Manual para favorecer la inserción laboral de víctimas de violencia de género

Acceder a un puesto de trabajo es esencial para ellas y puede suponer, si no el fin, sí un gran paso para su recuperación física, anímica, emocional y económica

 

 

"Antes, yo no pensaba, era lo que él decía, lo que él hacía, lo que él necesitaba, yo no opinaba y mi opinión tampoco contaba. El empleo me ha dado confianza, sé que valgo, que soy capaz, que tengo un futuro. Y ahora sé que, cuando mi empleo sea estable, podré marcarme metas a futuro, tener ilusiones…".

"Me siento muy orgullosa de mí, me siento libre, me siento muy bien, porque he comenzado a vivir".

Estos son algunos de los testimonios de mujeres que han logrado dejar atrás los malos tratos y que se incluyen en el Manual interactivo para facilitar la inserción laboral de mujeres víctimas de violencia de género.

Para aquellas personas que han sufrido este tipo de violencia, el acceso normalizado a un puesto de trabajo es esencial para salir del círculo de violencia y puede suponer, si no el fin, sí un gran paso para su recuperación física, anímica, emocional y, por supuesto, económica.

 

Red de empresas por una sociedad libre

La Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad -a través de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género y del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades- puso en marcha en 2012 la Red de Empresas por una Sociedad Libre de Violencia de Género.

El objetivo es que dicha red crezca.

Este manual que se acaba de publicar busca acercar la realidad de estas mujeres valientes y supervivientes a las personas responsables de selección y contratación de personal de las empresas, romper estereotipos y falsas creencias y, sobre todo, facilitar su contratación.

Recientes estudios demuestran que el trabajo aporta a las mujeres maltratadas independencia económica, social, psíquica y emocional. Les permite salir del hogar, romper con el pasado, fomentar las relaciones personales, y les proporciona autoestima y seguridad en sí mismas. Resulta esencial para su recuperación contar con la autonomía y los ingresos que generan un puesto de trabajo. En resumen, resulta clave para alcanzar el mayor objetivo de todos: la normalización de su vida y de sus relaciones.

Las empresas están cada vez más comprometidas con la realidad de estas mujeres, y son muchas las que ya les están facilitando el acceso a un empleo, aunque aún existen muchas falsas creencias que frenan su contratación.

Sin embargo, las compañías que cuentan con estas mujeres en sus plantillas valoran muy positivamente su desempeño (por encima del 90%).

Si desea que su compañía se adhiera a a la Red de Empresas por una Sociedad Libre de Violencia de Género, puede ponerse en contacto con el Ministerio de Sanidad, Servicios  Sociales e Igualdad:

Correo electrónico: sgeppm-sessi@msssi.es

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies