Ana Isabel Delgado: "El fracaso significa que lo has intentado y solo por eso hay que valorarlo"

Entrevistamos a esta coach, emprendedora y formadora que apuesta por"emprender con sentido, para ti y para la sociedad"
22/04/2019

 

Ana Isabel Delgado Cánovas trabajaba en una de las empresas de viaje punteras de España. Gestionaba un equipo de ocho personas, había implantado un modelo de liderazgo y, tras 20 años de experiencia, había alcanzado el éxito, o lo que entendemos como éxito. Pero una mañana despertó y sus piernas no le respondían...  "Sentía dentro de mí que esa etapa ya estaba acabada, que había aprendido lo que tenía que aprender. Había perdido la alegría de ir a trabajar. Me paré, porque también me paró mi cuerpo", afirma durante esta entrevista que mantuvimos en el Hotel Meliá Castilla de Madrid para nuestro programa de Fomento de la cultura emprendedora en mujeres jóvenes. 

De eso hacen ya 10 años. Durante este tiempo ha creado no una, sino dos empresas, pero el camino ha sido -reconoce- "muy farragoso en algunos momentos, con mucho desierto". Que nadie se confunda. "Al principio sentía mucho miedo y analicé qué era lo me ocurría", señala Delgado. Lo primero que hizo fue realizar un proceso de coaching, durante tres meses y medio, para estudiar sus posibilidades y empoderarse. Pensaba: "me voy pero, ¿dónde? ¿qué hago?".

Ana Isabel, licenciada en Ciencias Biológicas pero curtida en el sector turístico, una de sus grandes pasiones, tenía una ligera idea de hacia dónde quería ir, "pero no tenía ni idea de cómo hacerlo ni de cómo dar vida a los proyectos, porque no nos dan clases de emprendimiento", señala. Cuando tomó la decisión definitiva de abandonar la empresa y volar sola generó un tsunami, sobre todo en su familia. "Todo mi entorno me decía: qué estás haciendo, con la excelente posición que tienes, con lo bien considerada que estás, con lo que estás ganando… Fue duro luchar contra todo, pero dentro de mí sentía que esa etapa ya estaba finalizada…", afirma esta emprendedora que abrió una agencia de viajes que ofrece viajes de descubrimiento o crecimiento personal (Anael Tours) y una empresa de formación (H2O, Organizaciones y Personas), sobre todo a organizaciones, para crear un liderazgo consciente. "Mi trabajo consiste en facilitar la creación de culturas con sentido y propósito en las empresas", destaca.

 

¿Cómo ha sido la travesía a lo largo de estos 10 años?  

Ha sido larga, pero sigo defendiendo que es la mejor decisión que he tomado. El tener tiempo para mí y estructurarlo como quiero, trabajar con quien quiero y trabajar en los proyectos que quiero. Vencer todos los miedos... Es un trabajo del día a día, no debemos pensar: ya he tomado la decisión y viene todo rodado. En mi caso fue difícil, no fue un proceso de la noche a la mañana.

Delgado creó primero la agencia de viajes y después siguió formándose. La lista es interminable: coach (Instituto HUNE y ASESCO), máster en inteligencia emocional por la Escuela de Postgrado de la Universidad de Alcalá de Henares, Train the Trainer por la Escuela de Emprendedores Jung, Mentoring para Emprender por la Escuela de Emprendedores Jung, seminario “Los Secretos de la Mente Millonaria” con T. Harv Eker, Wingwave para el Alto Rendimiento con Sylvia Kurpanek por Meditación & Coaching Barcelona, experta en Programación Neurolingúistica por el Instituto de Potencial Humano y curso de voz y oratoria con Damián Alcolea.

"Hay que formarse y adquirir conocimientos nuevos que no se obtienen con la formación ortodoxa o clásica", insiste Ana Isabel Delgado.

Hablas de vencer nuestros miedos, algo fundamental a la hora de emprender, ¿qué estrategias podemos adoptar para vencerlos?

Primero recomendaría detectar cuáles son esos miedos reales, porque el miedo muchas veces es genérico y necesitamos focalizarlo. Después, trabajarlo mediante sesiones de coaching o de mentoring y, sobre todo, disponer de herramientas para poder desarrollarlas día a día y tenerlas en la caja del tesoro.

¿Cuáles serían los pasos básicos?

En primer lugar es muy importante escucharte, es decir, no se trata de emprender por emprender; hay que emprender con sentido, para ti y para la sociedad.

Segundo: cuando ya tenemos la idea, siempre recomiendo hacer un plan Canvas que recoja todas las posibilidades de tu idea en una página. A partir de ahí, debes asesorarte, tanto a nivel financiero como de ayudas y subvenciones, saber cómo desarrollar un plan de negocios y, sobre todo, formarse.

Tenemos que actuar sobre bases, no nos podemos tirar a la piscina si no hay agua. Hay muchas personas que abren un restaurante sin haber trabajado nunca en uno. Eso no es fácil. Tienes que tener conocimiento de aquello en lo que emprendas. Es básico. Tienes que detectar una necesidad que exista en el mercado o, más importante, crearla tú.

 

¿Dónde detectas oportunidades para emprender?

En el sector de la formación y, sobre todo, en el desarrollo y crecimiento personal. Ahora se apuesta más por la gestión espiritual del individuo, a la que tenemos muy olvidada. Consiste en conectar con esa voz interior y sabiduría interna que todos tenemos pero a la que no hacemos caso, porque vamos todo el día en automático. ¿Para qué haces lo que haces? Ah, no sé, pero yo hago. Es importante que nos paremos a escuchar.

Lo que detecto en todas las personas que acuden a sesiones de mentoring o coaching es un problema de escucha interior. Viven en la mente y no viven en el corazón, que es la auténtica sabiduría.

Apuestas por humanizar la empresa y contactar con nuestro interior en una época caracterizada por la inteligencia artificial y la robotización… 

Es difícil integrarlo. Al final, parece que la tecnología nos aleja de los que tenemos cerca y nos conecta con los que están lejos. Deberíamos utilizarla en un sentido en el que nos conectara con todos.

Aumenta el absentismo laboral aunque, en el caso de las personas emprendedoras, es muy bajo. No te puedes desanimar porque estás al frente de tu empresa…

Por eso te tienes que enamorar cada día de lo que haces, tiene que ser tu pasión. Es aquello que, aunque no te pagaran, tú harías. A veces se trata de ese hobbie que tienes o de aquello que haces realmente bien… Me preguntan, ¿cómo detectamos el talento? y yo respondo: es aquello que haces bien, que te gusta, en lo que fluyes, esa es tu fortaleza y ese es tu talento.

Lo complicado es descubrir cuál es.

Sí, porque hoy tenemos exceso de información y no estamos conectados con nuestro interior. Si paráramos, si escucháramos nuestra voz interior, estaríamos más alineados con los cuatro ejes: físico, mental, emocional y espiritual y alcanzaríamos la felicidad.

No es nada nuevo, el oráculo de Delfos ya nos dice: conócete a ti mismo. Tampoco ayuda la sociedad. Nos programan con el miedo.

¿Qué nos enseña el Coaching cuántico?

La física cuántica viene a rebatir la física newtoniana que nos hablaba de reacción (reacción a lo que pasara). En cualquier circunstancia de la vida tú reaccionabas a lo que ocurría. La física cuántica nos dice: no, resulta que tienes poder en tus pensamientos para crear la vida que tú quieres. Es decir, tú puedes co-crear tu vida. Esa es la diferencia. Este coaching nos anima a coger las riendas de tu propia vida, a ser protagonista de la misma.

Asesoras tanto a personas como a empresas.

Sí, tengo coaching ejecutivo en empresas para analizar fortalezas o un objetivo que se hayan marcado, para llegar a un cierto punto dentro de la organización. También está el life coaching o coaching personal, donde trabajamos otro tipo de objetivos.  

¿Cuántas horas o sesiones son necesarias?

Las sesiones suelen ser de 60 a 90 minutos. Son procesos de coaching que pueden ir de cinco sesiones a diez, dependiendo de la persona. Hay un momento para todo, a veces llega alguien y le digo: trabaja esto porque todavía no estás en ese punto. Se necesita un compromiso total.

¿En qué consiste el liderazgo consciente que aplicas?

En ser consciente de las personas que están a tu alrededor. Primero, de ti mismo, de tus habilidades, fortalezas y áreas de mejora. Segundo: de tu gente, de tu equipo. Debes tener reuniones con ellos, saber qué es lo que les motiva, qué miedos pueden tener, qué áreas de mejora se deben desarrollar; en definitiva, se trata de escuchar, con una escucha activa.

¿Se aplica en las empresas españolas?

Cada vez más. En las multinacionales ya hay como una senda abierta en la que está más presente. En las pymes todavía se está empezando, pero es necesario escuchar, todo se basa en la comunicación; los malentendidos se dan a todos los niveles. No comunicamos realmente lo que sentimos por miedo; es nuestro gran determinante.

Me rechina mucho la connotación negativa de la palabra “fracaso". El fracaso significa que lo has intentado y solo por eso hay que premiarlo. Extraes de él mucho aprendizaje y te vuelves una persona más sabia en cada intento.

Trabajas para eliminar las relaciones tóxicas y actitudes negativas en los equipos, ¿cómo se logra?

Con la mente del aprendiz, vaciando la mente para volver a llenarla y estando dispuestos a no etiquetar. Hay que rendirse y decir: no sé, fuera prejuicios. Ahora que todo el mundo habla de las relaciones tóxicas yo apuesto por lo contrario: hay gente que no es que sea tóxica, sino que son grandes maestros. Hay que mirar bien lo que está reflejando esa persona porque todos somos espejos o proyecciones. Hay que reprogramar la mente, ver qué creencias te están limitando y cambiarlas para que te potencien.

Tu agencia de viajes apuesta por este cambio, por viajes que te transformen y enriquezcan, ¿qué ofrecéis?

Queremos que vayas al país y el país también pase por ti y te deje un bagaje, que sientas la transformación. Hemos escogido guías muy especiales que te cuentan la historia desde otro punto de vista, desde otro lugar. De verdad que se producen transformaciones, hasta físicas.

En la agencia Anael Tours están organizando un viaje a Glastonbury, en mayo, para trabajar toda la energía femenina. En julio visitarán Turquía y en septiembre, Japón. En octubre será Egipto y en diciembre, Bali.

Ana Isabel está ultimando, además, un libro que publicará a finales de 2019 y en el que hablará, sobre todo, de sentimientos.

ENTREVISTA. Ana G. Arias

 

Estas son algunas de las 50 preguntas que nos propone para dar el siguiente paso en el camino

 

1. ¿Qué edad tendrías si no supieras cuántos años tienes?

2. ¿Qué es peor: fracasar o nunca haberlo intentado?

3. Si la vida es tan corta, ¿por qué haces tantas cosas que no te gustan? ¿Por qué te gustan tantas cosas que no haces?

4. ¿Qué es lo que más te gustaría cambiar en el mundo?

5. Si la felicidad fuera el dinero, ¿qué tipo de trabajo te haría rico?

6. ¿Estás haciendo realmente lo que quieres o simplemente te conformas con lo que haces?

7. Si el promedio de vida humana fuera de 40 años, ¿cómo vivirías tu vida de una manera diferente?

8. ¿En qué medida has controlado en realidad el curso de tu vida?

9. ¿Estás más preocupado por hacer las cosas bien, o por hacer las cosas correctas?

 

Lo más importante para cambiar tu vida o para cambiar el mundo es querer hacerlo, soñar con ello

Mario Alonso Puig

 

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.