Las autoridades sudanesas iberan a la mujer sudanesa condenada a muerte por lapidación

ELMERCURIODIGITAL.NET-06/07/2012

Intisar Sharif Abdallah fue liberada el pasado 3 de julio después de que la corte de Ombada, situada en Kartum, la capital del país, desestimara todos los cargos contra ella por falta de pruebas.
 
La joven, de 20 años, fue acusada de adulterio y condenada a muerte en un juicio injusto. Hasta su liberación, estuvo en prisión junto con su hijo pequeño de cuatro meses. Sus otros dos hijos quedaron bajo la custodia de familiares, quienes tramitaron un recurso de apelación.
 
Durante el juicio, a Intisar no le permitieron acceder a asistencia letrada y no dispuso  de intérprete, a pesar de su limitado conocimiento del árabe -idioma en el que se desarrolló el proceso-, que no es su lengua materna.
 
La acción emprendida por Amnistía Internacional recordaba al gobierno de Sudán que ejecutar a una persona después de un juicio que no cumple las normas internacionales sobre garantías procesales es una violación del derecho a la vida, y que la ejecución de una madre lactante está prohibida por el derecho internacional y por la propia Constitución de Sudán.
 
La organización ha pedido también al gobierno sudanés que suspenda oficialmente  las ejecuciones como paso previo a abolir la pena de muerte -en consonancia con la tendencia mundial y con las resoluciones de la Asamblea General de la ONU- y que conmute todas las condenas a muerte pendientes de ejecución.
 
Amnistía Internacional desea agradecer su apoyo a las casi 80.000 personas que pidieron la suspensión de la ejecución de Intisar a través de la web de la organización (http://www.es.amnesty.org/actua/acciones/sudan-lapidacion-mujer/)
 
Historia de un juicio
 
Éste es el segundo juicio celebrado contra Intisar Sharif , después de que un tribunal de apelación revocara su condena a muerte por lapidación.
 
En el primer juicio, el 13 de mayo , el tribunal de Ombada la había declarado culpable de adulterio y ese mismo día la condenó a muerte. El juicio se basó exclusivamente en las declaraciones de la propia mujer, obtenidas bajo coacción tras recibir una paliza de su hermano. Se le denegó el acceso a representación letrada.
 
Tras la condena, los abogados que la representaban plantearon recursos ante el tribunal de apelación de Omdurman. El tribunal de apelación revocó el 20 de junio tanto la declaración de culpabilidad como la condena, aduciendo que el tribunal de Ombada había conculcado su derecho constitucional a contar con representación letrada. El tribunal de Omdurman ordenó que la causa fuera nuevamente remitida al tribunal anterior, donde debía celebrarse un nuevo juicio.
 
En el juicio celebrado el 2 de julio ante el tribunal de Ombada, los abogados de Intisar Sharif manifestaron que ella se había retractado de las declaraciones realizadas y que negaba todos los cargos. Al día siguiente, el tribunal sobreseyó el caso por falta de pruebas. Intisar Sharif quedó posteriormente en libertad sin cargos el 3 de julio.
 
AI y la pena de muerte
 
Amnistía Internacional se opone a la pena de muerte en cualquier circunstancia y a todos los métodos de ejecución. En concreto la lapidación, concebida para causar a la víctima un gran dolor antes de matarla, es una violación de la prohibición de la tortura contenida en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y en la Convención contra la tortura de la que Sudán es signatario.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies