Las madres que trabajan están más sanas y felices

20MINUTOS.ES-14/12/2011

 Un estudio, que ha seguido a 1.300 madres durante diez años, concluye que las que trabajan presentan un mejor estado de salud.

Además la investigación asegura que tienen menos síntomas de depresión.

Mujeres con trabajo a tiempo parcial interactúan más y mejor con los hijos.

Nos realice o no, el trabajo parecer ayudar a que seamos más felices. Al menos, un nuevo estudio, realizado en Estados Unidos, asegura que las madres que mantienen su trabajo mientras sus hijos crecen y estudian en su primera infancia están más sanas y felices.

Las mujeres que trabajan presentan menos síntomas de depresiónEl trabajo, dirigido por Cheryl Buehler, PhD, profesor de desarrollo humano de la Universidad de Carolina del Norte de Greensboro (EE UU), analizó datos de más de1.300 madres norteamericanas, que fueron entrevistadas poco después del nacimiento de su hijo y a las que se realizó un seguimiento durante los diez años siguientes.

Según el estudio, publicado en la edición de diciembre de la Journal of Family Psychology, asegura que el estado de salud era mejor en las madres que trabajaban a jornada completa o a tiempo parcial. Además, estas mujeres presentaban menos síntomas de depresión.

Mejor a tiempo parcial

Los investigadores de la Universidad de Carolina del Norte también llegaron a la conclusión de que las madres con un empleo a tiempo parcial compatibilizan mejor el trabajo y la crianza de sus hijos que aquellos con un empleo de jornada completa.

Las mujeres con un trabajo a tiempo parcial logran estar taninvolucradas en la evolución de sus hijos en el colegio como lo haría un ama de casa sin otro empleo.

Las madres con satisfacción profesional transmiten ese bienestar al hijoEl estudio también observó que las madres con un empleo a tiempo parcial son más sensibles con sus niños cuando estos están en edad preescolar. De hecho, dicen los investigadores, estas mujeres fomentan más el aprendizaje de sus hijos que aquellas que no tienen empleo y están en el hogar o aquellas que lo tienen a tiempo completo.

Dado que el cuidado diario de los niños es una labor muy exigente, para los investigadores resulta lógico que aquellas madres que salen de casa y trabajan en un ambiente adulto –del que extraen satisfacción profesional y una cierta libertad económica–, se sientan mejor y sean capaces transmitir ese bienestar a sus hijos.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies