Manifiesto de la Confederación Nacional Mujeres en Igualdad en el Día contra la Violencia de Género

EXTREMADURA AL DIA – 25/11/2008

Manifiesto de la Confederación Nacional Mujeres en Igualdad en el Día contra la Violencia de Género

Mujeres en Igualdad en Extremadura   

 

¡¡¡NI UNA MÁS!!!

Este es el mensaje que desde MUJERES EN IGUALDAD gritamos en el Día Internacional contra la violencia de género y que, a partir de hoy, lo mantendremos como el lema permanente de nuestra organización los 365 días del año.


La violencia de género es un horror cotidiano, un mal endémico que no reconoce fronteras ni culturales, ni sociales, ni económicas.

La violencia de género llega a toda clase de mujeres madres, esposas, novias. De todas las edades y de todos los países. A mujeres ricas y a mujeres pobres.

Según la Organización Mundial de la Salud, la violencia de género es la primera causa de mortalidad entre las mujeres de 15 a 44 años, por delante del cáncer y los accidentes de tráfico. Y según la ONU cada 18 segundos una mujer es maltratada en cualquier rincón del mundo.

Cifras, siempre que hablamos de violencia de género hacemos referencia a las cifras.

Números fríos, tras los que se esconde dolor, sufrimiento, silencio, miedo, vergüenza, huidas, y desgraciadamente, muerte.

58 han sido las mujeres que han sido asesinadas a lo largo de este año.

58 han sido los agresores que han segado una vida, la de su mujer o compañera y han destrozado la vida de sus hijos.

Cifras que crecen. Cada año más muerte, más agresores. En el 2007 murieron 4 mujeres más que en el 2006 y 12 mujeres más que en el 2005.

El 41´7% de las mujeres asesinadas eran extranjeras y el 58´3% españolas.

El 45´8% de los agresores son inmigrantes y el 58´3% son españoles.
Pero hay muchas más mujeres que se sienten víctimas de la violencia de género.

En España, 1,2 millones de mujeres declaran haber sufrido malos tratos alguna vez en su vida por parte de su pareja o ex pareja (el 6,3% de la población femenina en España mayor de 18 años), según el Informe de Evaluación de la Ley de Violencia de Género.

Pero estas cifras no deben ser únicamente un hecho trágico, sino que tienen que servirnos para no aflojar el combate de los principios, las ideas y, sobre todo, los hechos.

Estas cifras sin embargo no son comunes. En violencia de género no hay coincidencia en el número de mujeres muertas por el terrorismo doméstico, porque cada entidad hace su propia cuenta. No se trata de una anécdota. El diagnóstico más exacto de la realidad criminal es la primera condición para saber qué está pasando, por qué, en qué número y cómo inciden las modificaciones legislativas que se van introduciendo.

Por ejemplo, según el Observatorio de lucha contra la violencia de género, desde que entró en vigor la ley, 78.594 personas fueron condenadas por maltratar a sus parejas. El Informe de Evaluación de la Ley presentado por el Ministerio de Igualdad habla de 302.957 condenas por violencia de género.

Otro ejemplo más: Según el Observatorio de lucha contra la violencia de género, a lo largo del 2007 hubo 126.293 denuncias, 54´5 denuncias por cada 100.000 habitantes. El Informe de Evaluación de la Ley presentado por el Ministerio de Igualdad establece que fueron 81.301 denuncias, el 27´9%.

Una de cada 1000 mujeres denuncia en España malos tratos. No sabemos cuántas se aferran a su silencio. Durante el año 2007 ha aumentado el número de muertes por violencia de género y sin embargo, ha disminuido el número de denuncias. Ha sido el menor aumento de denuncias.

Este año 2008 ya se han interpuesto 71.000 denuncias, creciendo más las denuncias interpuestas por familiares y profesionales de la salud 8 décimas, que las denuncias interpuestas por las propias víctimas, que han descendido 3 décimas.

Para solucionar una lacra social como la violencia de género, para parar la escalada de víctimas mortales no sólo basta con aprobar una Ley. Es necesario hacer un buen diagnóstico de la realidad, para poder tomar medidas eficaces. Hay que hacer una valoración objetiva y detectar dónde está fallando para aportar nuevas soluciones.

A punto de cumplirse 4 años desde la aprobación de la Ley integral de medidas contra la violencia de género, con el voto favorable de todos los grupos políticos, no ha dado los resultados esperados.

El Gobierno del PSOE no dice qué reformas necesita la Ley para que sea verdaderamente eficaz. La violencia no para de crecer y el gobierno asiste como mero espectador sin aportar nada nuevo.

La Ministra de Igualdad anunció en la comparecencia que tuvo en el Senado el 29 de septiembre un Plan de lucha contra la violencia de género dirigido a las mujeres inmigrantes y nunca más ha hablado de él y no aparece ninguna partida destinada a este ámbito en los presupuestos generales del estado para el 2009.

El Gobierno tiene la obligación de impedir la violencia, investigar los abusos, castigar a los responsables e indemnizar a las víctimas. Y debe hacerlo sin demora y empleando los medios adecuados y necesarios.

Desde MUJERES EN IGUALDAD no hablamos de "la rebelión ética" que promulga el PSOE. Nuestro compromiso pasa de las palabras para centrarse en los hechos. A lo largo del 2008 en nuestras cinco casas de acogida para mujeres víctimas de violencia de género hemos ayudado a 63 mujeres y a 70 menores, a pesar de que el Ministerio de Igualdad nos ha quitado la subvención de una de las casas y nos hemos visto obligadas a cerrarla.

Desde MUJERES EN IGUALDAD LE DECIMOS AL PSOE: Menos demagogia, menos literatura y más presupuesto y medios para las víctimas y su seguridad.

El primer derecho que tiene una mujer es:

no tener un nudo en el estómago cuando su pareja vuelve a casa.
No tener que enfrentarse con la mirada de sus vecinos o los comentarios de los amigos.
No tener que inventar nuevas excusas para explicar las marcas y las señales que lleva en la cara.

El compromiso de esta Confederación ante esta lacra social es:

firme e inflexible en la lucha contra los maltratadotes.
De apoyo y ayuda total a las víctimas
Responsable en la conciencia de toda la sociedad.

Del mismo modo, manifestamos que cada víctima no sólo es una pérdida irreparable: es una vergüenza imperdonable que recae sobre la conciencia de la sociedad y de los poderes públicos.

Mientras haya una sola agresión no estaremos en condiciones de darnos por satisfechos.

Mientras que haya una única mujer que se sienta sola frente a la amenaza, el dolor o el miedo habremos fracasado.

Por ello gritamos ¡¡¡¡NI UNA MÁS!!!!

¡¡Ni un niño más viendo a su madre humillada!!

¡¡Ni una lágrima más!!

¡¡Ni una mujer maltratada más!!

¡¡Ni una muerte más!!

¡¡¡NI UNA MÁS!!!

Y con nuestro grito aportamos ideas y soluciones para conseguir eliminar cuanto antes esta terrible lacra social.

Por ello exigimos:

1.- Que se creen más juzgados específicos de violencia de género. Si queremos que las mujeres no sufran durante el proceso judicial, hay que agilizarlo. Se ha comprobado que la sensibilidad y la especialización de los profesionales que trabajan en los juzgados de violencia de género son buenos para las víctimas

2.- Se ha demostrado que la orden de protección es el instrumento más eficaz contra la violencia de género. Una vez concedida por el juez la víctima goza de un estatuto de protección integral

Por ello, exigimos que se cree un sistema ágil y eficaz que permita que la mujer de la que se conozca o se sospeche que está en situación de violencia de género, reciba desde ese momento toda la atención social, económica, psicológica y jurídica completa

3.- Reforzar el personal destinado a las unidades especializadas en violencia de género en los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado.

4.- Habilitar en los juzgados espacios físicos que garanticen la ausencia de contacto visual entre la víctima y el agresor, y que faciliten la declaración de ambos por separado.

5.- Citar a la víctima y al agresor en días y horas distintas, además de garantizar el acompañamiento policial durante todo el proceso judicial.

6.- Modificación de la Ley de Enjuiciamiento judicial en el artículo 416, en lo referido a la violencia de género, ya que las víctimas son testigos, y no tendrían que estar dispensadas de declarar, sobre todo en los casos en las que ellas dieron el paso de denunciar.

7.- Que el consumo de drogas y alcohol no sea considerado como atenuante en los casos de violencia de género.

8.- Que los programas de reeducación para los maltratadores deben ser obligatorios una vez que haya condena firme y que no pueda ser sustituidos por trabajos en la comunidad.

9.- Que se tengan más en cuenta las alegaciones de la víctima de violencia de género a la hora de acordar régimen de visitas y que se establezcan más "Puntos de Encuentros familiares" para hacer el intercambio de los menores en condiciones seguras. Del mismo modo defendemos que en los casos más graves de violencia y amenazas, se debería proponer con más frecuencia la suspensión del régimen de visitas mientras dura el proceso (sentencia firme).

10.- Mayores medidas de protección social, psicológica, económica, jurídica y de seguridad, y por lo tanto mayor presupuesto para luchar contra la violencia de género

11.- más medios telemáticos, tele asistencia y pulseras electrónicas para los maltratadotes.

12.- Hacer un seguimiento de los casos de mujeres ingresan en un centro de acogida para víctimas de violencia de género, solicitan la RAI y luego vuelven con el agresor, ya que se puede producir un efecto llamada

13. Que se suprima el pago único de la ayuda económica que reciben ls mujeres víctimas de violencia de género y esta ayuda les llegue a través de pagos mensuales, con seguimiento del Servicio Público de Empleo, con posibilidad de solicitar adelanto de mensualidades por condiciones especiales, como poder acceder a una vivienda.

14.- Un Plan de seguridad individualizado para cada víctima, realizado por un grupo de profesionales. No como en la actualidad que son unos protocolos con formularios a rellenar con cruces de "valoración policial del riesgo".

15.- La reforma del artículo 20 de la Ley de medidas integrales contra la violencia de género y defendemos la asistencia letrada a las víctimas desde el primer momento.

16.- Plan de ayuda para hijos de violencia de género, con un verdadero plan de ayuda psicológica, económica y jurídica para las víctimas colaterales e invisibles de la violencia machistas, los hijos

17.- La escolarización inmediata de los hijos de la mujer maltratada. No deben paralizar su formación por este motivo y, aunque sea con documentación incompleta, deben ser escolarizados con el compromiso de presentar la documentación lo antes posible.

18.- Que en los casos de violencia de género los menores tengan acceso siempre a plaza de comedor escolar, becas de libros y de transporte, sea cual sea el momento en el que se incorporen al nuevo centro escolar.

19.- Que las bases de datos del sistema sanitario incluyan una opción para que los datos de una persona y sus hijos no sean accesibles desde otros centros de salud.

20.- Seguir trabajando en la sensibilización a la sociedad porque la violencia de género es una lacra social que nos compete a toda la sociedad, hombres y mujeres. Somos conscientes de ello y tenemos que vencerla.

Para ello los medios de comunicación juegan un papel fundamental y les proponemos a las cadenas de televisión que programan espacios cuyo contenido puede estar relacionado con una supuesta y malentendida temática social, que adopten las medidas necesarias para evitar poner en peligro a las mujeres que han sido o son víctimas de la violencia machista.

Que las series de televisión traten a la mujer en igualdad y no sometiéndola a estereotipos que no responden a la sociedad del siglo XXI.

Y la información que se da en los boletines informativos sea tratada por especialistas. Está comprobado que las noticias de asesinatos a mujeres precipitan la decisión de quien piensa hacerlo y además imita la forma de actuar. Está constatado que más de 8 mujeres fueron agredidas después de pasar por un plató de televisión.

En los informativos que no se hable sólo de la víctima, sino que se incida en el maltratador y se ofrezcan imágenes del agresor entrando en la cárcel y con un rótulo donde aparezcan los años de pena de prisión que le ha impuesto el juez.

Y que desaparezcan de la parrilla todos aquellos programas donde la educación sexista y machista y la violencia siguen siendo parte de sus argumentos, especialmente de aquellos que se emiten en horario infantil y juvenil

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies