La copa del mundo femenina podría hacer tambalear el machismo en Japón

ELPAIS.CR-20/07/2011-TAKEHIKO KAMBAYASHI

La sociedad japonesa no espera grandes cosas de las mujeres: hijos, cocina y quizás previamente un trabajo no muy exigente. Sin embargo, el título mundial conseguido por la selección femenina de fútbol podría cambiar el panorama en una sociedad machista.

Las nuevas campeonas mundiales podrían convertirse incluso en un símbolo para un nuevo Japón.

Una mujer japonesa ha de ser comedida y ceder siempre el campo a los hombres. Así lo ve por lo menos la machista sociedad nipona. Meter balones en un arco, eso no encaja en la imagen.

Durante largos años, las futbolistas estaban a la sombra de los hombres y tenían que luchar contra prejuicios y enemistades, ya que su comportamiento no era acorde a las tradicionales ideas.

Hace pocos años, muchas jugadoras se mantenían con trabajos de media jornada y se entrenaban en su tiempo libre, cuenta Saburo Kawabuchi, de la Asociación de Fútbol de Japón (JFA).

La ambición y la resistencia de las campeonas del mundo son consideradas como ejemplo para muchos, sobre todo después del desvatador terremoto del 11 de marzo.

"Tuvimos éxito porque lo intentamos una y otra vez y nunca nos rendimos", dijo la capitana Homare Sawa en la televisión japonesa.

Muchos confían en que este éxito abra también las puertas a otras mujeres. Pero pese al júbilo, las exitosas atletas no la tienen fácil en una sociedad dominada por los hombres.

Para la feminista Mie Ueda, una destacada activista contra la violencia doméstica, la victoria del once nacional femenino es de gran significado. "Esas mujeres irrumpieron en un dominio que era considerado reservado para los hombres. Con ello queda destrozado por completo el prejuicio de que las mujeres no saben jugar al fútbol".

Hace apenas diez años, el futbol y el béisbol, la modalidad deportiva más popular en Japón, eran considerados dominio exclusivamente masculino. Hoy en día es cosa habitual ver muchachas en pantalón corto para jugar al fútbol.

"El título de campeón mundial demuestra que las mujeres pueden tener éxitos, pero sólo si trabajan de modo constante y duro", dijo Atsuko Himeno, concejal de Iwasuni, una de las regiones más conservadoras de Japón.

En los cargos directivos de empresas en Japón es raro encontrar mujeres. Ahí se mantienen de modo riguroso las estructuras machistas. A más tardar después del primer hijo termina la carrera de la mayoría de las mujeres. Sólo el 1,2 por ciento de los principales managers de las 3.600 empresas en Bolsa del Japón son mujeres.

En el Parlamento constituyen el 10,0 por ciento de los diputados y hasta ahora no ha habido ninguna mujer con un cargo de ministro. En un ranking de 186 países, Japon ocupa un mediocre lugar 121, el peor de todas las naciones industriales.

El triunfo del domingo podría no obstante contribuir a un cambio de ideas, confía Himeno. Un papel más fuerte de la mujer sólo puede ser positivo para Japón.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies