A mayor formación más equilibrado es el reparto de puestos de trabajo entre hombres y mujeres

Estudio Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo
ADECCO.ES-14/01/2013

Estudio Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo


- En este periodo el número de ocupados se ha reducido un 14,9%, pero esta caída ha afectado mucho más al segmento con menor nivel de formación, cuya caída es del 41,3%.
- Casi tres de cada cuatro empleos que han desaparecido en este período corresponden a personas con educación primaria o secundaria incompleta.
- En todas las autonomías, el nivel formativo de educación superior es el más importante para las mujeres. Siendo País Vasco, Navarra y Madrid las comunidades con mayor porcentaje de mujeres en este segmento (56,7%, 51,7% y 50,9%, respectivamente).
- En el caso de los hombres, en diez comunidades autónomas se produce la misma situación: el grupo de ocupados más importante es el de aquellos que tienen educación superior (con País Vasco, Madrid y Navarra también a la cabeza).
- En ambos sexos, casi tres cuartas partes de los puestos de trabajo perdidos corresponden a personas con educación primaria o secundaria incompleta (71,8% en el caso de los hombres y 74,1% en el del sexo femenino).
- Baleares es la región en la que menos se ha reducido el empleo. El número de hombres ocupados ha disminuido un 8,3% y el de mujeres únicamente un 1,1%.

Ocupados por sexo y nivel de formación alcanzado

Tras analizar los datos de ocupación según sexo y máximo nivel de formación alcanzado, se ha observado que en todas las comunidades autónomas trabaja un mayor número de hombres que de mujeres. Sin embargo, la proporción de los empleos entre ambos sexos difiere entre autonomías.

En el total de España, los hombres ocupan el 54,7% de los puestos de trabajo (9.468.500 ocupados frente a 7.851.800 mujeres con empleo). Por autonomías, las que menor participación femenina tienen son Castilla-La Mancha y Extremadura, donde el porcentaje que corresponde a varones alcanza el 59,8% y 59,5%, respectivamente.

La Comunidad de Madrid, Galicia y Asturias son, en ese orden, las autonomías con una participación en el empleo más equilibrada entre ambos sexos. En ellas, la cantidad de hombres ocupan, respectivamente, el 52,2%, 52,9% y 53% de los puestos de trabajo.

Si se analiza el peso de cada sexo por tramos de nivel educativo, se llega a la conclusión de que a mayor nivel de formación, más equilibrado es el reparto de puestos de trabajo entre hombres y mujeres. De hecho, en nueve comunidades autónomas, la cantidad de mujeres ocupadas con formación superior excede al de hombres en la misma situación.

Cataluña es el caso más destacado ya que un 52,2% de las personas con nivel educativo superior que tienen empleo son mujeres (o lo que es lo mismo 576.200 personas). Le siguen La Rioja y Canarias, en donde los varones ocupan, respectivamente, el 48,1% y 48,2% de los puestos de trabajo entre las personas que tienen formación superior.

En el grupo de ocupados con educación primaria, las mujeres ocupadas son más en Asturias y en la Comunidad de Madrid. Mientras que en el grupo de educación secundaria completa, las mujeres ocupadas superan a los varones en esa situación en Madrid.

A nivel nacional, en ambos sexos, el grupo con más peso en el total es el de la educación superior. Los hombres representan el 36,3% frente a un 43,2% de las mujeres.

Respecto al nivel de formación mayoritario por sexo y comunidad autónoma, en todas las autonomías, el nivel formativo de educación superior es el más importante para las mujeres.
Siendo País Vasco, Navarra y Madrid donde más mujeres ocupadas (56,7%, 51,7% y 50,9%, respectivamente) corresponden a este segmento, y las tres únicas en las que este porcentaje representa más de la mitad. La única excepción es Baleares, donde el grupo más numeroso es el de mujeres ocupadas con educación secundaria completa.

En el caso de los hombres, en diez comunidades autónomas se produce la misma situación: el grupo de ocupados más importante es el de aquellos que tienen educación superior, destacando también el País Vasco, Madrid y Navarra, donde los hombres con educación superior suponen, respectivamente, el 52,4%, el 49% y el 41,5% de los ocupados de dicho sexo. En las otras siete autonomías prevalece el grupo de educación secundaria incompleta, y entre ellas
sobresalen Extremadura (47%), Castilla-La Mancha (37,6%) y Galicia (36,9%).

Ocupación según nivel de formación desde que empezó la crisis

En este estudio se han comparado los datos de ocupación, en función de la formación de los empleados, de los últimos cuatro años. A lo largo de este período el número de ocupados se ha reducido un 14,9% y se observa que, a menor nivel de formación, el recorte en empleo ha sido mayor.

En el segmento de personas con educación primaria, la caída en la ocupación ha sido del 41,3%. Para los que no completaron la secundaria, el número de ocupados ha disminuido un 17,4% y ha llegado al 16,6% entre los que sí la completaron. A los individuos con educación superior les ha afectado mínimamente la crisis, pues su número de empleados apenas se ha reducido un 0,1%.

Casi tres de cada cuatro empleos que han desaparecido en este período corresponden a personas con educación primaria o secundaria incompleta.

En el segmento analizado por distinción de sexos, se observa que los hombres han sufrido en todos los grupos formativos la mayor parte de los despidos. Así, el número de hombres ocupados ha disminuido un 19,5% (o lo que es lo mismo, 2.290.400 personas), que equivale a que casi uno de cada cinco varones ha perdido su trabajo. El empleo en el caso de las mujeres ha descendido un 8,6% (en total 735.600 empleos). En otros términos, han perdido su empleo menosde una de cada doce mujeres ocupadas.

En ambos sexos, casi tres cuartas partes de los puestos de trabajo perdidos corresponden a personas con educación primaria o secundaria incompleta (71,8% en el caso de los hombres y 74,1% en el del sexo femenino).

Las mujeres con educación superior han aumentado su ocupación durante la crisis. Se han generado 98.600 puestos de trabajo para mujeres en ese segmento de formación, mientras que el número de varones ocupados con educación superior ha disminuido en 105.400 empleos.

En todas las comunidades autónomas han perdido empleo tanto los hombres como las mujeres en los segmentos de formación analizados. En el caso masculino, la tasa de paro ha caído en mayor parte en Andalucía (un 24,5%), La Rioja (-23,1%) y Asturias y Valencia (ambas con descensos de 22,6%). Las comunidades en las que menos ha caído el número de mujeres ocupadas han sido Valencia (-13,5%), Cataluña (-12,7%) y Asturias (-12,5%). En este punto hay que destacar Baleares, la comunidad autónoma en la que menos se ha reducido el empleo. El número de hombres ocupados ha disminuido un 8,3% y el de mujeres únicamente un 1,1%.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies