Una de cada diez mujeres interrumpe el proceso judicial contra su maltratador

EN CATALUÑA. Dos tercios de los condenados son españoles y el resto extranjeros
LAVANGUARDIA.COM-19/08/2012

Una de cada diez mujeres renunció el año pasado al proceso judicial contra su maltratador, según la memoria del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) del 2011, cuando 2.090 mujeres (11,31% de los casos que acaban en los tribunales) decidieron renunciar a las acciones legales contra sus parejas, un 14% menos que en 2010 —2.430—.
 
En una entrevista, la coordinadora de la Unidad de Apoyo a la Atención de Víctimas de la Conselleria de Interior, Alba Alfageme, ha explicado que las mujeres que optan por esta vía arrastran una losa de maltrato que hace muy difícil que estén preparadas para afrontar un proceso judicial que puede alargarse dos años.
 
"Llegan a los juzgados muy desgastadas con situaciones de violencia cronificadas, ya que el 50% de las mujeres que denuncian llevan más de diez años sufriendo maltratos", ha lamentado Alfageme, a lo que ha añadido que cada persona necesita su propio tiempo de recuperación, que a menudo no coincide con el tempo judicial.
 
Los Mossos d'Esquadra hacen un acompañamiento de las víctimas que puede durar hasta que el juez dicta orden de alejamiento y de protección, con lo que están presentes en posibles situaciones de riesgo, como cuando la mujer tiene que recoger pertenencias en el piso que compartía con su pareja.
 
Según el TSJC, de las órdenes de protección solicitadas en 2011, un 55% fueron denegadas y un 45% adoptadas, y se aplicaron 5.197 medidas cautelares, como alejamientos —la mayoría, con 2.129 órdenes—, privaciones de libertad y de salida de domicilio, y prohibición de comunicación y de volver al lugar del delito, entre otras.
 
Además, los Grupos de Atención a la Víctima (GAV) de la policía catalana les dan trucos para "autogestionar su seguridad", como romper con la pareja en un espacio público, o bien establecer un código secreto con vecinos y familiares por si necesitan ayuda.
 
836 Absueltos
 
La memoria del TSJC también arroja luz sobre el origen de los implicados: de los 2.319 hombres procesados por violencia de género, la mayoría fueron condenados —1.000 catalanes y 483 extranjeros—, aunque se absolvió a otros 836 —651 catalanes y 185 extranjeros—.
 
El hecho de que un tercio sean autóctonos significa, según Alfageme, que "la violencia machista no entiende de procedencia ni de orígenes", y que está extendida en todos los contextos culturales, pese a que se manifiesta de maneras muy distintas: a veces muy explosivamente y otras de forma contenida e invisible.
 
Precisamente, es en el maltrato psicológico —miedo y coacciones— donde se gestan las agresiones físicas: "Muchas mujeres me dicen que cuando ven 'esa mirada' no hace falta que les digan o les hagan nada", ha recordado Alfageme.
 
Sobre la relación que mantenían las víctimas con sus agresores, el 42,26% eran exparejas —un 11,39% eran excónyuges y un 30,87% eran exrelaciones afectivas—, pero la mayor parte —el 57,74%— mantenían un lazo sentimental en el momento de los hechos: un 27,33% estaban casados, y un 30,41% eran pareja pese a no estarlo.
 
"Cuando ellas no conviven con los agresores y han podido romper la relación ya han hecho un cierto camino", por lo que es lógico que la proporción de exparejas sea menor que la de las actuales.


Leer más: http://www.lavanguardia.com/vida/20120819/54339301126/una-de-cada-diez-mujeres-interrumpe-proceso-judicial-contra-maltratador.html#ixzz244TcdBY0
 Síguenos en: https://twitter.com/@LaVanguardia | http://facebook.com/LaVanguardia

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies