La presencia de las mujeres en la cúpula de las empresas se estanca

ELPERIODICO.COM-05/09/2011-P.ALLENDE SALAZAR

Apenas el 3,8% de las administradoras son ejecutivas y no hay ni una sola presidenta

Las compañías del Ibex 35 solo incorporan a tres consejeras en un año y seis no cuentan con ninguna

Desaprovechar el potencial talento empresarial del 51% de la población -las mujeres- no puede ser económicamente racional en el conjunto de las grandes empresas de nuestro país». Puede parecer una perogrullada, pero así aparece recogido en el código que dirige el bueno gobierno de las empresas españolas. Un documento, eso sí, que las compañías no están obligadas a cumplir. De hecho, la presencia de féminas en los consejos de administración de las grandes empresas españolas está prácticamente estancada.

Las compañías incluidas en el Ibex 35, las más importantes de entre las cotizadas, solo incorporaron tres administradoras a sus principales órganos de gobierno durante todo el año 2010, según los datos que han comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores

(CNMV). Las 53 consejeras con que cuentan en total estas empresas apenas suponen el 10,5% de los 502 administradores que hay en total.

La aprobación del código de buen gobierno empresarial en el 2006 y, sobre todo, de la Ley de Igualdad en el 2007 generó ciertos avances en la incorporación de la paridad en las cúpulas de las empresas. Así, el peso femenino en los consejos pasó del 5,1% del 2006 al 10,2% en el 2009. El problema es que esa mejora se ha frenado en seco y el año pasado apenas avanzó tres décimas.

SOLO HOMBRES / De hecho, hay seis empresas que en diciembre pasado no contaban todavía con ni siquiera una mujer sentada en su consejo: Endesa, Gas Natural, Iberdrola Renovables, Iberia, Sacyr y Técnicas Reunidas. La filial verde de Iberdrola, de hecho, entró en regresión, porque pasó de tener dos consejeras a no contar con ninguna. En cambio, Bankinter y Gamesa incorporaron a sus primeras administradoras durante el pasado ejercicio.

El código de buen gobierno insta a las compañías, no solo a no poner trabas a que las mujeres alcancen las más altas responsabilidades dentro de su organización, sino a buscar «deliberadamente» e incluir entre los candidatos cuando se produzcan vacantes a mujeres preparadas. Pero las empresas ignoran olímpicamente esa recomendación.

Irónicamente, las siete empresas que no tienen a una sola mujer en su consejo afirman todas no poner trabas a las féminas en los procesos de búsqueda de consejeros. Sin embargo, todas salvo Endesa hicieron uno o varios cambios en la composición del órgano de administración durante el año, con lo que implicitamente indican que no hay ninguna mujer que hayan considerado adecuada para el puesto. Curiosamente, Iberia presume de que una mujer es la secretaria de su consejo desde el 2001 y que, por ocupar este cargo, es la encargada de «velar por el cumplimiento de las normas y recomendaciones de buen gobierno».

RECOMENDACIÓN IGNORADA / De hecho, la CNMV apunta en su informa anual sobre el gobierno corporativo de las empresas del selectivo bursátil que el 42,4% de las sociedades donde la presencia de consejeras es escasa o nula no adoptó en el 2010 las medidas que recomienda el código. Más que el ejercicio anterior, que fue un 40,6%. «Declaran contar con procesos de selección objetivos y que no limitan la presencia femenina, pero no han adoptado procedimientos de búsqueda deliberada de consejeras», denuncia.

De las 27 compañías del Ibex 35 donde hubo cambios en el consejo en el 2010, solo siete aprovecharon la ocasión para ampliar la presencia femenina en el órgano de gobierno: Acciona, Amadeus, Bankinter, Ebro, Enagás, Gamesa, e Iberdrola. El resto no solo no lo hizo sino que en algunos casos incluso redujo el número de mujeres consejeras, como fue el caso de Banesto y FCC, además del ya comentado de Renovables.

Una prueba de que la entrada de mujeres en los consejos de administración es más un reflejo de la voluntad de proyectar buena imagen de las compañías que de una apuesta sincera por la igualdad es que la inmensa mayoría (67,9%) tienen la categoría de independientes. Solo el 26,4% están en representación de algún accionista de peso, y apenas un 3,8% tienen carácter ejecutivo, es decir, son directivas además de administradoras.

En todo el Ibex 35, solo había una consejera delegada al cierre del 2010, que es el primer puesto ejecutivo de una entidad (María Dolores Dancausa, de Bankinter) y cuatro vicepresidentas, pero no había ninguna presidenta. Además, solo 12 consejeras formaban parte de las comisiones ejecutivas (las que llevan el día a día de la actividad de las empresas) y ninguna las presidía.

Otras 12 estaban integradas en la comisión de auditoría y siete de ellas las dirigían. Y 16 estaban en la comisión de nombramientos y retribuciones, que presidían en dos casos.

REPARTO DESIGUAL / Las compañías que contaban con más consejeras eran Criteria y FFC: cuatro cada una. Con tres se situaban Abengoa, Acciona, Iberdrola, Indra y Red Eléctrica, mientras que con dos contaban el Sabadell, Banesto, el Santander, BME, Ebro Puleva, Inditex y Repsol. El resto tenía una o ninguna.

La Comisión Europea amenazó en primavera con imponer una ley cuotas si la igualdad de género no avanza en las empresas, pero luego dio marcha atrás. A este paso, es prácticamente imposible que en el 2015 las mujeres copen el 40% de los puestos de los consejos, como recoge la ley de igualdad. De hecho, al ritmo actual la cota no se alcanzaría hasta poco antes del 2060, según algunas estimaciones.

La hija de Emilio Botín, presidente del Santander, es posiblemente la mujer con más poder del sector empresarial español. Ejecutiva del banco cántabro, dejó el año pasado la presidencia de Banesto para ser la consejera delegada del Santander en el Reino Unido.

La esposa del viceprimer ministro británico fue fichada por Acciona como consejera independiente el año pasado. Cuenta con una gran experiencia internacional tras haber trabajado para la Comisión Europea y el Gobierno británico.

La exconsejera delegada de Línea Directa fue aupada el pasado octubre a ocupar el mismo cargo en la matriz de la aseguradora: Bankinter. Es la única mujer que ocupa el primer puesto ejecutivo dentro de las 35 mayores empresas cotizadas del país.

La principal accionista y vicepresidenta primera del grupo de construcción y servicios FCC, con en torno al 53% del capital, es la única mujer que controla una gran compañía española. Tiene el derecho de nombrar al presidente y consejero delegado del grupo.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies