El machismo reduce esperanza de vida en los hombres

168.COM.AR-20/08/2009-(LIVESCIENCE.COM) 

Los hombres rudos que creen en ideales de masculinidad se muestran mucho menos propensos a buscar servicios preventivos de atención médica, como un examen de próstata, en comparación con otros hombres.

El nuevo hallazgo, basado en datos de un estudio, revela que dichas creencias de virilidad podrían ayudar a explicar por qué la esperanza de vida de los hombres es menor que la de las mujeres.

En el 2005, la esperanza de vida para las mujeres en Estados Unidos era de un promedio de 80 años, mientras que para los hombres era de aproximadamente 75, de acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

"Esta investigación muestra fuertes indicios de que las creencias de masculinidad profundamente arraigadas son una de las causas principales de mala salud en los hombres, en el sentido de que reducen la probabilidad de buscar los servicios de salud preventiva recomendados", indicó la investigadora del estudio Kristen Springer, de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey.

Así que aunque desempeñar un papel de "hombre verdadero" puede atraer chicas fértiles e incluso ayudar a que alguien sane más rápido de una lesión, mantener la fachada de tipo rudo podría significar evadir el consultorio del médico.

El estudio fue presentado el lunes 10 de agosto en la reunión anual de la Asociación Sociológica Estadounidense, realizada en San Francisco.

Medida machista

Springer y su colega de Rutgers, la estudiante de posgrado en sociología Dawne Mouzon, examinaron datos de 1,000 hombres de mediana edad que participaron en el Estudio Longitudinal de Wisconsin en el 2004. Las investigadoras analizaron las creencias de masculinidad de los participantes, su estatus socio-económico y su cumplimiento con tres procedimientos anuales de cuidado de la salud recomendados para hombres de mediana edad: un examen físico, una vacuna contra la gripe y un examen de próstata.

Para revelar sus niveles de creencias en ideales de hombría, los participantes calificaron ocho artículos en una escala que iba desde "completamente de acuerdo" hasta "completamente en desacuerdo". Estas declaraciones incluían, "cuando un esposo y su mujer toman decisiones sobre la compra de cosas importantes para el hogar, el esposo debe tener la palabra final", y "me molesta cuando un hombre hace algo que considero 'femenino'".

Los hombres que estuvieron más de acuerdo con los ideales machistas mostraron 26 por ciento menos probabilidades que otros participantes de haber recibido un examen físico en el año anterior, casi un 30 por ciento menos probabilidades de haber completado un examen de próstata y casi un 50 por ciento menos probabilidades de haber obtenido los tres servicios de salud preventiva en el año anterior.

Aunque investigaciones previas han mostrado que un estatus socio-económico más alto promueve una mejor salud, el nuevo estudio encontró que ese no era el caso para los hombres con ideales de hombría.

"A medida que se incrementa el estatus laboral entre hombres que tienen firmes creencias de masculinidad, la probabilidad de que busquen atención médica preventiva disminuye significativamente", dijo Springer. "Estos hallazgos ofrecen algunas revelaciones sobre la persistente paradoja del género en la salud, en la cual los hombres tienen una menor esperanza de vida desde su nacimiento en relación con las mujeres, pese a tener recursos socio-económicos más altos".

De hecho, los hombres con empleos de menor estatus y estereotípicamente masculinos, como operadores de maquinaria, choferes de camiones y albañiles, mostraron mayores probabilidades que otros participantes de acudir al doctor.

Por qué no van al médico

Los investigadores sugieren varios motivos por los cuales los hombres con actitudes de macho evitarían una atención médica preventiva. Por ejemplo, hombres con empleos de alto estatus "no quieren sentirse emocionalmente castrados al ponerse en la posición subordinada de ser un paciente", señalan los investigadores. Quizá, añaden, dichos hombres evitan ir al doctor porque tienen los recursos para remediar algún problema de salud resultante.

Además, los hombres con trabajos de mayor estatus ejercen una mayor autonomía y libertad para discrepar con opiniones de autoridad y en ese caso, y del mismo modo, podrían simplemente ignorar recomendaciones de salud, sugieren los investigadores.

Para descubrir la causa y extender los resultados a una población más amplia, Springer dice que el estudio debe ser replicado en una muestra con más diversidad, ya que los participantes en este estudio eran principalmente hombres de raza blanca y de mediana edad, que habían terminado estudios de preparatoria.

Mientras tanto, salvo que las normas masculinas se eliminen por completo, para poder incrementar las probabilidades de que los hombres busquen cuidado preventivo, "podríamos cambiar la idea de masculinidad", le dijo Springer a LiveScience. Por ejemplo, un anuncio de servicio público del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos muestra a hombres vestidos con batas de hospital realizando actividades varoniles, como ayudando a su hijo a arreglar el automóvil, indicó Springer.

LiveScience.com hace una crónica de los adelantos e innovaciones realizados diariamente en la ciencia y la tecnología. Analizamos los errores que frecuentemente aparecen en torno a descubrimientos científicos y damos explicaciones breves y provocativas con un cierto ingenio y estilo. Vean nuestros videos de ciencia, trivias y cuestionarios, y listas de Top10. Únanse a nuestra comunidad para debatir cuestiones polémicas como las células madre, el cambio climático y la evolución. También pueden inscribirse gratuitamente a nuestro servicio de boletines informativos, registrarse para recibir fuentes RSS y comprar gadgets estupendos en la tienda LiveScience Store.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies