La fiscalía ve «preocupante» la juventud de los maltratadores y sus víctimas

ELCOMERCIODIGITAL.COM-09/06/2009-R.MUÑIZ (GIJÓN) 

Estos casos «demuestran que los estereotipos machistas siguen implantándose entre las nuevas generaciones», señala Bernal
El Ministerio Fiscal ve «inviable» el nuevo juzgado específico planeado en Gijón porque «pronto llegaría a la saturación»


Ocurrió en Gijón. Un novio se acercó el año pasado al Ayuntamiento y preguntó si podía ausentarse de la boda que tenía programada. Pretendía dar el «sí, quiero» firmando un poder notarial. El motivo es que el interesado tenía una orden de alejamiento de la novia. El pretendiente temía que el juez viera el enlace nupcial como un quebrantamiento de la medida.

El caso aparece en la memoria que ayer publicó el Fiscal Especial de Violencia de Género, Gabriel Bernal del Castillo, con las actuaciones de su departamento durante 2008. Sirve además para ejemplificar hasta qué punto las nuevas leyes contra el maltrato ponen a fiscales y jueces ante conflictos sobre los que no hay jurisprudencia ni antecedentes.

Dentro de esas novedosas situaciones «llama la atención la edad de las víctimas» asturianas, apunta Del Castillo. Entre las 376 diligencias urgentes tramitadas en el Juzgado exclusivo de violencia de género de Oviedo, 80 tenían por agredida a mujeres con menos de 30 años. Hubo cinco casos en los que incluso se trataba de menores de edad maltratadas por hombres «de una acusada juventud».

«Nos parece preocupante el importante número de conductas violentas sobre la mujer en personas de tal edad», lamenta el fiscal. Esas agresiones evidencian que «los patrones y estereotipos machistas arraigan también en generaciones en las que, por su edad, no deberían estar presentes», subraya.

Cada una de esas agresiones tira por tierra la creencia de que el maltrato es cosa de quienes fueron educados antes de la democracia y que los jóvenes de ahora son inmunes a dichas conductas.

Proteger al agresor
El informe de Bernal del Castillo destapa también otra realidad: la de mujeres maltratadas que intentan proteger a su agresor. Los médicos y asistentes alertaron al fiscal de 150 casos de posible maltrato, pero 117 de esas investigaciones tuvieron que ser frenadas «porque la víctima se muestra contraria a la continuación del procedimiento».

La cifra «es sin duda muy elevada, lo que refleja la complejidad del problema de la violencia sobre la mujer», concluye el fiscal. «Es un dato que no debe llevarnos a culpabilizar a la víctima, y sí a reflexionar sobre cómo podemos ser más eficaces», abundó Bernal.

En esa búsqueda de la eficacia una medida que pretende ayudar, como es la creación de un juzgado específico de violencia de género en Gijón, puede acabar siendo contraproducente. Bernal del Castillo señala que el planteamiento de ese nuevo órgano judicial «plantea serias dudas sobre su viabilidad». El motivo es que el Principado pretende que el gijonés asuma los casos de Avilés, Pravia y Villaviciosa; además el juzgado exclusivo que ya existe en Oviedo debería ampliar sus competencias actuales, restringidas a la capital, y asumir los casos que se produzcan en Mieres, Lena, Grado, Siero, Langreo, Laviana y Piloña.

«Es un número demasiado elevado», advierte Bernal, quien vaticina que «probablemente se produciría una pronta saturación de los juzgados exclusivos», lo que va en contra de «la eficaz respuesta que de los mismos se espera». Además, la solución obligaría a las víctimas de las Cuencas «a un desplazamiento largo» hasta Oviedo.

El fiscal defiende que es «más razonable» abrir más juzgados exclusivos o dejar que las causas por maltrato se sigan dirimiendo en los Juzgados de lo Penal.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies