"Niñas prostitutas" por una recarga de móvil

Un informe revela que el 15% de los estudiantes italianos asegura que el fenómeno de la prostitución entre menores está muy presente en sus institutos
ABC.ES-14/11/2013-I.G.PEÑA

«Chicas, tened más sexo. Nos dan 300 euros por dos horas». Este era uno de los mensajes que las llamadas «niñas prostitutas» italianas recibían de sus jefes para animarse a tener relaciones con más hombres a cambio de grandes cantidades de dinero, entre 300 y 400 euros, recargas de móvil, una raya de cocaína o ropa nueva, tal y como recoge la prensa italiana en un caso sin precedentes en el país transalpino.

El asunto de las «baby prostitute» o «baby squillo», que ha escandalizado a la sociedad italiana, señala el barrio de Parioli, en Roma, como el centro de operaciones de Agnese y Angela (nombres inventados), quienes tenían 14 y 15 años en el momento de los hechos, y en la actualidad un año más. Al caso se le añade la denuncia de un médico de la ciudad de L'Aquila quien advirtió hace pocos días a las fuerzas del orden de que hay menores en la ciudad que ofrecen servicios sexuales a cambio de recargas de móvil.
 
La voz de alarma se dio en junio con la puesta en marcha por la Fiscalía de Roma, de la ya famosa operación «Ninfas», que por el momento se ha saldado con la detención de seis personas, entre ellas el jefe de la organización, Nunzio Pizzicalla, la madre de Agnese, una de las chicas, un cliente, Riccardo Sbarra, y tres hombres, Mirko Ienni, Marco Galuzzo y Mario De Quattro, acusados de tráfico de drogas e inducción a la prostitución infantil tras pagar con estupefacientes a las menores que tenían sexo con ellos.
 

Nunzio Pizzicalla organizaba los encuentros y se llevaba un porcentaje del dinero

Se trata de una red reclutamiento de prostitutas adolescentes en constante movimiento a través de internet y el «boca a boca» y cuyo cerebro, Nunzio Pizzicalla, extendía sus redes por toda Italia. De este modo, el «capo» de la organización está acusado de «promover, incitar y explotar a algunas mujeres en el ejercicio de la prostitución». Según la Fiscalía, el jefe «no solo ponía en contacto a las chicas con los clientes sino que organizaba los encuentros y se llevaba un porcentaje del dinero que las jóvenes recibían por los servicios».
 En las conversaciones interceptadas por la policía, Nunzio Pizzicalla presiona a las chicas para que animen a sus amigas a meterse en el negocio de «chicas de compañía», que es lo que en prnincipio se les pedía a las jóvenes. De hecho, en una de las conversaciones una de las chicas le recrimina a Nunzio que ella pensaba que querían «escorts» y que en lugar de eso le llamaban muchos clientes con otras pretensiones.
 
Padres de familia
 
La lista de los clientes es muy larga y variada. Los investigados, por el momento 35 hombres, algunos padres de familia, de Roma, Calabria, Nápoles, Sicilia e incluso África, fueron fotografiados durante meses y sus teléfonos fueron pinchados para conocer las conversaciones que tenían con las adolescentes de 14 y 15 años con las que se veían en un apartamento de Roma y en donde tenían lugar orgías sexuales mezcladas con droga no por menos de 100 euros y «durante pocos minutos». Las chicas llegaban a cobrar 300 euros por dos horas e incluso se trasladaban a los domicilios de los clientes para realizar tríos.
 
Ahora la mayor, con 16 años, también está siendo investigada por inducir a su amiga, con 14 años en aquel momento, a seguirla y costearse las drogas y las compras con sexo. La pequeña, Agnese, habría comenzado en este negocio después de que su madre, ya en la cárcel por consentir que su hija se prostituyera, le hubiera mandado «ponerse a trabajar en lugar de estudiar» y pagar las deudas de la casa.
 

El 30% declara haber tenido relaciones sexuales con estas «baby prostitute»

No obstante, en la situación de Agnese y Angela hay más chicas. Según ha publicado la organización italiana Skuola.net, tras entrevistar a 3.000 estudiantes italianos, el 15% de estudiantes ha afirmado que el fenómeno de la prostitución adolescente está presente en sus institutos y el 30% declara haber tenido relaciones sexuales con alguna de estas «baby prostitute». Asimismo, el 4% de las entrevistadas ha admitido haberse prostituido alguna vez por dinero o «caprichos».

Desde la asociación animan a las chicas a contar a través de su web si alguna vez han vivido o presenciado un caso de este tipo, que según el obispo de L'Aquila, Giovanni D'Ercole, se trata de «un dramático fenómeno ligado a la crisis» que está viviendo la sociedad italiana. D'Ercole hizo un llamamiento público para que «se anime a los chicos a hablar con los adultos, los profesores y sacerdotes para que se puedan prevenir estas situaciones».

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies