería el momento, para De la Merced, de abordar con seriedad un replanteamiento de los horarios de trabajo. «¿Por qué en Europa se sale a las seis de la tarde y aquí no lo hacemos?».

Esa modificación, y equiparación con la jornada laboral europea permitiría que las mujeres «no tengan porqué renunciar a una parte de su jornada laboral por tener un hijo a su cargo». Es más, planteó la presidenta nacional de Mujeres por la Igualdad, «habría que estudiar también la posibilidad de establecer que la baja por maternidad sea compartida y los dos, el padre y la madre, tengan que quedarse un tiempo en casa».

Para De la Merced, por encima de todo, «lo que hay que hacer es potenciar a la mujer porque vale, no porque forma parte de una cuota», defendió.
La presidenta de esta organización se refirió al manifiesto que elaboraron con motivo del 8 de marzo y en el que, entre otras cuestiones, se recriminan al Gobierno de Rodríguez Zapatero «varias promesas incumplidas».

Entre ellas, que «prometió para esta Legislatura la plena igualdad entre hombres y mujeres y dista mucho de conseguirse, al igual que prometió el pleno empleo y España tiene más de cuatro millones de parados».

Reconoció que se han aprobado leyes importantes, «que han contribuido a que no hayan obstáculos jurídicos, pero se han quedado sólo en eso, en leyes» y, además, añadió, el intento del Gobierno de España de trasladarlo a Europa no ha dado resultado y «la UE le ha manifestado a la ministra Aído que sus propuestas no están bien formuladas y que algunas son demasiado confusas».
Para llegar a la igualdad real, defendió De la Merced, es necesario «dotar económicamente a las leyes, propiciar medios materiales, recursos, establecer penas más fuertes o incidir en la educación».
Mientras tanto, y si no es conjuntamente entre hombres y mujeres, dijo, seguirán las diferencias laborales, salariales, sociales en la sociedad española.

Cargos. El compromiso de paridad para listas electorales no se aplica, criticaron desde el PP, a la hora de adjudicar puestos de responsabilidad. El presidente provincial del PP, Marcial Marín, se refirió al gobierno regional, del que comentó que «Barreda tiene el doble de altos cargos que son hombres, 91, que de mujeres, 45». Según Marín, de los 35 delegados provinciales, 27 son hombres y sólo ocho son mujeres y los cinco delegados de la Junta, los «súper delegados» son hombres.

Añadió, además, que en esta región las mujeres cobran un 25 por ciento menos que los hombres por el mismo trabajo y que el número de autónomas representa sólo el 27,6 por ciento respecto al total de autónomos (cuando a nivel nacional es del 33,5 por ciento).

A nivel nacional, las mujeres cobran un 27,3 por ciento menos, sólo el 29,3 por ciento de altos cargos del Gobierno son mujeres, la tasa de actividad femenina es del 51 por ciento (frente al 68 por ciento masculina) y firman menos contratos indefinidos que los hombres. 

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies