Los niños, enganchados a internet

LARAZON.ES-28/03/2011-J.V.ECHAGÜE

Los menores emplean más de 70 minutos diarios a navegar por la red

No hay que recurrir a viejas estampas en blanco y negro para comprobar que los hábitos de los niños han cambiado radicalmente a día de hoy. Es más, apenas hay que desplazarse una década.

Cuando el ciberespacio comenzó a penetrar en nuestros hogares y constituía un territorio sin ley –más que hoy, si cabe–,  nos habría escandalizado el hecho de que niños de 9 años camparan a sus anchas por la red. O que pasen 71 minutos de media al día frente al ordenador. Hoy, estos son datos contrastados en España. Y no son precisamente los más altos de la Unión Europea.

Ésta es sólo una de las numerosas conclusiones que componen el informe  «EU Kids online», que ha contado con la colaboración de la Unión Europea, y que consta de 25.000 entrevistas a menores de 9 a 16 años de 25 países del entorno europeo. La parte española del estudio ha sido coordinada por la Universidad del País Vasco. ¿Su finalidad? Evaluar los hábitos de los menores en la red y detectar los riesgos potenciales a los que se enfrentan.

Inicio a los 9 años
La edad de inicio en la red en nuestro país es a los 9 años, que sería a su vez también la de la media europea. El 58 por ciento de los niños de 9 a 16 años lo utiliza a diario, mientras que el 34 por ciento «navega» una o dos veces a la semana. Y si la media de 71 minutos diarios en internet puede parecer alta, hay que reseñar que el tiempo «estandar» en la UE es de 88 minutos. Por otro lado, un 84 por ciento de los menores españoles afirma utilizar internet en casa, mientras que un 42 asegura  que puede usarlo en su propio cuarto. En cuanto  a las redes sociales, un 56 por ciento de los encuestados afirmaron tener un perfil –en la UE es un 59 por ciento–. Eso sí, si nos centramos en los chicos de 15 y 16 años, su presencia en las redes aumenta hasta un 89 por ciento.

¿Están nuestros menores «enganchados»? «Les preguntamos por la influencia negativa que internet puede tener en la vida del menor», afirmó en la presentación del texto Miguel Ángel Casado, investigador de la Universidad del País Vasco.  Así, un 12 por ciento reconoció que «había tratado, sin éxito, pasar más tiempo en internet». Un 8 por ciento admitió que dedicaba «menos tiempo a la familia y a las tareas escolares». Un 15 por ciento aseguró que se sentía «disgustado» por no poder dejar de usar la red. Y un 4 por ciento dijo que «se quedaba sin comer o dormir por usar internet». Con un 42 por ciento, nuestro país es el sexto en el que los menores reconocen que realizan un uso «excesivo» de la red –la media en Europa es del 30 por ciento–.

En este panorama es donde acechan los riesgos. Es el caso de las imágenes sexuales, las cuales han sido vistas por un 11 por ciento de los menores –más niños que niñas–, siendo la media europea del 14 por ciento. El 37 por ciento de estos niños dijo haberlas visionado en páginas de vídeos. ¿El contenido más común? Vídeos y fotos de personas desnudas, aunque un cinco por ciento afirmó haber visto imágenes de personas manteniendo relaciones sexuales. Eso sí, de los que vieron estas imágenes, llama la atención sólo un tercio afirmó haberse sentido molesto. En cuanto al «bullying», o acoso escolar, un 16 por ciento de los niños encuestados afirmaron sufrirlo tanto «cara a cara» como a través de internet, aunque en este caso la franja se reduce casi al 5 por ciento. Aquí podemos congratularnos si nos comparamos con la UE: un 19 por ciento sufre este acoso en general, mientras que si nos ceñimos a la red, se reduce un 6 por ciento.

«En España hay un menor nivel de incidencia de los riesgos, pero influye el hecho de que los menores tienen un menor nivel de uso», recordó Casado. Por otro lado, un 9 por ciento de los niños españoles reconoció haber hecho «bullying» a otro menor. El porcentaje es del 3 por ciento en aquellos casos que se produjo a través de la red. En el continente encontramos casos preocupantes, como son los de Rumanía y Estonia, donde más del 40 por ciento de los menores han sido acosados.

El «sexting», o envío de mensajes sexuales entre iguales a través del móvil o internet, es uno de los riesgos detectados más recientemente. Un 7 por ciento de los menores reconocieron haberlos recibido.

Los padres, de espaldas a la realidad
- La brecha tecnológica es evidente entre padres e hijos, bien por desconocimiento, bien por desinterés. El 70 por ciento de los menores españoles son conscientes de que saben más de internet que sus padres. Esta realidad, nos sitúa en clara desventaja con el resto de socios de la UE.
- Sobre los menores que afirman haber visto imágenes sexuales, más de la mitad de sus padres dicen que no ha ocurrido (53 por ciento). Además el 17 por ciento de los casos en los que los padres confiesan que no saben si su hijo ha consumido este tipo de material, el chico lo había hecho.
- Respecto al acoso escolar en internet, el 77 por ciento de los padres de las víctimas no sabe nada: El 68 por ciento lo niega  y el 9 por ciento lo desconoce.
- En cuanto al «sexting» o los mensajes sexuales on-line, el 71 por ciento lo desconoce o lo niega y sólo un 29 por ciento es consciente del problema.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies