El 36% de las mujeres españolas mayores de 65 años pueden padecer osteoporosis

EUROPAPRESS.ES-27/05/2012

Expertos en osteoporosis han avisado de que más del 36 por ciento de las mujeres españolas mayores de 65 años puede padecer esta enfermedad que afecta especialmente a los huesos al llegar la menopausia y cuando, de forma relevante, desaparece la concentración de estrógenos en la sangre. Un hecho que da lugar a una disminución de la densidad ósea, debilitación del hueso y eventual fractura del mismo.

Estos datos se han dado a conocer en las Jornadas de Formación en Osteoporosis, que organiza la Generalitat Valenciana y en las que colaboran Pfizer y Almirall, y que tiene como objetivo formar a profesionales sanitarios, tanto de Atención Primaria como de aquellos que se encuentran en oficinas de farmacia, en prevención, diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad.

Según ha comentado el jefe del Servicio de Ginecología del Hospital San Pablo de Barcelona, Joaquín Calaf, generalmente esta dolencia se desarrolla con el transcurso de muchos años, habitualmente de manera indolora, de modo que las mujeres no saben que la padecen, hasta que se fracturan un hueso. Este hecho, ha proseguido el experto, es un inconveniente a la hora del tratamiento ya que las pacientes se sienten poco motivadas a seguirlo. 

Asimismo, Calaf ha recordado la importancia que tiene para disminuir y evitar esta enfermedad, y en consecuencia ahorrar costes al sistema sanitario, que los pacientes conozcan esta enfermedad, se preocupen por sus huesos y sigan su tratamiento adecuadamente. En este sentido, ha avisado de que la fractura de huesos como consecuencia de esta patología es una causa importante de gastos para la sanidad ya que es invalidante, implica cirugía costosa, cambia la calidad de vida e incrementa la mortalidad.

EL TRATAMIENTO HA VARIADO EN LOS ÚLTIMOS AÑOS

Si bien el tratamiento para curar y prevenir esta enfermedad ha variado a lo largo de los últimos años, el principio siempre ha sido el mismo: disminuir y evitar la reabsorción y el remodelamiento del hueso debido a que es un proceso en el que éste se recambia de una forma continuada. Para ello, hay una alternativa para cada mujer en cualquier momento del periodo postmenopáusico y el tratamiento puede ser personalizado.

Asimismo, en un principio se utilizaban los estrógenos, que en la actualidad han quedado en un segundo plano, reservados únicamente para mujeres con sintomatología climatérica. Más adelante aparecieron los bifosfonatos, pero su utilización a largo plazo está siendo cuestionada. Este hecho se debe a que, según ha detallado Calaf, se ha comprobado que la ausencia de recambio de hueso le hace perder calidad y por lo tanto puede incrementar el riesgo de las fracturas atípicas.

Sin embargo, actualmente se utilizan los 'SERMs' en el tratamiento y prevención de la osteoporosis ya que actúan con el mismo mecanismo de los estrógenos sin ser hormonas. En concreto, se utilizan desde hace diez años en el tratamiento y prevención de la osteoporosis, pero han ido evolucionando hasta la actualidad, con moléculas nuevas capaces de ofrecer simultáneamente una protección tanto del hueso como del endometrio y la mama.

"Los bifosfonatos y el ranelato de estroncio siguen teniendo su lugar con las precauciones antes señaladas y aparecen también nuevos productos biológicos que imitan a una hormona llamada osteoprotegerina que mimetizan también el mecanismo normal de protección ósea", ha señalado este experto.

Por su parte, el coordinador del Plan de Prevención y Control de la Osteoporosis de la Comunitat Valenciana, Joan Quiles, ha asegurado que además del tratamiento, que ha de estar adecuado para cada mujer, todas deben llevar a cabo determinadas pautas de prevención para evitar esta enfermedad, o retrasar su aparición.

En este sentido,, Quiles ha destacado la necesidad de tomar una cantidad adecuada de calcio y de vitamina D, porque resulta fundamental para la salud del hueso; realizar actividad física, por el beneficio que supone el estrés al que se somete el hueso cuando se hace deporte para que el calcio se fije al hueso; y evitar todos aquellos hábitos como el tabaquismo, la ingesta alta de café, una dieta deficitaria en proteínas, que hacen que se pierda calcio de los huesos.

II PLAN DE PREVENCIÓN DE LA OSTEOPOROSIS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA

Con el objetivo de implementar estrategias sanitarias y cambios que promuevan comportamientos saludables para mejorar la salud ósea de la población, se ha creado el II Plan de Prevención de la Osteoporosis de la Comunidad Valenciana.

El Plan presenta un enfoque integral de este problema de salud estableciendo acciones de promoción de estilos de vida saludables, de prevención primaria de la osteoporosis, de prevención secundaria, de prevención de fracturas, monitorización y de investigación.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies