Publicar noticias sobre violencia provoca un efecto mimético

LAPROVINCIA.ES-22/07/2010-C.M.M.

El 88 % de los casos de violencia machista se producen en los cuatro días que siguen a un suceso similar

El psicólogo Pedro Alonso Cabrera recomienda en el estudio Aprendizaje vicario, efecto mimético y violencia de género que los medios de comunicación no publiquen noticias sobre asesinatos machistas para evitar que otros agresores imiten estos comportamientos. El especialista ha concluido que el 88,89 % de los casos se producen en un periodo que se extiende no más allá de cuatro días de que se haya producido un suceso de similares características. Sólo un 11,11 % se dan de manera aislada.


En los últimos días, la consejera de Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias, Inés Rojas, ha abierto un debate sobre la conveniencia o no de dar cobertura mediática a las muertes de mujeres a manos de sus parejas o ex parejas. El psicólogo, que anima a censurar estas informaciones temporalmente para ver si se frena la oleada, sugiere en sus conclusiones que si se publican, sea en términos generales o estadísticos, pero sin entrar en detalles. En cualquier caso, y amparándose en su informe, dice textualmente: "Los responsables de los medios de comunicación deben asumir su solidaridad con la sociedad en general y con estas mujeres en particular vetando toda información que lleve implícito un proceso de aprendizaje oculto".


El psicólogo dice sobre el aprendizaje oculto o vicario que "cualquier sujeto, independientemente de su edad, puede aprender por observación, de otro (con mayor intensidad si lo hace de otros), si las circunstancias del modelo o modelos son parecidas a las suyas", y añade: "Para ello sólo es necesario que exista un canal de comunicación y disponer de las capacidades intelectuales y motrices para llevar a cabo dicha conducta". Al parecer, este aprendizaje es inmediato y puede ser inconsciente.


En la primera parte de su trabajo, hace una descripción de este tipo de aprendizaje. Para ello, da una serie de ejemplos. El psicólogo Albert Bandura, pionero en este tipo de estudios, hizo distintos experimentos, sobre todo con niños. "Bandura realizó varios estudios sobre el comportamiento de los niños con un muñeco tentetieso. En una película, una joven pegaba a un muñeco de este tipo". Al parecer, en las imágenes, la chica se ensañaba con el pobre monigote, incluyendo un martillo en su violencia. Por supuesto, los chiquillos imitaron la conducta.


A la luz de este ejemplo, es inevitable pensar que no es igual la reacción de un niño que la de un adulto. Pedro Alonso recuerda que "en la infancia, los padres y maestros actúan como modelos. En la adolescencia los modelos son los iguales, y posteriormente puede ser cualquier otro sujeto con el que pueda sentirse identificado el aprendiz". Además, afirma que "los procesos de aprendizaje vicario duran toda la vida".


Por todo ello, el experto invita a "impedir que el aprendizaje vicario siga siendo un medio por el cual determinados sujetos incorporan a su repertorio de conductas la agresión y el asesinato como solución a lo que viven como un problema, después de identificar a otros modelos a los que imitar". Para el psicólogo, el aprendizaje vicario explicaría por qué una persona que no ha sufrido malos tratos en su infancia y es aparentemente normal pueda llegar a tal grado de violencia. La similitud entre las conductas de los agresores es otro argumento que esgrime el informe de Pedro Alonso.


El investigador añade que el argumento de que las películas son aún más violentas y nadie se plantea prohibirlas también tiene su contraargumento. "Las circunstancias de los modelos de las películas suelen ser muy distintas a las que viven los que supuestamente tienen que aprender. En cambio, los personajes-modelos de las noticias son personas como el que observa y aprende: gente de la calle, gente normal, gente que en algunos casos los vecinos identifican como buenos, gente de un barrio como el de ellos".


Antes de concluir haciendo un llamamiento al debate y a vetar estas noticias, el estudio se pregunta: ¿qué ocurriría si se publicara una noticia falsa como que varios estudiantes se habían suicidado en las escaleras de un centro comercial al finalizar el curso? "¿Terminaría ocurriendo de verdad? A nadie se le pasaría por la cabeza publicar una noticia así", concluye.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies