El 60% de las asesinadas convivía con su maltratador

PUBLICO.ES-31/07/2009-PATRICIA RAFAEL

Ocho de cada diez víctimas no había denunciado a su agresor, según el CGPJ

Seis de cada diez víctimas mortales por violencia de género vivían con sus asesinos. Casi ocho de cada diez no habían denunciado previamente a sus maltratadores. Así se desprende de un estudio del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en el que se han estudiado todas las sentencias dictadas en 2007 por homicidios y asesinatos relacionados con la violencia machista y doméstica. En total, 35 fallos repartidos en los tribunales con jurado y en las audiencias provinciales sobre hechos cometidos hasta 2006.

Los casos en los que se mantenía la convivencia suponen un incremento del 18% con respecto al informe realizado el año anterior sobre las 33 sentencias dictadas en 2006. En 14 de los fallos emitidos en 2007 un 40% del total no existía convivencia de pareja o se había acabado. En el informe, hecho público este jueves, se subraya que "se mantiene un elevado porcentaje de supuestos en que los hechos criminales se producen una vez materializada la ruptura sentimental".

Para la presidenta del Observatorio, Inmaculada Montalbán, el hecho de que en la mayoría de los casos no existieran denuncias previas pone de manifiesto que las víctimas siguen sin detectar "la peligrosidad que implica los malos tratos". En el estudio se destaca además la necesidad de "trabajar en la sensibilización social sobre modelos de relación igualitarios entre varones y mujeres". Y se añade: "Hay que dotar a las mujeres de específicas habilidades para detectar comportamientos contrarios a aquellos [a las relaciones de igualdad], que les permiten anticiparse a la acción criminal desplegando así la efectividad de las medidas de protección y sanción establecidas".

Muertes con arma blanca
El arma blanca sigue siendo el mecanismo más utilizado en los casos de violencia de género y está presente en el 48,1% de las sentencias estudiadas. El total de cuchilladas asestadas, según se desprende de los hechos probados, asciende a 170, lo que supone que en cada caso, el arma blanca se ha usado una media de 12, 8 veces. Si se comparan estos casos con los ocho casos que se refieren a violencia doméstica en todos ellos una mujer fue condenada por matar a su pareja o ex pareja se observa que la media de puñaladas (mecanismo empleado en cinco casos) desciende a una vez.

En cada caso, el arma blanca se ha usado una media de 12, 8 vecesMontalbán explica que lo que demuestran los datos sobre los métodos usados en los crímenes por violencia de género "es una especial intencionalidad, en los que se quiere causar un dolor añadido y los datos demuestran que los tribunales aprecian este ensañamiento". En este sentido, el informe también destaca "el significativo" aumento de los casos en los que el agresor mata a su pareja directamente con sus manos, lo que supone un incremento del 6,8% con respecto a las sentencias analizadas del año anterior.

En el 77% de los fallos por violencia de género, el tribunal no apreció la eximente o atenuante de consumo de drogas y alcohol o alteración psíquica. "Demuestra que estos actos no son causados por enfermos mentales sino que son intencionados", indica Montalbán.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies