Los médicos vinculan el aborto al suicidio y la depresión

LARAZON.ES-09/10/2009-R.SERRANO

El «síndrome post aborto» causa un trastorno igual de grave que el que sufrieron «los supervivientes del 11-S»

La Asociación de Bioética AEBI dice que más del 70% de las mujeres que se quitan la vida ha abortado. La Universidad San Pablo CEU celebra un congreso para debatir las implicaciones sanitarias de esta práctica.

«Quienes no tienen la menor noción de lo que es un cigoto y no distinguen un espermatozoide de un hepatocito pretenden convencernos de que en un momento de nuestra vida no fuimos humanos». Con estas palabras presentó ayer la Decana de la Facultad de Medicina de la Universidad San Pablo CEU, Inma Castilla de Cortázar, el VII Congreso Nacional de Bioética, que se celebrará hoy y mañana en Madrid, organizado por la Asociación Española de Bioética y Ética Médica (AEBI) y la universidad. La presentación aludía a la razón de ser de este encuentro: poner en común evidencias científicas sobre los efectos del embarazo y el aborto en la mujer, así como las últimas novedades en diagnóstico y cribado prenatal.
Para ello, decenas de ginecólogos, pediatras, genetistas y biólogos, entre otros expertos, se darán cita en el  Hospital Universitario Madrid Norte Sanchinarro. Bajo el lema de «Bioética Con-ciencia», los científicos expondrán argumentos contra la reforma de la Ley del Aborto, tal y como está planteada por el Gobierno.

Catorce trastornos
Uno de los puntos que centrarán el Congreso es el referido a «cómo cambia el cuerpo y el cerebro tras el aborto». La presidenta de AEBI, la catedrática de Bioquímica de la Universidad de Navarra Natalia López Moratalla, explicó que «existe una comunicación natural entre madre e hijo en el embarazo, y romperla no es natural, por lo que el aborto supone una violencia sobre la mujer». Así lo revelan, aseguró, estudios realizados en todos los países excepto en España, donde «es muy difícil» realizarlos. López Moratalla explicó que el denominado «síndrome post aborto», en efecto, «no existe como tal», como argumentan los defensores de la ampliación de la interrupción voluntaria del embarazo. Ésta es, dijo, la manera coloquial de llamar a los «14 trastornos psiquiátricos que se dan en mayor porcentaje en mujeres que han abortado, sin importar la cultura o la religión a la que pertenezcan».
Entre estas patologías destaca el estrés postraumático. Se trata del mismo trastorno que sufren «veteranos de Vietnam o supervivientes de los atentados del 11-S» y, como prueba, las imágenes de resonancias magnéticas, que muestran cómo el hipocampo cambia de tamaño en las personas que sufren estos síntomas.
Pero el estrés no es la única patología asociada con la interrupción del embarazo. El abuso del alcohol y de otras drogas también es mayor entre las mujeres que han abortado. Incluso, el riesgo de suicidio. López Moratalla aseguró que, de acuerdo con varios estudios internacionales publicados por el Instituto Elliot de Estados Unidos, de las mujeres que se suicidan, entre el 70 y el 80 por ciento había interrumpido un embarazo. Por ello, señaló que «si la nueva ley va a regular el aborto, debería prever también que toda mujer que se someta a esta intervención tenga un seguimiento médico y psiquiátrico posterior».

Rupturas
Además de las consecuencias psíquicas, las expertas que presentaron el Congreso hablaron de las sociales. Entre ellas, destacan los problemas de pareja entre las mujeres que interrumpen su embarazo. La médico de familia Carmen de la Fuente, otra de las ponentes del Congreso, explicó a este periódico que, de acuerdo con un estudio publicado en la revista científica «American Medical Family Practical», las rupturas se disparan tras un aborto.
«Los autores del estudio comprobaron que el 70 por ciento de  las mujeres con pareja que habían abortado, se habían separado de sus compañeros al año siguiente y, en la mayoría de los casos había sido el varón el que había tomado la decisión de romper».
Otro de los aspectos que centrará el Congreso de Bioética será la situación de las técnicas de diagnóstico prenatal en España. Sobre este aspecto, la doctora De la Fuente destacó que los cribados son «orientativos», pues no siempre hay seguridad, sino sospechas de malformación. «No sabemos cuántos niños sanos han sido abortados por este motivo», destacó. Sin embargo, los médicos «sufrimos una presión muy fuerte» para informar a los padres de la posibilidad de someterse a un aborto ante el riesgo de malformación. «A veces, incluso, las matronas se quejan de que esta tarea se les encomienda a ellas».
Por otro lado, señaló que España, junto con Grecia, es el único país europeo en el que no existe la especialidad en Medicina de Genética Humana, lo que dificulta los diagnósticos. Asimismo, explicó que, en el caso de la amniocentesis (un examen que se realiza extrayendo a las embarazadas líquido amniótico para detectar discapacidades como el Síndrome de Down), de 42.000 pruebas realizadas sólo 1.200 resultaron positivas. Y, en cambio, la prueba misma tiene un riesgo de provocar un aborto espontáneo de entre el 1 y el 5 por ciento. Por ello, defendió que estos controles se hagan para diagnosticar y tratar de forma temprana enfermedades, pero no «como una técnica de control de calidad».


Ginecólogos por la vida acude a Sanidad
La plataforma Ginecólogos por el Derecho a Vivir entregará hoy, en el Ministerio de Sanidad y Política Social, un vídeo con ecografías en dos y tres dimensiones de fetos de 12, 13, 14 y 23 semanas de gestación. Según informó esta plataforma, los doctores Sonsoles Alonso (Hospital de Getafe) y Esteban Rodríguez (Hospital de Punta de Europa, Algeciras), serán los encargados de entregar el vídeo en el Ministerio. Además, harán un llamamiento a la profesión sanitaria para que acuda a la manifestación antiaborto del próximo 17 de octubre. Alonso indicó que con el vídeo, que muestra ecografias  reales  de varias pacientes embarazadas, «queremos mostrar la evidencia de que la vida intrauterina es  vida humana».

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies