Mónica Merenciano, bronce en Londres, a patadas contra la retinosis pigmentaria

MUJERHOY.COM-31/08/2012

Ve lo que le rodea con menos nitidez de lo normal. Y, poco a poco, va perdiendo agudeza visual por culpa de una retinosis pigmentaria -un conjunto de enfermedades oculares crónicas de origen genético y carácter degenerativo-. Sin embargo, Mónica Merenciano Herrero (Lliria, Valencia, 1 de agosto de 1984) decidió frenar la desilusión a base de patadas.
 
Esta valenciana, que ha pasado por varias disciplinas deportivas, acaba de colgarse la medalla de bronce en la categoría de -57 kilos clase B3 en los Juegos Paralímpicos de Londres. Si algo tiene claro Mónica, es que el deporte le ha valido para levantar la cabeza y luchar por ser igual que los demás.
 
Con ustedes, una triple medallista paralímpica -todas sus preseas, logradas en Atenas 2004, Pekín 2008 y esta de Londres, de bronce-:
 
Y al final, el judo
 
Mónica tuvo claro desde pequeña que quería hacer algún tipo de deporte. Así que, se apunto a taekwondo. Sin embargo, a los 16 años entró en contacto con la ONCE y, allí, practico atletismo, goalball -un deporte específico para personas con deficiencias visuales- y, finalmente descubrió el judo.
 
“Cuando me enteré de que había yudo, probé y vi que se adaptaba mucho mejor a mí”, explica Merenciano. Esto, unido a que un entrenador de la fundación le dijo que le auguraba un futuro prometedor sobre el tatami y a su pasado como taekwondista, le llevó a empezar a forjar una carrera profesional.
 
Antes de viajar a Londres, y con los éxitos del pasado bien doblados para meterlos en la maleta junto al kimono, tenía muy claro cual era el objetivo: estar en el podio. Hoy, ha cumplido y seguro que puede dormir a pierna suelta con la satisfacción del deber cumplido.
 
No hay nada imposible
 
Puede ser que el haber tenido que lidiar con los problemas visuales le haya dotado de una fuerza especial para hacer frente a los problemas. El metal que consiguió en Pekín tiene mérito doble ya que, poco antes de viajar a la cita paralímpica, sufrió una tromboflebitis en una pierna que estuvo a punto de dejarla en tierra. Lejos de rendirse se dijo: "¡a por todas!". Y vaya si lo hizo...
 
Merenciano sabe que no se equivocó de pequeña al elegir entrenar su cuerpo a base de deporte, ya que para ella practicarlo le ha aportado "muchísimo, porque te forma como persona y tiene muchos valores. El judo, por ejemplo, inspira respeto, disciplina, humildad…”.
 
Eso sí, no descuida sus estudios y forma parte de la cátedra Divina Pastora de Deporte Adaptado de la Universidad de Valencia., donde estudia Educación Física adaptada a sus condiciones especiales.
 
Desde esa humildad que no le hace pavonearse de su excelente palmarés forjado en algo más de una década subida a los tatamis de medio mundo, no se pone nerviosa antes de salir a competir. En su mente, instantes antes de que el árbitro decrete el inicio del combate, tiene a sus entrenadores, a sus amigos y, por supuesto, a su familia.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies