¿Por qué en España desciende la natalidad?

La crisis económica, el retorno de los inmigrantes y la incorporación de la mujer al mercado laboral son algunos de los factores que influye en estos números
ABC.ES-30/06/2012-ANDREA C.FERNANDEZ

La natalidad en España descendió por tercer año consecutivo. De hecho, en 2011 nacieron un 3,5% niños menos que en el año anterior. Pero estos datos presentados por el Instituto Nacional de Estadística no responden a casualidades, sino a diversos factores que se conjugan con la edad media de maternidad, la inmigración y, por supuesto, la crisis económica.
 
El catedrático de sociología de la población de la Universidad de La Coruña Antonio Izquierdo explica que la cifra actual de 468.430 nacidos durante el año 2011 es similar a la del año 2005 (464.811) por lo que el valor no es alarmante. Sin embargo, este retorno se debe, según Izquierdo a la inmigración.
 
¿Por qué descienden los nacimientos?
 
«¿Por qué hubo un pico de crecimiento de la natalidad entre 2005 y 2008? Porque empezaron a llegar muchos más inmigrantes. Ahora ellos están bajando sus tasas de nacimientos, porque en algunas familias el padre se ha vuelto a su país de origen, por ejemplo», apuntó Izquierdo.
 
Pero no solo se debe al movimiento de la población inmigrante, sino a la situación económica de España. Para Izquierdo, la demografía es una «tendencia», es decir, no hay cambios drásticos de la noche a la mañana. Y la decisión de tener un hijo se toma «meditadamente». Es época de crisis se conjugan varios factores que el catedrático denomina como «natalidad o fecundidad de incertidumbre».
 
«Un hijo es para toda la vida, no es un coche que lo puedes cambiar después. Por esto, es muy difícil pedirle a las familias en crisis que tengan hijos. Las parejas no saben si emigrar, mudarse o quedarse, tampoco si van a tener trabajo o caso. La incertidumbre es la razón por la que las personas están dejando de tener hijos», dijo el catedrático.
 
¿Por qué tardan más en tener el primero?
 
El informe «Movimiento Natural de la Población e Indicadores demográficos básicos» hace hincapié en otro dato. Desde 1976 las mujeres en España han ido esperando a ser más mayores para tener su primer hijo y en 2011 ha alcanzado un nuevo récord: 31,43 años.
 
Esa es la media de mujeres en España de todas las nacionalidades. Sin embargo, en lo que se refiere a las españolas, esperan hasta los 32,06 años. Las razones son múltiples: cada vez más mujeres esperan terminar sus estudios y encontrar un trabajo estable para pensar en la maternidad. Con la crisis económica es más común que los dos miembros de la pareja necesiten de ambos sueldos para mantener su nivel de vida y es así que las mujeres deciden postergar la decisión de quedar embarazadas.
 
«No se niegan a tener hijos sino a postergar la decisión y este tiempo se prolonga en crisis. El problema surge cuando la crisis dura mucho más, porque las mujeres van a posponer más su edad para tener ese hijo único. Si la retrasan mucho, es posible que se pase la edad reproductiva y ya no podrían tener hijos, porque la crisis va a su aire, pero el reloj biológico sigue corriendo».
 
Política del hijo único, voluntaria
 
En España el indicador de número de hijos por mujer descendió de 1,38 a 1,35, lo cual da a entender que la tendencia se inclina hacia el hijo único. Para Izquierdo, esto se debe también a la crisis y la disminución de la red familiar.

Antes las familias dependían más de los abuelos para encargar el cuidado de sus hijos, por lo que se ahorraban el gasto de guarderías o lo cuidaba la madre. Ahora, cuando la familia se moviliza por trabajo, ambos están empleado y hay menos tiempo para la relaciones familiares por lo que «la fecundidad se va resintiendo».
 
La nupcialidad descendió en 4,4% , aunque poco tiene que ver con la natalidad en este caso y la esperanza de vida ha aumentado a una media de 79,08 años en los hombres y 84,92 años en las mujeres.
 
Aunque para el catedrático hay un problema: no en la esperanza de vida sino en la longevidad, es decir, la cantidad de personas de la «cuarta edad», ya que la mayoría no tiene la capacidad de ser activos. «Si todos envejecieron como Clint Eastwood, es decir, en buena forma, activos, que producen, no habría problema. Pero la mayoría de esta personas llegan a cierta edad sin la capacidad de ser productivos, no hablo de trabajar y ganar dinero, sino ser activos socialmente».

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies