«En casos de violencia de género apenas hay locos»

LAVOZDEGALICIA.ES-20/01/2011-XULIO VÁZQUEZ

Blanca Moreira, Psiquiatra Forense

Sobre Psiquiatras en los tribunales: encuentros y desencuentros históricos versó la conferencia que pronunció ayer al mediodía la doctora Blanca Morera, de San Sebastián. Es especialista en psiquiatría forense y participó en una jornada sobre ese tema, organizada por el Complejo Hospitalario Universitario de Vigo. Contó con una nutrida concurrencia.

¿Ha habido más encuentros o desencuentros en los tribunales?

Hubo fundamentalmente desencuentros. Los psiquiatras, dentro de los tribunales, todavía tratamos de encontrar el punto del lenguaje, en el que jueces, jurados y psiquiatras expertos estemos hablando de lo mismo.

¿A qué se debe?

A que acuden expertos con opiniones muy distintas y la sensación de la opinión pública es que cada uno dice lo que le parece.

¿Los informes psiquiátricos tienen el peso debido?

La sensación que tengo, por mi trabajo en el País Vasco, es que el psiquiatra se gana el respeto en los juicios con su dedicación y de forma progresiva, demostrando que es una persona seria y con una base científica en lo que dice. Incluso, aunque vaya de parte, no siempre tiene que hacer una defensa a ultranza del acusado de turno. A partir de ahí, el juez confía más en la persona que en la propia psiquiatría como disciplina.

¿Algún caso práctico?

Además de hablar de si los peritos forenses han entrado con buen o mal pie en los tribunales a los largo de la historia, también expuse algún caso paradigmático, como fue el del rol, que sucedió en Madrid. Se dio la circunstancia de que participaron ocho peritos, pero no coincidían entre sí más que de dos en dos, dando una sensación a la opinión pública de que alguien se equivoca o no está haciendo bien las cosas. Pero hablé sobre todo de casos históricos y no tanto de los de relevancia mediática.

¿Acaso existe una línea muy fina entre la cordura y la locura?

Efectivamente. En casos tan notorios, como el del rol, se trata de personas con trastornos de personalidad muy graves y están ahí en el borde, por lo que no resulta fácil determinar si son locos. Pero la literatura ha demostrado que son más peligrosos los hombres cabales que los enfermos.

Pero el mal existe, ¿no cree?

Considero que el concepto de maldad existe, pero ya es un término filosófico. Nosotros lo estudiamos desde el punto de vista científico, para saber si determinada patología es un eximente.

¿Y en la violencia de género?

En la mayoría de los casos no está ejercida por personas con trastorno mental y esto lo hemos comprobado. Lo cual no quita que, como hay muchos componentes psicológicos en la violencia, a menudo tenemos que comparecer los peritos. En la semana pasada acudí a un juicio por maltrato psicológico y estábamos citados siete peritos, aunque no coincidimos casi ninguno, porque recibimos una información parcial y nos falta la de la otra parte.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies