La divinización del cuerpo de la mujer como estrategia comercial

La socióloga Patrícia Soley-Beltran analiza desde un punto de vista crítico el mundo de la moda
DIARIODEIBIZA.ES-31/10/2013-VICENT TORRES

La moda, la publicidad y los modelos, y especialmente el cuerpo femenino, están cargados de estereotipos y de sentido. Esta simbología gana importancia en la sociedad actual, en la que el cuerpo «es un lugar en el que incorporamos normas y reglas de comportamiento. Es un lugar mediante el cual expresamos quiénes somos». Así lo indicó el martes la doctora en Sociología del Género por la Universidad de Edimburgo y exmodelo y presentadora de televisión durante 10 años, Patrícia Soley-Beltran, a los 60 asistentes que se dieron cita en el Club Diario de Ibiza para asistir a la conferencia ´Divinas. El culto al cuerpo como religión fashion´. «En realidad, el culto al cuerpo no tiene nada de superficial», aseveró.

Soley-Beltran aseguró que no le gustaba utilizar las expresiones ´víctima´ o ´tiranía de la moda´, pero sí puso énfasis en la importancia de buscar una «respuesta crítica» frente a la persuasión y el sentido que crean en el imaginario social la publicidad y los gurús de la moda: «Creen [los gurús] en la idea de que existe un espíritu de los tiempos, es el concepto zeitgeist que tienen los alemanes. Es una idea que cala en el inconsciente colectivo, en la que los cuerpos están cargados de valores morales y los modelos simplemente son los contenedores del sentido. Los diseñadores creen que existe una realidad y que ellos tienen acceso a ella», explicó.

La creación de este sentido espiritual en la publicidad se presenta de tal manera que puede llegar a ser totalmente imperceptible por el espectador. «Yo también creí en este mundo», aseguró la socióloga, en referencia a sus años en las pasarelas.

Clásicos y religión
Los publicistas de productos de moda y cosméticos utilizan referencias clásicas y simbología religiosa en los anuncios, lo que confiere al cuerpo un sentido divino que consigue un impacto directo en la mente. Es una especie de nueva religión en la que los cuerpos y la moda sustituyen a los dioses.

«Utilizan una retórica a través de la moda y la belleza que nos indica cómo debemos adorar al fetiche. Son cuerpos cargados de sentido, igual que pasa con las religiones. La imagen es la representación de la idea, no la idea en sí. Se trata de encontrar sentido creando dioses y acabamos creyendo que estos objetos son las ideas», afirmó Soley-Beltran, que mostró a los asistentes imágenes que hacían referencia a ideas clásicas y símbolos religiosos, como la piedad o la Santa Cena.

«La misma idea de cosmética –siguió Soley-Beltran– es la del cosmos, de cómo nosotros ordenamos nuestro mundo. Cuando hablamos de ´arreglarse´, nos referimos a arreglar nuestra presentación, es nuestra manera personal de entender el mundo», explicó. «La moda presenta cuerpos de mujeres que tienen poco de carnales. Buscan recrear valores e imágenes depuradas de los seres humanos, con ideas que remiten a la iluminación o al alma. Para ello utilizan a chicas rubias de ojos azules y sin arrugas», explicó Soley-Beltran, citando un anuncio de Calvin Klein con la modelo Diane Kruger, entre otros».

Un cuerpo masculino diferente
La imagen nívea que presentan los cuerpos esbeltos de las mujeres, que aparecen sin apenas curvas y «etéreos», contrasta con la de los hombres, que son presentados «como imponentes héroes clásicos, con cuerpos robustos y muy musculados». «Se nos proponen la necesidad de parar el tiempo y crean la idea de que está prohibido envejecer», aseguró en referencia a las estrategias comunicativas.

Al final de la ponencia, Soley-Beltran criticó las polémicas declaraciones de algunos gurús del glamour y la publicidad, que promueven la diferencia entre las personas, ya que no todos pueden acceder a esta posición elitista, y algunos valores negativos, como la envidia: «A través de la desigualdad también se crea glamour. Si no hubiera pobres en el mundo quizá no existiría», explicó, aunque matizó que en esencia «no es bueno ni malo». «La respuesta crítica tiene que ser de cada uno de nosotros», añadió como reflexión final. 

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies