El Gobierno recortó la protección a mujeres amparadas por órdenes de alejamiento

DIARIOSUR.ES-17/02/2011-GEMA MARTINEZ

El delegado para la Violencia de Género dice que Eulen denegó por error la solicitud de teleasistencia

En junio del pasado año -casi un mes antes de que Susana Galeote solicitara el servicio de Teleasistencia Móvil-, el desaparecido Ministerio de Igualdad emitió una circular restringiendo el acceso al mismo y anunciando nuevos requisitos de valoración para su concesión, que hasta entonces se hacía de forma automática en todos aquellos casos en los que las mujeres cumplían dos requisitos: no convivir con la pareja y tener una orden de alejamiento en vigor.

 
La circular, firmada por el delegado del gobierno para la Violencia de Género y por la secretaria general de La Federación de Municipios y Provincias (Femp), indicaba exactamente que «en estos momentos, para garantizar una atención de calidad con los recursos de que disponemos, no es posible incrementar el número de usuarias, por lo que las altas no serán efectivas automáticamente. Tampoco se efectuarán altas excepcionales».
 
Según indicó ayer la directora del Área de Igualdad del Ayuntamiento de Málaga, Gemma del Corral, a partir de ese momento, «comenzaron a llegar solicitudes denegadas», un hecho que según dijo no había ocurrido con anterioridad.
 
Una de esas solicitudes denegadas fue la de Susana Galeote. Eso es lo que se puede leer en otro de los documentos aportados ayer por Gemma del Corral, en el que la empresa Eulen, adjudicataria del servicio de Teleasistencia, informa al área de Igualdad, que había tramitado la petición con carácter de urgencia, que deniega la solicitud «a pesar de cumplir con los requisitos de acceso al programa».
 
Error de comunicación
A pesar de esta documentación, ayer, el delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, insistía en que esa solicitud «no fue tramitada, porque faltaba documentación», pero que «por error, la empresa remitió al Ayuntamiento el documento de denegación». En ese documento que supuestamente habría enviado por error, además de denegarle la teleasistencia a Susana Galeote, se la denegaba a dos mujeres más.
 
Lorente también negó ayer que se hubiera producido restricción en la concesión del servicio de teleasistencia, a pesar de que el texto de la circular indica claramente que ya no se van a producir altas automáticas y de que el documento argumente que se van a introducir modificaciones en el programa con el objetivo de «velar por la sostenibilidad futura del servicio», entre otros. En este punto, el delegado del Gobierno para la Violencia de Género argumenta que en julio se dieron 146 altas de este servicio en Málaga.
 
El comunicado interno insiste en que «los recursos públicos deben dirigirse prioritariamente a aquellas situaciones en que son más eficaces. De otro modo, puede darse la circunstancia nada deseable de dejar fuera del servicio a aquellas mujeres que realmente lo precisan». Susana se quedó fuera.
 
Aunque esta misma circular informa de que el servicio de Teleasistencia pasa a llamarse Servicio Telefónico de Atención y Protección a las Víctimas (Atenpro), Lorente mantiene que el mismo «no sirve como medida de protección, sino como medida de recuperación». En este sentido alude a otro dispositivo que sí considera sirve para proteger a la mujer en los casos en los que el agresor pretenda quebrantar la orden de alejamiento: el dispositivo de pulsera GPS para maltratadores.
 
Es en este punto en el único que parecen coincidir en estos momentos Miguel Lorente y la directora del área de Igualdad del Ayuntamiento de Málaga, que ayer por la mañana manifestaba la necesidad de focalizar la lucha contra la violencia hacia las mujeres en los maltratadores: «Hay que vigilarles a ellos, porque los que matan son ellos, y las pulseras y los chips tendrían que llevarlos ellos», aseguró visiblemente indignada.
 
Baile de cifras
Indagar en cuántos dispositivos de estos hay activos en la provincia de Málaga es volver a topar con las contradicciones. Para empezar se produce un importante baile de cifras entre los datos que aporta la Subdelegación del Gobierno y el propio delegado del Gobierno para la Violencia de Género. Así, mientras que fuentes del primer organismo dicen que, a día de hoy, hay siete pulseras activadas, Miguel Lorente afirma que hay un total de 27.
 
El dato, en cualquier caso, resulta ínfimo si se compara con el medio millar de quebrantamientos de órdenes de alejamiento que se produjeron el pasado año en Málaga, según el balance ofrecido a principio de año por la Subdelegación del Gobierno y que se refieren solo a aquellos que fueron detectados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
 
El asesinato de Susana Galeote y los posibles fallos que han podido producirse en torno a este trágico suceso, que este año suma a las estadísticas la víctima número once de la violencia machista en el país, ha suscitado reacciones por parte de responsables políticos de los dos partidos mayoritarios.
 
La diputada nacional del PP Celia Villalobos ha anunciado que solicitará la comparecencia de los ministros de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y de Sanidad, Leire Pajín, porque «este lamentable episodio requiere de una serie de explicaciones. Está claro que algo ha fallado».
 
También la consejera de Igualdad, Micaela Navarro, manifestó que «algo ha fallado», en el caso de Susana Galeote, y afirmó que el Consejo General del Poder Judicial está analizando por qué se ha producido esta muerte. «No se puede permitir que una mujer que denuncia termine siendo asesinada», dijo.
Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies